raiz de achicoria

Raíz de achicoria: qué es, propiedades y dónde comprarla

Algunos alimentos que consumimos de forma habitual u ocasional, como las barritas de proteínas, puede que contengan raíz de achicoria, sin embargo, muchos al ver esto en la lista de ingredientes desconocen lo que es. Es importante conocer lo que le aportamos a nuestro organismo, por lo tanto, descubrir por qué este ingrediente se encuentra en nuestros snacks favoritos resulta de gran interés.

Tanto barritas de proteínas como helados, yogures, entre otros alimentos, son potenciados con fibra de raíz de achicoria para añadirles fibra adicional. Esto se realiza usualmente en alimentos bajo en carbohidratos con la intención de disminuir su contenido en azúcar a la par que se aumenta la fibra.

En la actualidad, varias investigaciones han demostrado los grandes beneficios que pueden aportar las fibras al organismo, mientras que el consumo de azúcar debería ser limitado. Debido a esto, son muchos los consumidores que optan por adquirir productos que cumplan con estas características, mientras que la industria alimentaria intenta cubrir esta demanda al añadir la raíz de achicoria en sus productos.

¿Qué es la raíz de achicoria?

Ahora bien ¿Sabes lo que es la achicoria? Se trata de una planta conocida también como escarola cuyo nombre científico es Chichorium intybus. Esta pertenece a la familia de las astaráceas al igual que el diente de león; sus flores son azules y sus hojas comestibles son de sabor amargo, no obstante, la raíz de achicoria es la que más se consume.

En 1970 se descubrió que la raíz de achicoria contenía inulina, un polisácarido que se asemeja al almidón. Actualmente, la inulina es ampliamente utilizada en la industria alimentaria como edulcorante y para elevar el contenido de fibra de los productos alimenticios. Asimismo, en ocasiones, se emplea como medio prebiótico en yogures.

Gracias a la inulina que contiene la raíz de achicoria, su consumo puede favorecer los procesos intestinales. Cabe señalar que, si bien esta es una de las principales fuentes de inulina, algunos estudios han demostrado que puede hallarse en determinadas verduras.

La raíz de esta planta, nativa del mediterráneo, también suele utilizarse como sustituto del café, claramente, con una suavidad mucho mayor; o bien, se añade al café o al café ya filtrado. Por otro lado, algunos productores de cerveza pueden recurrir a esta raíz para añadirle un sabor característico a sus productos.

Tipos de achicoria

Existen múltiples tipos de achicoria, diferenciándose entre sí por sus características, propiedades y sabor. A continuación se describirán algunos de los tipos de achicoria más comunes:

1. Achicoria roja (radicchio)

La achicoria roja o radicchio, cuyo nombre científico es Cichorium intybus, es también habitualmente llamada achicoria italiana, pues está estrechamente asocia a la gastronomía de dicho país. Esta planta es pariente de las escarolas, las endivias y la lechuga; su sabor se caracteriza por ser notablemente amargo, aunque para reducir su amargor suelen realizarse blanqueado de sus hojas. El radicchio se caracteriza por su color rojo y sus nervios blancos

2. Achicoria de escarola belga

Por su parte, la achicoria de escarola belga, conocida también como endivia belga, es también una planta caracterizada por su sabor amargo. Sus hojas pueden comerse crudas, salteadas, hervidas o de cualquier otro modo. En cuanto a la apariencia de este tipo de achicoria, su color es mayormente blanco, pudiendo tener toques de color amarillo pálido.

3. Achicoria puntarelle

En cuanto a esta variedad, también se le conoce como achicoria catalana, sin embargo, es llamada como puntarelle en Italia. El cultivo de la achicoria puntarelle se realiza principalmente en Italia, en donde es apreciada por su amargo sabor. Todas las partes de esta planta pueden aprovecharse, siendo los brotes los más apreciados.

libros hambre emocional

Propiedades de la raíz de achicoria

Esta planta ha sido apreciada desde tiempos remotos gracias a sus numerosas propiedades. Desde la Edad Media, la achicoria se ha utilizado para tratar irritaciones en la piel, lavar eccemas e incluso para estimular la bilis y tratar enfermedades del hígado y el sistema digestivo.

Gracias a su contenido en inulina, la achicoria favorece una buena flora intestinal, ya que es un excelente prebiótico. También puede tener una influencia positiva en nuestra salud mental y sistema inmunológico. Asimismo, es ideal para aliviar el estreñimiento gracias a su contenido en fibra y su efecto prebiótico.

Otras de las propiedades que se deben destacar de esta planta es su capacidad de ayudar a reducir el nivel de colesterol y controlar los niveles de glucosa en la sangre. Estas propiedades se deben a que la raíz de achicoria, además de la inulina, contiene celulosa, pectina y hemicelulosa.

