▷ 27 alimentos de origen animal y otros productos
alimentos origen animal

27 alimentos de origen animal y otros productos

Los alimentos de origen animal brindan al organismo diversas proteínas y vitaminas necesarias para que éste funcione correctamente. Algunos se pueden reemplazar por frutas y verduras, pero otros son esenciales.

Conoce los 27 alimentos de origen animal más importantes, y los beneficios que obtienes.

Lista de alimentos de origen animal

  1. Carne blanca

La carne blanca pertenece al tejido muscular de las aves como el pavo, el pollo, el pato, y mamíferos como el cerdo o el cordero. Entre todas las carnes, es la que más proteína tiene. En un trozo de 100gr recibes 33g de proteína.

Son una mejor opción que las carnes rojas porque contienen menos grasa y se digieren rápidamente.

  1. Carne roja

La carne roja es el alimento de origen animal más famoso, y es la principal fuente de vitamina B12. Esta vitamina es necesaria para que las reacciones metabólicas se ejecuten de forma adecuada. También se encarga de ayudar al organismo a que obtenga y utilice energía de otros alimentos.

Si no consumes la cantidad suficiente de B12, tu metabolismo energético se verá afectado de forma negativa. Al igual que perderías los beneficios de aumentar la síntesis de glóbulos rojos y mantener saludable el sistema nervioso.

Recíbelo en tu mail

Aquí abajo puedes escribir el mail en el que quieres recibir la guía 15 Claves para bajar de peso de forma eficaz. De manera automática, te llegará un mensaje con el enlace de descarga, no tienes que hacer nada más.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

  1. Pescado blanco

Si estás buscando mejorar tus hábitos alimenticios, deberías incluir el pescado blanco en tus comidas, por lo menos dos o tres veces a la semana. ¿Por qué? Tienen muy bajo porcentaje de grasas, es fácil de digerir, tiene proteínas importantes, aporta vitaminas, es fuente de calcio y potencia la regeneración de tejidos.

La raya, la merluza, el rape, el lenguado, el bacalao y demás, son pescados blancos.

  1. Pescado azul

El pescado azul tiene un porcentaje de grasa un poco mayor que el pescado blanco, pero no representa un peligro o amenaza contra la salud. Todo lo contrario, por la vitamina A fortalece los dientes, la vitamina K mejora la cicatrización, la vitamina B2 se relaciona con la síntesis de glóbulos rojos, y la vitamina D facilita la absorción de calcio.

Asimismo, es una fuente representativa del ácido graso omega 3, el cual baja los niveles del colesterol dañino.

  1. Leche

La leche es de las fuentes de calcio más destacadas de la naturaleza. Lo que la convierte en un alimento importante para que los huesos sean fuertes y sanos, es la presencia de la vitamina A y D. También tiene B12, pero en pocas cantidades.

  1. Queso

El queso es un lácteo que se obtiene al madurar la leche, y el tipo de producto varía según los microorganismos que intervienen. Con respecto a las vitaminas y nutrientes, son la misma cantidad que la leche. Sin embargo, tiene más grasa. Por lo que se recomienda controlar el consumo.

  1. Yogur

Al igual que el queso, es un derivado lácteo. Pero se obtiene de forma diferente, al fermentar la leche y lograr que la lactosa se transforme en ácido láctico; el cual aporta el sabor y la textura característica.

El yogur natural es apto para las personas que son intolerantes a la lactosa. Además, es un gran fuente de calcio y mantiene estable la flora intestinal.

  1. Miel

La miel es elaborada por las abejas, quienes recolectan el néctar de las flores y luego lo dejan en las celdillas de los paneles. Se le atribuye distintas propiedades, como hidratar, facilitar la digestión, disminuir el dolor de garganta, es fuente de proteínas, tiene una acción antiinflamatoria y es fuente de antioxidantes.

  1. Huevos

El huevo es un alimento fundamental en la nutrición humana porque aporta mucha energía y vitaminas. En uno solo vas a encontrar 9 vitaminas esenciales, de 13 en total. Sin embargo, se debe controlar su consumo porque la yema está constituida de grasa.

  1. Leche desnatada

Cuando a la leche se le retira la grasa se convierte en leche desnatada, y se utiliza para crear mantequilla. Es un producto muy común en muchos hogares. Es el alimento ideal para las personas que siguen dietas enfocadas en carbohidratos, o los que necesitan mucha proteína.

La leche desnatada contiene carbohidratos, vitamina B, calcio, y la proteína de la leche.

  1. Marisco

El marisco es una gran fuente de vitaminas y proteínas con alto valor biológico. Ayudan a mejorar la salud cardiovascular porque contienen diversos ácidos grasos necesarios. Si estás buscando una fuente de vitamina B12, esta es la mejor, después de la carne blanca y roja.

