¿Qué es el benzoato de sodio? ¿tiene peligros para la salud?
peligros del benzoato de sodio

¿Qué es el benzoato de sodio? ¿tiene peligros para la salud?

El benzoato de sodio es un conservante ampliamente utilizado en alimentos y bebidas, medicamentos, pinturas, adhesivos, pastas de dientes, entre otros, porque tiene un poderoso efecto de inhibición o disminución del deterioro de estos productos, además de impedir el crecimiento de microorganismos causantes de enfermedades. Se utiliza principalmente en conservas, salsas, margarinas, jaleas, pero sobre todo en refrescos.

Sin embargo, en los refrescos es muy común que el benzoato de sodio esté junto con la vitamina C y, en condiciones de altas temperaturas y mucha exposición a la luz, da lugar a la formación de benceno, lo que constituye la gran desventaja del uso del benzoato de sodio, ya que el benceno puede dar lugar a un aumento del riesgo de cáncer. Además, el benzoato de sodio puede desencadenar alergias, picor, hinchazón, asma y verrugas en la piel de las personas sensibles a este conservante.

En este artículo vamos a conocer a fondo qué es el benzoato de sodio y cuales son sus peligros para la salud.

¿Qué es el benzoato de sodio y para qué sirve?

El benzoato de sodio también se conoce como SIN 211 (conservante) que se utiliza ampliamente en la industria alimentaria para inhibir el crecimiento de bacterias y levaduras. Este control es importante tanto para prevenir el deterioro del producto como para inhibir el crecimiento de los microorganismos causantes de enfermedades.

Este tipo de conservante actúa de manera más eficiente sobre alimentos ácidos como bebidas alcohólicas, refrescos, conservas, jaleas, dulces, margarinas, caramelos, salsas, entre otros.

Al aumentar la acidez de estos alimentos, el benzoato de sodio obstaculiza el crecimiento de bacterias y hongos, y también realza y mejora el sabor de los alimentos.

El benzoato de sodio es una sal que se obtiene mediante la reacción del ácido benzoico con el hidróxido de sodio. El ácido benzoico tiene un poder antimicrobiano mucho más eficaz, pero no es tan soluble como el benzoato de sodio, además de otras ventajas como tener un sabor suave y no interferir con la coloración de los alimentos.

El ácido benzoico se encuentra naturalmente en varios alimentos y bebidas como ciruelas, moras, manzanas, uvas, algunos tipos de setas, tomates, productos lácteos, canela, clavel, cerveza, vinos, entre otros.

Además, la industria farmacéutica también lo utiliza en jarabes y medicamentos, especialmente los que contienen cafeína. Sin embargo, también puede utilizarse en la producción de pinturas, barnices, adhesivos, dentífricos y cigarrillos, ya que éstos se conservan en presencia de benzoato de sodio.

Resumen:

El benzoato de sodio es un conservante que inhibe el crecimiento de las bacterias y levaduras en los alimentos y, por lo tanto, es capaz de prevenir su deterioro, además de mejorar su sabor.

Se utiliza ampliamente en bebidas alcohólicas, refrescos, conservas, mermeladas, dulces, margarinas, caramelos, salsas, entre otros, además de ser utilizado en jarabes, medicamentos, pinturas, barnices, adhesivos, pastas de dientes y cigarrillos.

Es una sal que se obtiene de la reacción del ácido benzoico con el hidróxido de sodio y, aunque el ácido benzoico tiene un poder antimicrobiano mucho mayor, no es tan soluble como el benzoato de sodio, además, el benzoato de sodio tiene un sabor más suave y no interfiere con la coloración de los alimentos.

Reproducir vídeo

Beneficios y peligros del uso del benzoato de sodio

El benzoato de sodio se ha utilizado ampliamente como conservante en los productos alimenticios durante muchos años y está asegurado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA).

Entre los peligros del benzoato de sodio se encuentran qué cuando hay presencia de vitamina C junto al benzoato de sodio a altas temperaturas y con la exposición a la luz, se produce la formación de benceno, una sustancia química con un posible efecto cancerígeno. Este hecho ha movilizado a la literatura científica para traducir mejor esas pruebas.

Además, el uso de benzoato de sodio puede causar cambios sensoriales en los alimentos y bebidas, «empeorando» su sabor. Además, en las personas sensibles al benzoato de sodio puede desencadenar alergias, picor, hinchazón, asma y verrugas en la piel.

SIROPE DE AGAVE

Conoce todas las propiedades y beneficios del sirope de agave en este artículo

Recomendaciones para su uso y consumo en los alimentos

El benzoato de sodio, así como el ácido benzoico, están permitidos por la legislación española para las bebidas no alcohólicas carbonatadas y no carbonatadas, en una concentración máxima de 0,05g por 100ml del producto (ANVISA, RDC Nº 05, de 15/01/2007).

Sin embargo, como la OMS (Organización Mundial de la Salud) no ha determinado un límite para el benceno en los refrescos y los zumos, aquí en el España debería adoptarse el mismo límite utilizado para el agua potable, es decir, 10 partes por mil millones.

Las empresas y las autoridades sanitarias se aseguran de que el nivel de benceno que se encuentra en las bebidas no implique un riesgo inmediato para los consumidores. Sin embargo, los toxicólogos advierten que el proceso de formación de benceno puede exacerbarse cuando la bebida se expone al calor y a la luz.

Por lo tanto, es importante destacar que, aunque se permite el uso del benzoato de sodio como conservante en alimentos y bebidas industrializadas, una dieta sana y equilibrada está relacionada con el MÍNIMO consumo de este tipo de alimentos, y ABUNDANTE en alimentos in natura y mínimamente procesados, como frutas, verduras, huevos, leches y granos enteros.

Referencias bibliográficas:

Chipley, J. R. (1993). Sodium benzoate and benzoic acid. Antimicrobials in foods, 2, 11-48.

Zengin, N., Yüzbaşıoğlu, D., Ünal, F., Yılmaz, S., & Aksoy, H. (2011). The evaluation of the genotoxicity of two food preservatives: sodium benzoate and potassium benzoate. Food and Chemical Toxicology, 49(4), 763-769.