▷ Talasofobia: Qué es y como superar la fobia al mar + ¡Test!
talasofobia

Talasofobia: Qué es, test y como superar la fobia al mar

La talasofobia o fobia al mar es un tipo de fobia qué consiste en tener un miedo irracional extremo al mar y al fondo de este. En este artículo vamos a conocer cuáles son sus síntomas, sus principales causas y cuál es el tratamiento para superar esta fobia.

¿Que es la talasofobia?

Como te decía antes, la talasofobia consiste en un temor irracional al mar. La talasofobia es un tipo de fobia específica qué afecta a unas pocas personas, y por tanto cómo es considerada una de las fobias raras.

En algunos casos, la fobia al mar y a sus profundidades se debe acontecimientos traumáticos vividos durante la infancia que han dejado un recuerdo emocional impactante.

La talasofobia o thalassophobia, es un término qué proviene del idioma griego y está compuesto por dos conceptos thalassa y Fobos. Thalassa hace referencia al mar y Fobos, al miedo, lo común en todas las fobias.

No obstante, este miedo irracional al mar también puede tener una explicación evolutiva, ya que nuestros antepasados tenían al mar, por ejemplo, durante la Edad Media.

¿Miedo al mar o a la profundidad del océano?

El miedo al mar no tiene tanto que ver con el miedo a ahogarse, si no con la falta sino con la falta de control de lo que hay en el fondo. Esa incertidumbre de no poder saber que hay en las profundidades, es verdadero motivo de la ansiedad. Estas son algunas de las ideas más recurrentes del miedo a las profundidades:

  • Temor a que aparezca un tiburón tú otro animal marino peligroso.
  • Temor a que aparezca alguien debajo de agua y lleve a cabo algún acto punitivo.
  • Otro miedo irracional es el temor a que se forma un remolino de agua bajo la superficie y que esté nos arrastre hacia dentro del mar.
  • Un temor inespecífico objetos punzantes restos de residuos otros, qué pueden causar algún tipo de daño.

Síntomas de la fobia al mar

Cómo ocurren todas las fobias, los síntomas habituales son la ansiedad, experimentar crisis de pánico y una gran sensación de temor o miedo. Estos síntomas de carácter emocional, pueden convertirse también en síntomas físicos como por ejemplo: Mareos, taquicardias, náuseas, hiperventilación, parestesias, etcétera.

Cómo es común hala al resto de fobias, la persona es consciente cuándo acaba el temor, de lo irracional del mismo. Es decir, cuando la persona no tiene ansiedad reconoce que sus miedos carecen de sentido, sin embargo, no puede evitar sentirlos.

La fobia suele llevar a la persona a evitar hacer algunas actividades relacionadas con el mar, incluso, acercarse a él. Depende el grado de la fobia, las personas que la padecen poder experimentar pánico cuando el agua les cubre demasiado, simplemente con pisar la orilla del mar y en los grados más extremos, viéndolo.

La Sociedad Española de Psiquiatría ha demostrado en numerosos estudios qué es lo que mantiene la fobia, es la evitación. Es decir con talasofobia, la ansiedad que sienten las personas con talasofobia les lleva a evitar cualquier estímulo similar al mar, esto es lo que hace que la fobia se vaya cronificando.

Fobia a la playa

Algunas personas que tienen un problema de talasofobia severo, puedes incluso desarrollar fobia a la playa, ya que no pueden ver ni acercarse tan cerca del mar. En estos casos,el tratamiento debe ser mucho más progresivo.

¿Tienes alguna fobia?.

En este artículo te cuento algunas de las fobias más raras que existen

Test de talasofobia

Recuerda que ningún test online puede ser sustituto del juicio clínico de un prodesional. Para poder certificar que sufres talasaofobia, debes contactar con un especialista en salud mental. Él o ella será quién emita el diagnóstico y te podrá brindar la ayuda pertinente y no ningún test online de talasofobia.

