Test trastorno de personalidad por evitación: ¿tiene cura?
trastorno de personalidad por evitacion test

Test del trastorno de personalidad por evitación: ¿Tiene cura?

El trastorno de personalidad por evitación es uno de los trastornos de personalidad que mas desapercibido pasa, lo cual no quiere decir que no pueda llegar a ser muy incapacitante y generar mucho sufrimiento.

En este artículo vamos a conocer sus principales diferencias con la fobia social y además de explicarte en qué consiste, al final del artículo encontrarás un test sobre el trastorno de personalidad por evitación.

¿Qué es el trastorno de personalidad por evitación?

El trastorno de la personalidad evitativa cómo el resto de trastornos de la personalidad, configura un patrón en cuánto a la forma de sentir, pensar, y comportarse. Lo que caracteriza al trastorno de personalidad es la rigidez.

Dicho de otro modo, todas las personas podemos tener rasgos evitativos, lo que convierte esto en un trastorno, es cuando la parte evitativa conforma parte central de la forma de ser de dicha persona.

Menudo trabalenguas, ¿no?. Voy a tratar de explicarlo de manera más sencilla.

La emoción que acompaña a la persona con un trastorno de personalidad evitativa es el miedo, en concreto, el miedo a sentir. Las personalidades evitativas suelen tener una baja tolerancia a las emociones desagradables, o al menos, así lo sienten.

Por esta razón, evitan todo tipo de situaciones que puedan provocárselas: trabajos difíciles, relaciones íntimas, conflictos con otras personas, étc.

De hecho, los famosos mentirosos compulsivos son en realidad en la mayoría de ocasiones, personas evitativas que han aprendido a decirles a los demás lo que quieren oír a fin de evitar posibles encontronazos o generar mal estar en las otras personas.

Lo que te explicaba anteriormente, es que todas las personas podemos comportarnos de manera evitativa en un momento dado. Por ejemplo, no acudir a una entrevista de trabajo por miedo a no estar a la altura.

Sin embargo, la persona con un trastorno de personalidad por evitación mantiene una pauta evitativa estable en su vida, que incluso organiza su forma de entender la vida y el mundo que le rodea.

Este tipo de trastorno de personalidad, suele confundirse con el trastorno de personalidad esquizoide. Aunque ambos rasgos suelen aparecer conjuntamente.

¿Cuál es la diferencia entre fobia social y trastorno de personalidad por evitación?

El trastorno de personalidad por evitación también suele confundirse con la fobia social. Si es bien es cierto que las personalidades evitativas suelen tener problemas de ansiedad social, la persona con un problema de fobia social no tiene porque tener un trastorno de personalidad.

En la fobia social el problema se encuentra focalizado en la interacción con otras personas, mientras que en el trastorno de personalidad evitativa no.

Test fobia social.

¿Crees que puedes sufrir ansiedad social? ¡Haz el test y sal de dudas!

Ejemplos de famosos con trastornos de personalidad evitativa

No podemos saber a ciencia cierta que famosos tienen o han tenido un trastorno de personalidad por evitación. Las claves para poder vislumbrar esta cuestión es fijarnos en su actitud ante los medios públicos.

Generalmente, las personas evitativas son bastante tímidas y asustadizas. Aunque pueda parecer lo contrario, un ejemplo de personalidad evitativa seguramente podría haber sido Michael Jackson, quien a pesar de su aparentemente “histrionismo”, siempre aparecía escondido o tapado con máscaras.

Un ejemplo aún más evidente es el de Bob Dylan, quién al comienzo de su carrera en solitario salía a cantar con los ojos cerrados.

¿Tiene cura la personalidad evitativa?

Cuando hablamos de trastornos de personalidad no tiene sentido hablar de cura, ya que la personalidad no es algo que sea “curable”. De lo que se trata es de adaptación.

No pasa nada por ser una persona miedosa. De hecho, las personalidades evitativas suelen tener una extrema sensibilidad, razón por la cual la vida en cierta manera les supera y desborda.

El objetivo es dar las herramientas para poder funcionar y tener una buena calidad de vida.

Cómo superar un trastorno de personalidad por evitación

Superar un trastorno de personalidad por evitación pasa por autoconocerse, detectar el problema y autogobernarse.

Cómo decía antes, no pasa nada por ser como sé es. El problema viene cuándo esto trae daños y colisiones en el aspecto laboral, en las relaciones y en la satisfacción general de la persona.

Seguramente, la persona que tiene una personalidad evitativa tendrá que aprender habilidades de afrontamiento y regulación emocional, además de ser capaz de someter su pensamiento a prueba para detener las consecuencias catastróficas en las que piensa y después no suele ocurrir.

A veces, es necesario hacer una terapia de exposición al dolor. Esto no quiere decir pillarnos un dedo con la puerta, si no, ir afrontando diferentes situaciones que provocan mal estar para aprender a tolerarlo.

Test de trastorno de personalidad por evitación

0 votos, 0 promedio
90

1 / 7

Intento evitar por todos los medios las relaciones personales donde se genere cierta intimidad.

2 / 7

Tengo miedo a que se rían de mí o me tomen el pelo.

3 / 7

Pienso mucho en todo lo que digo y hago cuando estoy con otras personas. Me analizo mucho.

4 / 7

Miento a menudo cómo manera de evitar problemas.

5 / 7

Siempre que puedo trato de evitar asumir responsabilidad en el trabajo o en otras áreas de mi vida.

6 / 7

Tengo muy baja tolerancia a la crítica de las demás personas hacia mí.

7 / 7

Me cuesta mucho decir lo que realmente pienso y quiero.

Tu puntación es

Referencias bibliográficas:

  • Robles-Ortega, H., Mata-Martín, J. L., Sánchez-Barrera, M. B., Vera-Guerrero, M. N., Pegalajar, J., Mezcua, A., … & Vila, J. (2016). Coocurrencia de trastornos de personalidad en pacientes con trastornos de ansiedad. Revista de psicología (Santiago), 25(1), 01-17.
  • Martínez, E. (2010). Comprensiòn Existencial del trastorno evitativo de la personalidad I. Revista Vanguardia Psicológica Clínica Teórica y Práctica, 1(2), 123-146.
  • Ruiz, E., Salazar, I. C., & Caballo, V. E. (2012). Inteligencia emocional, regulación emocional y estilos/trastornos de personalidad. Psicología conductual, 20(2), 281. Dispone aquí.