  1. Caviar

El caviar es un alimento más costoso que los ya mencionados, por lo que no suele ser parte del menú habitual. Y es especial porque contiene mucho hierro, antioxidantes y vitaminas.

6 Alimentos quemadores de grasa

¿Crees que la mejor manera de bajar de peso es a base de autocontrol? ¿Comiendo lo menos posible?

Deja tu mail aquí abajo y te envío la guía Alimentos quemadores de grasa.

¡Ojo! esto no quiere decir que sean el remedio definitivo para nada. Solamente, quiero contarte como es posible #Adelgazarcomiendo

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

  1. Gelatina

La gelatina es un postre elaborado con colágeno, el encargado de aportar la textura gelatinosa. El colágeno proviene de la piel, huesos, y el cartílago de los animales. Se caracteriza por aportar aminoácidos esenciales y mejorar la digestión.

  1. Mantequilla

La mantequilla se consigue al extraer la grasa de la leche, toda. Luego se emulsiona hasta el punto en que se convierte en una masa sólida. Es una gran fuente de minerales y vitaminas, pero si se consume mucho puede ser un riesgo porque tiene muchas calorías y casi 400 ácidos grasos.

  1. Manteca

La manteca es como la mantequilla ya mencionada, pues es una emulsión sólida, pero la grasa presente no pertenece a la de la leche; sino a la de los tejidos de los animales. Suele ser la grasa del cerdo, por lo que es mejor no consumir este alimento.

  1. Carne procesada

La carne procesada hace alusión al jamón cocido, salchichas, Bacon, chorizo, morcilla, lacón cocido y demás. Aunque hay diversos tipos, lo mejor es evitarlas porque tienen muchas grasas saturadas, y algunas son potencialmente cancerígenas.

  1. Jamón curado

El jamón curado es una carne procesada, pero se diferencia del resto porque no tiene tantas grasas. Además, la mayoría son grasas saludables, de manera que contrarresta el colesterol malo. Este alimento es rico en vitaminas y proteínas.

  1. Colapez

El colapez proviene de las vejigas natatorias de algunos peces, se someten a un proceso y desecación para conseguir unas láminas. Estas se utilizan en la repostería para preparar gelatinas.

  1. Nidos de golondrinas

Las golondrinas construyen sus nidos a base de saliva. Y en algunas culturas, como la china, es normal recolectar los nidos y preparar sopas con ellos. Básicamente es una sopa de saliva de golondrina.

  1. Kéfir

El kéfir es parecido al yogur líquido ya que es un derivado lácteo, se obtiene al fermentar levaduras de la leche, es fácil de preparar en casa. Es reconocido por ser un alimento con propiedades probióticas, así que se utiliza para mejorar y mantener la buena salud de la flor intestinal.

  1. Jalea real

La jalea real se diferencia de la miel debido al proceso de fabricación. Las abejas la utilizan como alimento para la abeja reina y para las larvas recién nacidas. Con respecto a la nutrición, es muy útil para potenciar el rendimiento mental y físico.

  1. Sangre

Tal vez te suene extraño, pero en ciertas culturas, la sangre hace parte de la gastronomía local. Se puede consumir como un alimento o combinarlo con carnes, en pasteles, sopas, coagulada o fresca. Claramente es una muy buena fuente de hierro, pero no se puede abusar su consumo.

  1. Suero

El suero es el líquido que sobra después de cuajar la leche, en el proceso de producción de quesos. Este alimento se utiliza para preparar derivados como el requesón o galletas saladas. Además, es rico en proteínas.

  1. Insectos

Para sorpresa de muchos, los insectos te pueden aportar mucha más proteína que la carne regular. Por cada 100gr recibes 50 gr de proteína. Asimismo, la cantidad de omega 3 es muy cercana a la que tienen los pescados.

  1. Leche condensada

La leche condensada es una leche a la que se le ha retirado la mayoría del agua, pero sigue conservando su forma líquida. Se endulza con azúcar y contiene vitaminas. Muchos la utilizan para alimentar niños pequeños, pero no se debe considerar como un remplazo de la leche materna.

  1. Polen de abeja

El polen de abeja tiene diversos beneficios, tal como la regulación de los procesos digestivos, ya que es un antibacteriano y antiinflamatorio; mejora la visión porque contiene zinc y vitamina C; estimula el estado de ánimo, calmando la ansiedad, la depresión y el nerviosismo.

Además, tiene funciones dermatológicas, reduce el acné, disminuye las arrugas y combate la flacidez y el exceso de grasa.

  1. Productos Omega-3

Los ácidos grasos Omega 3 son necesarios para fortalecer las neuronas, proteger el organismo de accidentes cerebrovasculares y mejorar la salud del corazón.

El cuerpo no produce estos ácidos por sí mismo, así que es necesario consumir alimentos que los contengan. O en su defecto, productos como cápsulas o batidos que tengan como única función aportar Omega 3.