▷ 5 Ejercicios para vencer la timidez y la vergüenza (2021)
Perder la timidez

5 Ejercicios para vencer la timidez y perder la vergüenza

¿Quieres saber cómo vencer la timidez y perder la vergúenza? En este artículo te voy hablar sobre qué es la timidez y sobre qué cosas puedes hacer desde un punto de vista psicológico para superarla.

¿Tiene solución la timidez extrema?

Si no eres una persona aquejada ansiedad social es posible qué te preguntes ¿y qué tiene de malo ser tímido/a?

En sí mismo, no tiene nada de negativo ser o sufrir la timidez. Sin embargo, la timidez extrema puede llegar a resultar realmente incapacitante. No sólo por la ansiedad y sufrimiento que genera, si no por motivos meramente prácticos: Imagina no poder salir a comprar el pan o “pedir la vez” en el supermercado.

Depende al autor que consultemos, la timidez es considerada un rasgo de personalidad o un problema derivado de la falta de autoestima. Yo la entiendo como una inseguridad.

Hay personas que son capaces de ser muy naturales en círculos de confianza o estando a solas, pero que en cuanto se exponen a grupos de personas que no conocen, sufren una gran ansiedad.

Esa ansiedad puede llegar a ser paralizante y bloquearnos. Lo normal es sentir que la mente va a mil por hora. En estas circunstancias se trata de controlar la situación y se pone mucho énfasis en acertar a la hora de escoger las palabras que se dicen.

Fuera de la situación ansiógena, la persona puede pensar “menuda tontería haberme puesto así por esto”, sin embargo, siente que no puede hacer nada para evitar tener esas reacciones.

libros asertividad

Perder la timidez… ¿es posible?

Uno de los límites que se ponen las personas tímidas, es dar por hecho que son así y que lo serán siempre. La timidez no deja de ser un miedo, un comportamiento fóbico. Su máxima expresión la encontrarnos en un trastorno psicológico llamado fobia social.

Si una fobia a volar se puede curar, ¿por qué no iba a ocurrir lo mismo con el miedo a la gente?

De manera qué sí, es posible perder la timidez. Las inseguridades y los miedos no podemos arrancarlos de nosotros mismos como si fuesen un botón, eso es cierto. No obstante, lo que sí podemos hacer, es perderles el respeto progresivamente.

¿Quieres un regalo?

Únete y ten acceso a nuestro contenido antes que nadie. Además, recibirás en tu mail el acceso al curso online de asertividad completamente gratis.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Consejos para superar la timidez y la vergüenza

A continuación, voy a darte unos cuantos tips o consejos para vencer la timidez. No obstante, ten en cuenta que esto no sustituye la labor que se hace en terapia. Es un primer paso para que te des cuenta que hay cosas sobre las que se puede trabajar:

1. Cómo superar la timidez mediante la vulnerabilidad

Las personas que sufren ansiedad social anticipan de alguna manera el rechazo. Si este es tu caso, es posible que detectes en ti que cuando estas con otras personas no acabas de ser del todo tú mismo/a, como si estuvieras en constante autocontrol.

Paradójicamente, este intento de controlar en exceso la imagen que se da y lo que se dice, provoca más descontrol. Como consecuencia, aumenta la ansiedad.

Lo que se debe recuperar en estos casos, es la naturalidad y la espontaneidad. Y esto, supone hacer un ejercicio de vulnerabilidad donde nos mostramos tal y cómo somos.

2. Cómo superar la timidez aprendiendo a auto regularnos

Como en cualquier otra fobia, es posible desarrollar habilidades de auto regulación emocional para calmar la ansiedad. Las más clásicas son las técnicas de relajación, como el empleo de la respiración.

Sin embargo, es cierto estas no son siempre factibles, ya que no podemos estar con un grupo de gente y ponernos a respirar. De lo que se trata es de saber acompañar esa respuesta de pánico y de aprender a mirarse.

Cuando entramos en pánico dejamos de escucharnos y es importante poder comenzar a usar nuestro autodiálogo para encontrar serenidad.

3. Cómo superar la timidez identificando pensamientos irracionales

Es habitual en las personas con extrema timidez, que anticipen cantidad de situaciones catastróficas: desde que se va a hacer el ridículo, a posibles situaciones de rechazo o crítica.

Estos pensamientos son fruto del miedo, y son de carácter irracional. Muchas veces ni se detectan, ya que están “flotando” en nuestra consciencia. Aprender a identificarlos y hacer un ejercicio de realidad, es otra manera de poder regularnos y enfrentarnos sin tanta ansiedad a la situación temida.

Esto sólo es el comienzo

Si te gusta la psicología, comprender mejor las relaciones personales y darle un poquito al coco, te animo a que te unas a la newsletter más sincera y personal. Recibirás en tu mail, aprendizajes que obtengo en mi día a día trabajando con otras personas. Prometo no ser muy pesado 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Técnicas para la timidez

Si estás buscando una solución mágica o un manual de A + B = C, siento decirte que esto no existe. La timidez esta circunscrita a nuestras emociones. De manera qué, para que cambie, deben cambiar también ellas.

La manera por excelencia de qué esto ocurra es la exposición. No queda otra, la única manera de perder el miedo es exponernos progresivamente hacia aquello que nos lo causa. La cuestión es que podamos hacer esto de una manera escalada y coherente.

Aquí es donde de nuevo entra el juego el papel del profesional. Antes de comenzar esta ardua tarea, es posible que necesitemos de otras habilidades previas como las que citaba en el punto anterior. Quizás también otras, como son el manejo delas  habilidades sociales y/o la asertividad.

El objetivo no es lanzarse al vacío, sino poco a poco y con nuevas herramientas, ir venciendo situaciones que provocan miedo y ansiedad.

Algo que suele ayudar es perder el miedo al rechazo, y que mejor para esto que provocarlo. Estaremos invocando a nuestros peores presagios, en vez de esperar en condiciones de incertidumbre que sucedan. Así, nos podremos dar cuenta que no pasa nada por “quedar un poco mal” o dar una mala imagen. Se relativiza.

Ejercicios para vencer la timidez

Algunos ejercicios que te propongo que practiques son:

  1. Sal a la calle y busca alguien que no lleve reloj y pídele la hora (Aunque ahora con el móvil todo el mundo lleva)
  2. Entra a una tienda y pide algo que sabes que allí no se vende. Por ejemplo, en una perfumería un producto de alimentación.
  3. Pídele un cigarro a alguien por la calle.
  4. Cuenta o desvela algo personal sobre ti cuando te encuentres con un grupo de personas con las que no tienes demasiada confianza
  5.   Da tu opinión sobre algún tema, aunque no te sientas experto/a.

Referencias bibliográficas:

Olivares, J., Rosa, A. I., Piqueras, J. A., Sánchez-Meca, J., Méndez, X., & García-López, L. J. (2002). Timidez y fobia social en niños y adolescentes: un campo emergente. Psicología Conductual10(3), 523-542.

Cano Vindel, A., Pellejero, M., Ferrer, M. A., Iruarrizaga, I., & Zuano, A. (2006). Aspectos cognitivos, emocionales genéticos y diferenciales de la timidez. Revista Electrónica de Motivación y emoción.