apego desorganizado

Apego desorganizado en adultos: Qué es y cómo se trata

En psicología del desarrollo es habitual hablar sobre estilos de apego. Los más comunes son estilo ansioso y el estilo evitativo.

Sin embargo, hay un tercero en discordia del que no muchas personas se atreven a hablar: el apego desorganizado. En este artículo voy a contarte qué es y cómo tratarlo. ¡Adelante!

El apego desorganizado en niños

No quiero extenderme demasiado con esto, pero pienso que es importante que conozcas, si no haces ya, de donde viene todo esto del apego.

No se Freud fue pionero en esto de relacionar lo que nos pasa como adultos con nuestras vivencias durante la infancia, pero sin duda, es unas de las figuras más representativas en este sentido.

Sin embargo, la psicología evoluciona (por suerte). Hoy día, tiene más sentido hablar sobre apego. Bowlby es le gran culpable de esto y quién apadrinó la ya más que popular teoría del apego.

El experimento de la situación extraña de Mary Ainsworth

Sin embargo, Bowlby no se encuentra sólo en el camino, otras de las psicólogas con mas impacto en esta área es Ainsworth.

Uno de sus experimentos más famosos se llama la situación extraña. En este experimento, se proponía una situación donde los niños y niñas se encontraban en una sala con juguetes y en presencia de su madre.

Durante las siguientes fases, se estudiaba el comportamiento de los mismos, cuando la madre salía del cuarto, entraba un extraño y después este salía y volvía la madre.

La verdad es que te lo he explicado de manera muy superflua para no enrollarme con esto. Aquí abajo te dejo un vídeo para que veas el experimento:

De esta manera consiguieron catalogar tres tipos de apegos básicos:

Los niños con apego seguro, experimentan intranquilidad ante la presencia del extraño, y se calma al recuperar el vínculo con su madre.

Mientras que, aquellos que tienen apego ansioso, no consiguen calmarse en presencia de su madre. Pueden mostrarse distantes y demandantes a la vez, por lo que también se conoce este tipo de apego como apego ambivalente.

Por último, aquellos con un apego evitativo, no mostraban señales aparentes de ansiedad en ningún momento y además, mostraban una conducta indiferente hacia sus madres.

Estos son los tres tipos de apegos más habituales. Sin embargo, en diferentes repeticiones de dicho experimento, investigadores se han ido dando cuenta de que un porcentaje más pequeño de niños, presentaban un comportamiento que no podían catalogar en ninguno de los tres grupos.

Lo que percibían, es que este cuarto grupo de niños tendían a aislarse  o presentar conductas heteroagresivas. En general, un patrón de comportamiento desorganizado e incoherente.

Esto sólo es el comienzo

guia dependencia emocional

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Qué es el apego inseguro desorganizado?

Más que explicártelo con tecnicismos, me gustaría ilustrarlo de una manera que puedas entenderlo de una manera clara.

Imagina que eres pequeño o pequeña y que aún, tus conocimientos sobre la vida fuesen muy limitados. Seguramente, tus padres o cuidadores principales serían tus guías, tu base de seguridad y quiénes te explican lo que está bien y lo que está mal.

Por ejemplo:

Un día tu innata curiosidad te lleva a meter los dedos en un enchufe. Tus padres lo ven y corren escandalizados gritando ¡No! ¡no! ¡no!

Ergo, aprendizaje obtenido: “Meter los dedos aquí es peligroso”.

Sin embargo, imagina ahora unos padres que cuando te ven meter los dedos en el enchufe te insulten, pero en otra ocasión, se ríen y te invitan con ello a hacerlo más de seguido.

Es decir, no existe una coherencia. Uno de las razones que más contribuye a crear un apego apego desorganizado son los dobles mensajes y la falta de límites claros.

El apego desorganizado en la vida adulta

Es común confundir el apego ambivalente con el apego desorganizado. Sin embargo, hay una diferencia fundamental:

Los referentes del niño con apego ansioso transmiten inseguridad, mientras que los referentes del apego desorganizado transmiten caos.