La achicoria también tiene propiedades depurativas, diuréticas y desintoxicantes; estimula y favorece el funcionamiento del hígado, puede ayudar a cicatrizar heridas, estimula la bilis, ayuda a expulsar gusanos intestinales e incluso puede actuar como sedante.

¿Qué es la achicoria inulina?

Como tal, la inulina es un hidrato de carbono que puede hallarse en múltiples frutas y verduras, sin embargo, la achicoria es una de las principales fuentes de este carbohidrato complejo. La raíz de achicoria tiene cerca de un 20% de inulina, la cual puede aislarse de la raíz al realizar un proceso de desecación.

Por lo tanto, la achicoria inulina vendría siendo la inulina extraída de la raíz de achicoria. Cuando se separa la inulina de la raíz, esta puede venir en forma líquida, polvo, jarabe, e incluso cápsulas o gomitas. Al estar disponible en diferentes presentaciones, los consumidores tendrán la oportunidad de elegir la presentación de su preferencia.

Por supuesto, la achicoria también puede encontrarse como un café de hierbas, sin tener que envidiarle nada al verdadero café. Algunos productores de café de hierbas de raíz de achicoria ofrecen a sus consumidores una gran variedad de sabores, entre los cuales se pueden encontrar vainilla, amaretto, entre muchos más.

¿Dónde comprarla?

En el mercado hay una gran variedad de marcas y productos de raíz de achicoria, ofreciendo a su vez las diferentes presentaciones posibles de esta excelente fibra dietética. Podrás decidir si comprar inulina en polvo de 100 gramos, 500 gramos y hasta un kilo, o bien, inulina en cápsulas junto a otros ingredientes vegetales o raíz de achicoria en gomitas o comprimidos masticables.

En caso de que te interese comprar raíz de achicoria o inulina para comenzar a disfrutar de todos los beneficios que estas te pueden brindar, pero desconoces dónde puedes adquirirla, no te preocupes. A continuación te daremos algunas recomendaciones para que puedas comprar de forma fácil y segura tu producto.

Mercadona

En Mercadona tendrás la oportunidad de adquirir achicoria soluble de la marca Biocop en diferentes presentaciones, las cuales tienen un precio de entre 4,5 euros y poco más de 9 euros. También hallarás inulina en polvo de fibra prebiótica de alto grado, la cual podrás usar en tu café, batidos, sorbetes y mucho más. Las presentaciones de 1 kilogramo pueden tener un precio que va desde los 18 euros en adelante.

Amazon

Por su parte, en Amazon la cantidad de marcas y productos de achicoria e inulina es mucho más amplia. Encontrarás la achicoria cafetera de 500 gramos de la marca Lima en diferentes presentaciones, al igual que la achicoria soluble de la marca Leroux, disponible en una versión de 100 gramos, 200 y 610 gramos.

 

Dependiendo del producto que decidas adquirir, puedes gastar tan solo 4 euros, como en el caso de la achicoria soluble Biocop de 100 gramos, o bien, cerca de 28,5 euros, que es el valor aproximado de la bebida de achicoria instantánea de la marca Chycorucup. Por lo tanto, tendrás múltiples opciones entre las cuales seleccionar un producto que se ajuste a tus preferencias y presupuesto.

¿Cómo utilizar achicoria soluble en el café?

Como bien se acaba de mencionar, la achicoria o inulina se encuentra disponible en múltiples presentaciones. Una de las más populares es la achicoria en jarabe, la cual puede ser agregada en el café o el té como un edulcorante.  El jarabe de achicoria o inulina también puede agregarse a la avena, el yogur o cualquier otro alimento que se desee.

Respecto a la achicoria líquida o en polvo, esta también puede usarse en diferentes platos de comida y bebidas, como en sopas, salsas, café, té, entre otros. Para poder consumir correctamente la inulina, se debe comenzar a ingerir en pequeñas cantidades para posteriormente ir aumentando la dosis.

Sea cual sea la presentación que elijas, si es la primera vez que vas a consumir achicoria inulina, lo recomendable es que no utilices más de una cucharadita en tus preparaciones. La cucharadita no debe exceder los 4 o 5 gramos. Después de un tiempo, podrás comenzar a elevar la cantidad de achicoria que agregas a tus platos o bebidas.

Sin dudas, la raíz de achicoria es una buena fuente de fibra y prebióticos, por lo que brinda grandes beneficios a nuestro intestino. Recuerda que podrás consumir la raíz de achicoria de diferentes modos, ya sea en café, jarabe, polvo, líquido e incluso cápsulas o gomitas, por lo que tendrás la oportunidad de elegir la que te resulte más llamativa.

 

Referencias bibliográficas:

Traub Ramos, A. (2014). Achicoria: precursora de la inulina

Ramírez, A., & de Delahaye, E. P. (2009). Propiedades funcionales de harinas altas en fibra dietética obtenidas de piña, guayaba y guanábana. Interciencia34(4), 293-298.