Dieta para el SOP: mejores alimentos y consejos
dieta para sop

Dieta para SOP: mejores alimentos y consejos nutricionales

El Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) junto con la obesidad, son trastornos endocrinos muy comunes en las mujeres en edad reproductiva.

Entre el 30 y el 70% de los pacientes con SOP tienen resistencia a la insulina, lo cual que puede aumentar el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares. La SOP, la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares tienen en común un ligero grado de inflamación continua en el cuerpo.

Se sabe que la obesidad y el SOP están estrechamente relacionados, y ambos han ido creciendo en las últimas décadas como resultado de importantes revoluciones en nuestra dieta y estilo de vida. En este artículo vamos a conocer como tiene que ser la dieta para una persona con SOP.

¿Qué es el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP)?

Es un síndrome ovárico poliquístico que también se conoce como SOP. Se caracteriza por los cambios hormonales que pueden afectar al cuerpo causando varios síntomas.

Contrariamente a lo que mucha gente imagina, es una disfunción hormonal, no ovarística. Los ovarios sólo sufren las consecuencias de los cambios hormonales.

Normalmente, en lugar de formar un solo folículo en el ovario, que es un proceso natural y normal, se forman varios que se «acumulan» y no liberan los óvulos. No se rompen, permaneciendo en el ciclo ovárico después del ciclo. De ahí el nombre de «ovarios poliquísticos» qué, como explicaba hace un momento, no es un cambio orgánico obligatorio en este síndrome. Muchas mujeres con SOP no tienen micro quistes en sus ovarios.

Hay varias hormonas que participan en estos cambios, pero las principales son los andrógenos (hormonas masculinas normalmente producidas por los ovarios, en pequeñas cantidades y que en los casos de SOP se incrementan).

Evidencia científica sobre los alimentos ultra procesados

Un artículo publicado en Nutrition Research Review el año pasado, examinó el impacto de las fuentes y cantidades de carbohidratos en la dieta y los factores inflamatorios en pacientes con SOP. Entre los alimentos que producen más inflamación se encuentran los alimentos con alto contenido calórico, de carbohidratos, con alto contenido glicémico y de carga glicémica (los que aumentan rápidamente la glucosa y la insulina después de su ingestión), los alimentos con alto contenido graso y bajo contenido de fibra, característicos de la Dieta Occidental.

Los edulcorantes de fructosa (azúcar de la fruta) también elevaron los marcadores inflamatorios. Los marcadores bioquímicos inflamatorios en la práctica clínica son la proteína C reactiva y también la ferritina, que se incrementan en estados como la obesidad y la diabetes.

Diferentes estudios han demostrado que los carbohidratos de los productos lácteos, los alimentos ricos en almidón (por ejemplo, la patata, la mandioca, el arroz, el trigo) causan picos de insulina más altos que los carbohidratos derivados de las verduras y las frutas sin o pobres en almidón (judías, coliflor, zanahorias, hojas verdes, calabacín, maíz, guisantes, cebollas, vainas, etc.).

Alimentos recomendados para el síndrome de ovarios poliquísticos

Cuando se comparan con los alimentos mencionados anteriormente, los estudios sugieren que las dietas de bajo índice glicémico y ricas en fibra (por ejemplo, dietas in natura o mínimamente procesadas) están relacionadas con niveles más bajos de marcadores inflamatorios.

La ingesta de castañas, ricas en grasas buenas, también se citó como posiblemente beneficiosa para reducir los niveles de inflamación en el cuerpo. Es bueno recordar que las frutas y verduras frescas son ricas en antioxidantes naturales.

Para una dieta saludable, no necesitamos inventar ninguna moda. Sin ir más lejos, la clásica dieta mediterránea. Además, es mejor optar por alimentos naturales o mínimamente procesados y evitar los alimentos industrializados. Vale la pena leer esta guía con calma.

En el caso de las mujeres con sobrepeso, se recomienda una reducción del 30% de las calorías por día o de 500 a 700 calorías por día, asociada a una actividad física regular, asociando los ejercicios aeróbicos (caminar, correr, nadar, etc.) con los ejercicios de resistencia (levantamiento de pesas, pilates, funcionales, etc.).

Referencias bibliográficas

1. BARREA, L. et al. Source and amount of carbohydrate in the diet and inflammation in women with polycystic ovary syndrome. Nutr Res Rev, v. 31, n. 2, p. 291-301, 12 2018. ISSN 1475-2700. Disponível em: < https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30033891