El trastorno mental más característico del apego desorganizado es el trastorno límite de la personalidad. El TLP,  como popularmente se le conoce, es uno de los diagnóstico en el ámbito de la salud mental más duros, ya que genera mucho sufrimiento.

El trastorno limite se caracteriza, entre otras muchas cosas, por un constante miedo al abandono, y a su vez, por una resistencia o barrera a la hora de dejar entrar a los demás y ser vulnerables. Lo que podría entender como una conducta evitativa.

Hay un artículo de Dolores Mosquera, que se llama Del apego temprano al TLP, que explica genial lo que te voy a contar a continuación y de donde yo lo he aprendido:

Otra de las condiciones mas frecuentes entorno a las que se construye un apego desorganizado es el trauma y la hostilidad. Es bastante habitual que las personas con TLP, hayan tenido desde pequeños experiencias de abuso o maltrato. Aunque esto no es condición necesaria para el trastorno de personalidad.

test tlp

Por otro lado, no todo Apego desorganizado conlleva TLP, pero sí que todo TLP conlleva un apego desorganizado.

Imagina que vives en un hogar donde reina la agresividad, la humillación y/o el desprecio. Es decir, que quién te tiene que cuidar, sea quién te hace daño. Que quién te quiere, es a quién debes temer.

Yo siempre lo he dicho, hay algo mucho peor que un padre o una madre h*** d* p****, y es un padre o una madre adorable y a la vez h*** d* p****.

Características del apego desorganizado

Lo que Mosquera sostiene, es que el niño, debido a su falta de desarrollo madurativo, no es capaz de integrar que un mismo objetivo sea a la vez fuente de terror y protección. De modo que para poder adaptarse a este entorno impredecible, disocia en dos modos o partes, sus sistemas de apego.

Esto es complejo de entender, así que voy a intentar hacerlo lo mejor posible:

Los niños no son capaces de entender que su padre o madre puede ser bueno y malo a la vez De modo que desarrollan un yo o identidad para el padre bueno (sistema de apego), y otro yo o identidad para el padre malo(sistema de protección).

Esto en la edad adulta provoca lo siguiente:

  • Cuando me apego, siento miedo (sistema de protección)
  • Cuando me distancio, me siento sólo/a (sistema de apego).

¿Tiene tratamiento el apego desorganizado o desorientado?

Sí, todo tiene tratamiento. En este post no puedo darte las claves ni las soluciones definitivas para esto, pero quiero darte algunas pinceladas sobre la línea de tratamiento.

Sin lugar a dudas, lo adecuado es hacer psicoterapia. Este es el espacio para reconstruir la historia y darle significado a las cosas.

Cómo te decía antes, uno de los síntomas más estructurales del apego desorganizado es el caos y la falta de coherencia, debido a una o varias figuras de apego incomprensibles.

Esto provoca un estilo de apego en alarma vital constante. Como un ratón en un experimento, donde a veces pulsa la palanca y le dan queso, y en otras, una descarga eléctrica.

El caso, es que esa persona va a necesitar poner orden para tener seguridad e integrar sus dos mundos (apego y protección) en un yo común. Mejor dicho, en un yo dirigido. Es decir, que sea posible elegir cuando protegerse y cuando apegarse, ya que ambos sistemas son necesarios. No se trata de anular uno u otro.

Esto en psicología se llama trabajo con partes disociativas.

Esto que puede parecer simple, es un trabajo de fondo que lleva tiempo. En muchas ocasiones, hay experiencias de trauma que es necesario procesar y trabajar previamente.

Además, el propio vínculo terapéutico puede ser una experiencia en sí, ya que propone un espacio de seguridad que seguramente se pondrá a prueba.

Además, suele ser primordial trabajar otras habilidades sin las cuales posiblemente no exista la terapia: tolerancia al mal estar, asertividad, manejo de los pensamientos, étc.