echo de menos a mi ex

Porque pienso en mi ex si ya no lo quiero

Aún aunque pueda parecer contradictorio, pensar en un ex aunque ya no lo queramos o tengamos claro que la relación se ha acabado, es un fenómeno bastante habitual.

En este artículo te cuento alguna de las posibles razones que podrían servirte para entender lo que está pasando.

¿Vamos?

Si pienso en mi ex pareja, ¿Será que aún le quiero?

Como te estaba contando un poquito más arriba, esta misma semana una persona con la que trabajo en consulta, me preguntaba confusa porqué le estaba pasando esto.

Fue ella quién decidió dejarlo, teniendo bastante claro en el momento de hacerlo que no estaba enamorada ni quería seguir con él.

Eran una pareja que llevaba 8 años juntos justo antes de dejarlo, y habían perdido toda la química. Tanto sexual como de cualquier otro tipo.

Se habían dado cuenta que no coincidían en nada de lo que deseaban para su futuro y cerrar la relación supuso un alivio.

Sin embargo…

Unos semanas después aparecieron las dudas.

¿Por qué ocurre esto? ¿Es un fenómeno habitual?

Algo llamado el sistema de apego

Pues lo cierto es que sí y se debe a algo llamado sistema de apego.

Los seres humanos somos mamíferos y como tal, tenemos algo que se llama sistema de apego. No es algo tangible como el cerebro o el sistema digestivo, pero eso no lo hace menos real.

Viaje dentro de nosotrxs y tiene que ver con la supervivencia.

Desde un punto de vista evolutivo, las especies han ido evolucionando y encontrando diferentes maneras de sobrevivir.

Ya sé, igual mientras lees esto estás pensando, yo entré aquí intentando entender porque pienso en mi y este tío me está hablando de especie.

Dame unos minutos y lo entenderás.

Como te decía, las especies menos evolucionadas, los reptiles, fundamentan su supervivencia en instintos básicos como la agresividad, el hambre o la sexualidad.

No son especies gregarias.

Sin embargo, los mamíferos sí que lo son. El apego surge como una estrategia de supervivencia, ya que sí soy capaz de ser querido y me protegerán y esto, tiene mucho que ver con mantener la vida.

Ser parte de un grupo, respetados y cuidados, es uno de las mejores bazas que tenemos las personas para conservar la vida.

7 señales para reconocer la dependencia emocional. Guía práctica.

Depender o no depender, esa es la cuestión.

Sobre la dependencia emocional se ha dicho, escrito y hablado demasiado.

En esta guía encontrarás un resumen con las 7 señales más claras que la definen.

Para recibirla, sólo tienes que escribir tu mail y te llegará a tu correo el enlace de descarga.

¡Importante!

El mail puede que te llegue a la carpeta promociones. Echa un ojo allí.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Echo de menos a mi ex pero no quiero volver

Aunque hemos evolucionado como especie y ya no somos tan dependientes, en el fondo una parte de nosotrxs sigue necesitando sentir esos vínculos de protección y apego.

Una persona con la que hemos pasado tanto tiempo y hemos estado tan unidos, es una figura de apego.

Al separarnos, lo que sucede es que ese sistema de apego se asusta y entra en pánico. Se activa un sentimiento de vulnerabilidad que por instinto, nos lleva a tratar de restaurar el vínculo.

Esta es una de las principales razones por la que puedes echar de menos a tu ex y aún así, no querer volver con él.

En el fondo sabes que esa chispa ya no está ni quieres hacerlo, pero tu sistema de apego te lleva inevitablemente a pensar en él, recordar momentos juntos, idealizar vuestra relación, étc.

Son cosas que pasan.

El sistema de apego se suele ir relajando

Lo habitual es que de manera progresiva ese sistema de apego, al comprobar que no pasa nada, puede ir procesando esa separación y desvincularse.

También es habitual que comencemos a generar nuevos vínculos de apego con otras personas.

Aquí también tenemos que tener en cuenta las esquemáticas emocionales de cada persona. Por ejemplo, muchas personas asocian la soledad con un sentimiento de fracaso. Como si algo en ellos o ellas estuviese mal.

Este tipo de sentimientos también activan el sistema de apego con el objetivo de erradicar el malestar y encontrando a alguien que nos quiera.

Tengo pareja pero pienso en mi ex

Un sentimiento que también genera mucha angustia es el de tener pareja pero pensar en nuestro ex.

No quiero generalizar ya que cada caso es un mundo, pero podríamos tratar de explicar esta situación desde un ángulo similar.

El cerebro tiende a buscar las soluciones allí donde las perdió. A la hora de generar nuevos vínculos si sentimos que no estamos llegando a conectar, es posible que nuestro cerebro tire de memoria y busqué en el pasado cuando sí que lo teníamos.

Eso no quiere decir tanto que nos acordemos de nuestro ex o queramos volver con él o ella, si no que quizás, estamos idealizando el vínculo que teníamos.

Si lo dejasteis sería por algo.

De todos modos, ya te digo que cada situación es un mundo. Hay personas que inician otras relaciones cuando aún tienen muy presentes a sus ex parejas y los duelos, necesitan realizarse para poder abrirnos a otras personas en muchas ocasiones.

Ya te digo, esto no deja de ser un artículo divulgativo y convendría que no te tomaras cada frase al pie de la letra.

Si no sabes como conseguir pacientes a través de Internet, esta guía te dará claridad.