7 ejemplos de barreras de comunicación y cómo trabajarlas
barreras de comunicacion

7 ejemplos de barreras de comunicación y cómo trabajarlas

Tener una buena comunicación es una necesidad para tener buenas relaciones en todos los ámbitos, laboral, sentimental y demás. Pero solemos cometer repetidamente ciertos errores, nos imponemos barreras.

Conoce qué son y ejemplos de barreras de comunicación, y cómo superarlas. Si quieres profundizar sobre el tema, te recomiendo visitar el sitio web de Sferamind.

¿Qué son las barreras de comunicación?

A las barreras de la comunicación también se le conocen como interferencias, y son obstáculos que interfieren en la llegada de un mensaje.

Cuando la idea pasa por esta barrera se puede desvirtuar o distorsionar, y no llega el contenido original a la otra persona. La interferencia se encuentra entre el receptor y el emisor del mensaje.

Las barreras de la comunicación se dividen en varios tipos, pueden ser semánticas, psicológicas, fisiológicas, físicas y administrativas. Aunque tienen características que las diferencias, todas representan un obstáculo.

Los mensajes sin sentido, incongruentes, distorsionados, deformado o alterado se deben a las barreras de comunicación que encontrarás a continuación.

7 ejemplos de barreras de comunicación

  • No escuchar

El no escuchar es la barrera más problemática en la comunicación. La base de las relaciones humanas es la de comunicarse, y para esto se debe escuchar. ¿Cómo? Para aprender a escuchar se inicia por aprender a callar, solo estar en silencio.

Si lo piensas detenidamente, muy pocas veces escuchamos de verdad. En el dialogo, al mismo tiempo que la otra persona está hablando, estamos pensando qué responder al combate verbal. O a veces escuchamos solo las partes que más nos convienen.

Escuchar no se limita a captar las palabras, es comprender las señales, situaciones, el lenguaje no verbal y lo que no se dice. Para tener relaciones humanas estrechas e íntimas necesitas desarrollar la sensibilidad.

La clave para enriquecer las relaciones humanas es hablar menos y escuchar más. Tal vez no es coincidencia que tengamos una sola boca, pero dos orejas.

  • El prejuzgar, adivinar, suponer.

Prejuzgar es anticiparse a los hechos y juzgar antes de tiempo, ignorar la realidad objetiva y aceptar la realidad neurótica que cada uno crea. Sucede lo mismo con el suponer y adivinar, con propias construcciones que no nos dejan ver tal cual son las personas, la realidad.

Un error común es ver a la persona por como fue en el pasado y no por el ahora. La realidad es cambiante y evolutiva, no puedes asumir que después de un año la persona sigue siendo la misma.

El suponer, adivinar y prejuzgar son las formas de crear separaciones y complicaciones entre las personas.

  • Las actitudes negativas, la subjetividad

En las relaciones sociales tenemos disposiciones como las actitudes hacia las personas o las cosas. Si las actitudes son positivas, como la servicialidad, tolerancia, la escucha y demás, se facilitan las relaciones.

Por el contrario, cuando las actitudes son negativas, representa un gran impedimento para el acercamiento y comunicación con las personas. En este caso, se genera un limitante para la relación, y al mismo tiempo son proyecciones de la persona que se está comunicando.

  • La superficialidad

La superficialidad es muy notoria en las conversaciones de temas intrascendentes, frívolas, en programas de radio o televisión de escaso valor formativo.

Esto crea una desolación psicológica, una pobreza mental que limita las posibilidades de que la relación sea profunda y significativa. Este es el síndrome de la cultura light. Vivir lejos de la sencillez evidencia la escasez de sentimientos. Una relación profunda requiere de momentos de soledad y silencio para tener un contacto consigo mismo.

  • El engaño, la mentira

La mentira es lo que más separa a las personas, el engaño genera un vacío entre las personas; es inevitable que se alejen, que sean distantes entre sí.

Es verdad que algunas verdades son complicadas de confesar, porque en algunas ocasiones en necesario el acompañamiento psicológico. Si se trata de adopción, muertes de familiares, o un familiar en prisión, no es fácil solo decirlo.

Pero eso no es un impedimento para decir la verdad, esta genera una liberación; a pesar de la crisis que la persona pueda sentir. De todas formas, esa realidad no se cambia, lo que puedes hacer es ser realista y asimilar la verdad.

  • La crítica destructiva

A pesar de que la mentira es lo que más separa a las personas, los juicios también generan efectos negativos en las relaciones. No hay que confundir, pues tu puedes dar tu opinión en primera persona sin que sea criticar o juzgar.

También debes tener en cuenta que siempre debes hablar por ti mismo, sin hacerlo por los demás al no tener la certeza de que todos opinen lo mismo. Por ejemplo, es valido que digas “estoy triste”, pero no que digas “estamos tristes”, sin saber si es verdad o no.

  • Creer que sólo existe una realidad

Cada persona elige qué orden o de qué forma organiza los hechos que van a crear una realidad determinada. Lo usual es basarse en las experiencias y la realidad cultural de cada quien.

Lo curioso es que, al suceder un acontecimiento le asignamos un significado; y cuando se repite ese acontecimiento, lo tomamos como si fuera igual al anterior, lo interpretamos de la misma forma. Sin tener en cuenta que cada situación es especial, tiene algo que le diferencia.

Si quieres acabar una relación, solo debes insistir en que todas las cosas se deben hacer de la forma en que tú quieres.

La terapia Gestalt se enfoca en el la totalidad de la realidad, y es lo que necesitas para contar con este recurso para el desarrollo humano y la comunicación.

¿Cómo traspasar dichas barreras?

Hay muchas formas de combatir o traspasar las barreras de la comunicación, y le corresponde a cada persona utilizar la técnica o las habilidades comunicativas que más se ajuste a sus necesidades o que más le convenga. Todo depende del contexto.

Estos consejos se pueden aplicar tanto si eres el emisor como si eres el receptor del mensaje. Solo la debes adecuar al momento:

  • Antes de avanzar en la conversación es importante que los mensajes anteriores se hayan entendido, que todos estén en la misma página.
  • Si no entiendes lo que el otro intenta decirte, no tengas miedo de preguntar
  • Para que la comunicación sea mas fluida y clara, procura utilizar expresiones directas y sencillas.
  • Otro aspecto que debes tener en cuenta siempre es la importancia de empatizar con el interlocutor.
  • La escucha activa es una de las habilidades socioemocionales más importantes, se trata de mirar a los ojos, escuchar con atención o preguntar al respecto.
  • Debes tener en cuenta con quien estás hablando, pues no hablas de la misma forma con niños o adultos.
  • El mensaje que quieres transmitir debe ser congruente con la forma en que lo dices. En esto influye el lenguaje no verbal y verbal.
  • Factores como el ruido, la iluminación y demás pueden facilitar la comunicación. Toma la iniciativa para que el ambiente esté a tu favor.
  • En una conversación no solo interactúan las palabras, también hay emociones. Intenta controlarlas para que sea más ameno, sin perder de vida el mensaje que quieres transmitir.