▷ 11 Beneficios del yogurt natural y sus propiedades
Beneficios del yogurt natural

11 Beneficios del yogurt natural para la salud y sus propiedades

El yogur es un producto que nade de la fermentación de la leche. Tiene un sabor ligeramente ácido y una textura muy cremosa. Este alimento se obtiene de la acción de tres tipos de bacterias:

  • Lactobacillus bulgaricus que transforma el sabor dulce del líquido en ácido;
  • Streptococcus acidophilus que actúa sobre la lactosa transformándola en ácido láctico;
  • Streptococcus thermophilus que hace que el yogur sea cremoso.

El yogur natural tiene grandes beneficios si se fabrica sin ningún tipo de cambios, además de los cultivos microbianos y los ingredientes proporcionados, no tiene trozos de fruta, sabores, entre otros, en el producto final. El yogur es un alimento «natural», compuesto simplemente de leche y cultivos de bacterias de ácido láctico.

Beneficios del yogurt natural

Puede ser consumido por personas con intolerancia a la lactosa

La lactosa, el azúcar de la leche, es digerida por las bacterias de la leche en el yogur y resulta en dos azúcares, glucosa y galactosa, que son más fácilmente absorbidos por el intestino. Además, la bacteria ayuda a mejorar el funcionamiento del intestino, especialmente para las personas con intolerancia a la lactosa.

Gran fuente de proteínas

El yogur natural es rico en proteínas de alto valor biológico, es decir, de buena calidad, y está parcialmente predigerido por la acción de las bacterias del ácido láctico, lo que permite una mejor digestión y promueve la sensación de saciedad.

Excelente fuente de vitaminas y minerales

El yogur es rico en calcio, potasio, fósforo, magnesio, zinc, vitamina A y especialmente vitaminas B.

Las vitaminas del complejo B son esenciales para la generación de energía para el cuerpo, también actúan en el metabolismo de las proteínas, los lípidos y los carbohidratos. Además del importante papel en la oxigenación de las células y la producción de neurotransmisores.

Mejora el funcionamiento del intestino

El yogur natural se considera un alimento probiótico, ya que tiene un efecto beneficioso en el equilibrio de la flora bacteriana intestinal. Al equilibrar la flora intestinal, regula el funcionamiento del intestino y ayuda a reducir la hinchazón.

Mejora el sistema inmunológico

Al mejorar el funcionamiento del intestino, hay una mejor absorción de los nutrientes y una disminución de las bacterias dañinas, proporcionando un aumento de la inmunidad.

Promueve la mejora del estado de ánimo

Como mencionamos antes, el yogur es probiótico y ayuda al funcionamiento del intestino, y es precisamente este órgano el responsable de la producción del 95% de la serotonina, un neurotransmisor responsable del buen humor.

Fortalece los huesos

Al ser un derivado de la leche, el yogur natural también se considera una excelente fuente de calcio. En los niños, el calcio es importante para el crecimiento de los huesos y los dientes y, en las mujeres, previene la osteoporosis, que se caracteriza por el debilitamiento de los huesos, en los que se vuelven frágiles y porosos.

Protege el sistema nervioso

El calcio, que se encuentra en el yogur, es importante para las contracciones musculares y la comunicación de las células del sistema nervioso, es decir, mejora la función de las neuronas y protege el sistema nervioso.

Además, el yogur es una fuente de vitaminas B, que también mejoran la eficiencia de los impulsos nerviosos.

Ayuda a la saciedad

El yogur natural es una gran fuente de proteína, que ayuda a la saciedad y a la pérdida de peso. Además, es bajo calorías y grasas saturadas.

Ayuda a prevenir el cáncer

El yogur natural también ayuda a reducir la cantidad de nitritos en el cuerpo, que son responsables de la formación de nitrosaminas. Las nitrosaminas pueden aumentar el riesgo de cáncer. Por lo tanto, el consumo de yogur protege el cuerpo y disminuye las posibilidades de desarrollar cáncer.

Espirulina ecológica premium

Qué es la espirulina y cual deberías comprar

Consumo recomendado de yogurt

Los mejores momentos para consumir yogur natural son en el desayuno, el café de la tarde y los bocadillos intermedios del día y, si se añaden los cereales y la fruta, ¡son más nutritivos e incluso más sabrosos!

Frutas, granola, avena, linaza, chia, castañas y miel son grandes opciones de acompañamiento para el yogur natural. Usar la creatividad y consumir yogur de muchas maneras diferentes. ¡Incluso puede incluirse en ensaladas y preparaciones saladas! ¡Pruébalo!

¡Importante!

¡Comprueba siempre la fecha de caducidad del yogur! Además, es importante consumir el yogur lo más cerca posible de su fecha de fabricación, porque los lactobacilos disminuyen con el tiempo.

Referencias bibliográficas:

Calderón, O., Padilla, C., Chaves, C., Villalobos, L., & Arias, M. L. (2007). Evaluación del efecto del cultivo probiótico Lactobacillus rhamnosus adicionado a yogurt natural y con probióticos comerciales sobre poblaciones de Staphylococcus aureus, Escherichia coli O157: H7, Listeria monocytogenes y Salmonella enteritidis. Archivos latinoamericanos de nutrición57(1), 51.

Hussain, I., & Atkinson, N. (2009). Quality comparison of probiotic and natural yogurt. Pakistan Journal of Nutrition8(1), 9-12.