Mientras tanto, te dejo tres preguntas de screening, es decir, que te pueden orientar respecto a si tienes fobia al mar. Si tu puntuación es mayor a 7 puntos, es bastante probable que si y en ese caso la mejor idea es contactar con un psicólogo:

  • Totalmente en desacuerdo=1
  • Totalmente de acuerdo=5

Causas de la talasofobia

Las causas para este miedo pueden ser ilimitadas. Si no ha habido una experiencia evidente de trauma con respecto al mar, cómo podría ser haber visto a alguien ahogarse o haber sufrido un susto en el mar durante la infancia, la razones pueden ser de carácter más inconsciente.

Lo más común es que las personas que sufren talasofobia hayan vivido alguna experiencia negativa en el pasado, sin embargo, a veces las fobias adquieren una forma simbólica de otros miedos, cómo por ejemplo, la sensación de falta de control sobre la propia vida.

Otras fobias al agua relacionadas

La talasofobia no es la única fobia relacionada con el mar o el agua. Existen algunas otras tipos de fobias que también lo están:

  • Aquaphobia o hidrofobia: Está fobia consiste en un temor irracional a cualquier tipo de contacto con el agua, evitando los casos más graves, el contacto directo con el líquido.
  • Batofobia: En este caso la razón por la que se experimenta pánico se debe a la sensación de profundidad y verticalidad. Es muy común que está fobia ocurra en espacios como el mar un embalse y no en una piscina. La razón de esto es que una piscina retener una profundidad más limitada. La principal diferencia entre la talasofobia y la batofobia radica en qué la primera ocurre estrictamente en el mar y la segunda no necesariamente, es posible experimentar una sensación parecida en lo alto de una montaña.
  • Potamofobia: Esto es una tipo de fobia especifica poco frecuente, qué consiste no te molesto irracional a rios, manantiales y todo tipo de corrientes.
  • Cimofobia: A diferencia de la talasofobia, la cimofobia no consiste en un temor irracional a la profundidad si no, en un temor irracional al movimiento. En concreto, al movimiento de las olas del mar.
  • Ablutofobia: Esta es una de las fobias relacionadas con el agua más incapacitantes, ya que en este caso el temor es el contagio mediante el agua de grifos, aseos, ducha, etc.

Cómo superar la fobia al mar: Tratamiento

El tratamiento para la talasofobia es el mismo que para cualquier otra fobia. Antes de autodiagnosticarte, lo más sensato es acudir a un profesional que me está un diagnóstico certero, ya que a veces los trastornos psicológicos pueden ser otros, por ejemplo, un trastorno obsesivo compulsivo.

El tratamiento más eficaz para las fobias es la terapia cognitivo conductual, en concreto la desensibilización sistemática.

Si antes decíamos que lo que cronifica la fobia es la habitación, para superar la talasofobia tendremos que progresivamente exponernos al estímulo fóbico: El mar.

La desensibilización sistemática es una forma de ir enfrentando estímulos de creciente ansiedad, según se van superando los anteriores.

Para ello, se planifica como va a ser la sucesión de estímulos y se trabajan técnicas de regulación emocional para poder afrontar las situaciones que se plantean.

En ocasiones, es posible combinar la terapia psicológica con la terapia farmacológica. La administración ansiolíticos pues servir como fuente de apoyo para calmar los nervios y poder afrontar la situacion ansiogena.

Trauma y EMDR

En el caso de que sí que haya una experiencia traumática previa, relacionada o no con el mar, es posible que sea necesario el empleo de otras técnicas terapéuticas como por ejemplo puede ser el EMDR.

El EMDR es una técnica que ayuda a nuestro cerebro asociar ir reprocesar los eventos traumáticos del pasado. Es una técnica que ha demostrado ser efectiva en el trastorno estrés postraumático.

Si necesitas más información sobre la talasofobia o estás buscando soluciones para ella, puedes contactar sin compromiso y estaré encantado de orientarte.

Referencias bibliográficas:

Tortella-Feliu, M., & Fullana, M. A. R. (1998). Una revisión de los estudios retrospectivos sobre el origen de las fobias específicas. Psicología conductual6(3), 555-580.