▷ ¿Cuáles son los trastornos alimenticios más comunes?
trastornos alimenticios comunes

¿Cuáles son los trastornos alimenticios más comunes?

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son problemas de salud mental que cuentan cada vez con una prevalencia mayor. Las razones por las que esto sucede son muy variadas. En este artículo vamos a conocer un poquito más sobre eso y cuáles son los trastornos alimenticios más comunes.

¿Qué es un trastorno de la conducta alimentaria?

Los TCA son considerados trastornos mentales graves por el sufrimiento y la cronicidad que estos conllevan. Como decía, al comienzo del artículo, cada vez son más frecuentes y afectan a todas las personas indistintamente de su estatus sociodemográfico. Si bien es cierto, que suelen ser más frecuentes entre la población femenina.

Los trastornos alimenticios ponen de manifiesto una relación disfuncional con la alimentación, que además implica una preocupación constante por la imagen personal. En cierto modo, los TCA son un problema relacionado con la imagen dónde el vehículo es la comida.

Cabe distinguir entre tener un problema de alimentación y un trastorno de la conducta alimentaria. Por ejemplo, la fagofobia es un trastorno mental que consiste en un miedo irracional a atragantarse comiendo. Este trastorno puede derivar en un problema de alimentación, pero no sería considerado un trastorno de la conducta alimentaria.

¿En qué etapa son más comunes los trastornos de la conducta alimentaria?

La edad más frecuente en que debutan los problemas derivados de la conducta alimentaria suele ser en la adolescencia, aunque esto puede depender del tipo de problema de alimentación.

La adolescencia es una edad marcada por la presión social y la falta de madurez. Además, el incremento del uso de las redes sociales, tampoco ayuda a paliar este problema.

Esto sólo es el comienzo

Si te gusta la psicología, comprender mejor las relaciones personales y darle un poquito al coco, te animo a que te unas a la newsletter más sincera y personal. Recibirás en tu mail, aprendizajes que obtengo en mi día a día trabajando con otras personas. Prometo no ser muy pesado 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Trastornos de la conducta alimentaria más comunes

Anorexia

La anorexia es seguramente, junto a la bulimia, el trastorno de alimentación más popular. La anorexia se manifiesta con diferentes síntomas como puede ser: delgadez extrema, preocupación constante por la ingesta de alimentación, distorsiones corporales, miedo atroz a aumentar de peso, étc.

Es un problema relacionado con el control. La persona que sufre un problema de este tipo sólo se siente segura restringiendo y evitando en la mayor medida posible, tener que comer. Además, es frecuente también que la persona desarrolle comportamiento compulsivos como pueden ser el uso de antidiuréticos, practicar obsesivamente deporte, empleo de suplementos saciantes, beber mucha agua, u otros.

Es un trastorno psicológico que conlleva mucho dolor, tanto para quién lo padece como para el entorno, ya que en los casos más graves, la vida puede estar en peligro. El tratamiento psicológico es fundamental, y en muchas ocasiones este debe complementarse con asesoramiento nutricional y/o tratamiento farmacológico.

Bulimia nerviosa

La bulimia o bulimia nerviosa es otro de los problemas más comunes entre la población. Aunque he dividido en dos apartados diferentes la anorexia y la bulimia, lo común es que una persona que tiene un problema de alimentación, pase por fases más anoréxicas y después, por otras mas bulímicas.

De hecho, es bastante frecuente que cuando se empieza a recuperar el hábito de comer tras un episodio de anorexia, la persona sienta que no puede controlarse y acaba dándose atracones de comida.

La bulimia se caracteriza por un círculo de atracón-vómito. Al igual que en la anorexia, la persona que tiene bulimia suele intentar restringir la ingesta calórica. En muchos casos, llevando a cabo dietas hiper restrictivas que son precisamente gran parte del problema.

Finalmente, la persona acaba dándose atracones de comida que acaban en vómitos para compensar y aliviar la culpa. Sin embargo, estos vómitos cicatrizan el problema y lo cronifican.

Trastorno de sobre ingesta compulsiva

El trastorno de sobre ingesta compulsiva es uno de los grandes olvidados, sin embargo, es un problema también muy frecuente. También conocido como trastorno por atracón, la sobre ingesta compulsiva consiste en momento de pérdida de control dónde la persona siente que no puede parar de comer.

A diferencia de la bulimia, después no sucede el vómito. La preocupación por la imagen corporal tampoco tiene porque ser un síntoma nuclear como en los otros dos casos, aunque por lo general esta está presente de algún modo.

Los problemas relacionados con los atracones de comidan suele surgir como una respuesta de regulación emocional ante el mal estar emocional y/o mental.

Otros problemas relacionados con la conducta alimentaria

Existen otra serie de problemas relacionados con la conducta alimentaria que se catalogan como “no especificados”. Popularmente y aunque no son tan reconocibles, encontramos trastornos como la ortorexia o la dismorfia muscular (vigorexia).