dinamicas para superar el duelo

5 dinámicas para trabajar el duelo y poder superarlo

Experimentar la pérdida de un ser querido es una experiencia que creemos no vamos a superar, algunos pueden pensar que ya no tiene sentido la vida así. Aunque es difícil, es posible avanzar y recordar sin dolor al ser querido.

Lo puedes lograr con ayuda de las 5 dinámicas para trabajar el duelo y poder superarlo.

¿Qué es el duelo?

El dolor no discrimina, es universal. En algún momento de la vida nos encontraremos con el dolor. Ya sea por la pérdida de un trabajo, la muerte de una persona querida, el fin de una relación u otro evento que altera la vida.

El dolor no sigue ningún orden o cronograma, es personal. Puede que te enojes, llores, te sientas vacío, retraído, o que tengas otras emociones. Ninguna de estas expresiones es incorrecta, pues cada persona sufre de forma diferente. Sin embargo, hay algunos aspectos que coinciden y son las etapas o fases del duelo.

Las fases del duelo

Las fases del duelo no presentan un orden, puede que experimentes primero la ira, o la depresión, o una diferente. Por lo que no debes preocuparte si no te identificas con las siguientes etapas.

  • Negación

El dolor te puede hacer sentir abrumado y cuando estás así o tienes otros sentimientos intensos, es usual que no respondas ante ellos y que prefieras fingir que la pérdida no está sucediendo. Al negar la situación tienes más tiempo para asimilar la noticia y procesar. Es una práctica muy común para defenderse de la realidad, pues adormece la intensidad del dolor.

Sin embargo, no puedes negarlo por siempre. En algún momento saldrás de la etapa de la negación, y regresarán todas las emociones que reprimiste. Esto es difícil, pero hace parte del viaje del dolor.

 

Plantillas IG

 

  • Ira

La negación se consideraba un mecanismo de defensa, pero la ira es como un efecto de encubrimiento. Esto se debe a que el enojo esconde todo el dolor y las emociones con las que cargas.

Y esta ira se puede redirigir a otras personas, quienes no tienen la culpa de lo sucedido. Puedes desquitarte con la persona que falleció, tu pareja, tu familia, o alguien en el trabajo. También es posible que sientas odio hacia algún objeto relacionado.

Seguramente tu parte racional es consciente de que el objeto del enojo no tiene culpa alguna, pero lo que sientes es tan intenso que no te das cuenta.

La ira también puede estar disfrazada de otros sentimientos como el resentimiento o la amargura, porque es posible que se trate de una furia que aún no está definida.

Algunas personas tienden a tardar en esta etapa, pero con el tiempo la ira disminuye y vuelves a pensar con claridad y a sentir lo que escondías.

  • Negociación

Ante las emociones intensas algunos se sienten indefensos y vulnerables durante el duelo. Por esto podrían buscar formas de tener el control en la situación, y poder decidir como va a resultar todo. En esta etapa de negociación, te vas a encontrar analizando eventos de “qué pasaría si.”

También es común que los que son religiosos acudan a hacer un trato con Dios o su ente superior. Un trato en el que el dolor va a desaparecer y vas a estar curado de nuevo. La negociación es una forma de defensa contra el dolor, sirve para posponer la confusión y la tristeza.

  • Depresión

Las etapas del enojo y la negociación son muy activas, eres consciente de que sientes enfado o que tratas de hacer un negocio. Sin embargo, la depresión es más pasiva, puede que no te des cuenta de que estás en esta etapa.

Al iniciar el proceso de duelo algunos prefieren huir de las emociones para estar un paso delante de ellas. Pero en esta fase, se recomienda trabajar esos sentimientos de una forma saludable. En ocasiones es más fácil si se pasa un tiempo aislado de los demás para afrontar la pérdida.

Superar la depresión no es fácil, ni hay unas pautas exactas para hacerlo. Es algo complicado y difícil, te puedes sentir confundido, pesado y brumoso. Casi todas las personas experimentan depresión, y si sientes que no puedes superar la fase, es importante que un terapeuta te ayude.   

  • Aceptación

Aunque suena como un término positivo, la aceptación no es una fase libre de dolor. En este punto ya has aceptado la pérdida, y como influye eso en tu vida. A partir de esto, intentas volver a la normalidad.

Aunque aún puede haber tristeza, ya no sientes lo mismo que antes; estás mejor. Ha cambiado la forma en que ves y sientes muchas cosas. La aceptación es reconocer que hay varios días buenos, y que es normal que también haya días malos.

Esto sólo es el comienzo

Si te gusta la psicología, comprender mejor las relaciones personales y darle un poquito al coco, te animo a que te unas a la newsletter más sincera y personal. Recibirás en tu mail, aprendizajes que obtengo en mi día a día trabajando con otras personas. Prometo no ser muy pesado 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

3 dinámicas para superar el duelo en adultos

  • Meditación

Para superar el dolor es necesario no ignorarlo. Meditar sobre la pérdida significa que te tomes un tiempo a solas y en tranquilidad para reflexionar sobre cómo te hace sentir la pérdida, en qué afecta tu vida. En este momento solo es importante escuchar al corazón, no debes analizar el porqué de la pérdida.

La meditación la puedes practicar en cualquier lugar que te sientas cómodo, a la hora que quieras. No necesitas de ningún elemento especial, pero si quieres añadir música de fondo o incienso, lo puedes hacer. Lo más importante es que el lugar sea tranquilo.

  • Grupo de apoyo

Un grupo de poyo para el duelo sirve para que converses con más personas que están pasando por una situación similar. Esto sirve como ayuda para avanzar, pero no se trata de comparar el dolor de cada persona, ya que no debe ser el mismo.

Se trata de compartir con los demás lo que sientes y conocer su perspectiva, saber lo que ellos han hecho para sobrellevar la pérdida. Puede que consigas un buen amigo, que recibas un buen consejo, o que el simple hecho de realizar una nueva actividad te ayude.

  • Cuida tu salud física

Algunas personas descuidan su cuidado personal cuando están muy tristes, pero no olvidemos que el cuerpo y la mente están conectados. Si estás saludable físicamente es más fácil sobrellevar de una mejor forma la situación emocional.

El estrés y la fatiga son comunes, y se pueden combatir con una buena alimentación, suficientes horas de sueño y haciendo ejercicio. Evita las drogas y el alcohol para desaparecer el dolor del duelo, o sentirse mejor.

2 actividades para manejar el duelo en adolescentes

  • Crea recuerdos

Es bueno dedicar tiempo a crear recuerdos positivos del ser querido, esto ayuda al joven a procesar el dolor de forma saludable.

Lo mejor es utilizar objetos simbólicos, como joyas para contar la historia sobre la persona. Hay amuletos que pueden reflejar los rasgos de personalidad, pasatiempos o características especiales del ser querido para hacer un brazalete con ellos.

No necesariamente debe ser un brazalete, puede ser lo que tu quieras. La ventaja del brazalete es que lo puedes utilizar cuando quieras estar más cerca del ser querido.

  • Escribe una carta de despedida

Una carta de despedida sirve para transmitir pensamientos y mensajes finales al ser querido. En ella pueden encontrar la liberación terapéutica de todos los sentimientos que no habían podido expresar antes. Aunque es difícil, ayude hacer tangible el dolor.

Por medio de la carta se tiene la oportunidad de hablar de nuevo con el ser querido, y decirle todo lo que no se les dijo cuando estaban con nosotros. Es importante despedirse en la carta, dar ese último adiós, que en casos de muerte accidental o repentina no se puedo dar.