Cómo superar la tristeza: 5 consejos para gestionarla mejor
como superar la tristeza

Cómo superar la tristeza: 5 consejos para gestionarla mejor

La tristeza es una emoción desagradable y dolorosa de la que suele ser difícil salir. La razón es que precisamente este es su cometido, apagarnos y en cierto modo, inmovilizarnos.

En este artículo quiero compartir contigo 5 consejos para que ayudarte a saber cómo superar la tristeza y el desánimo.

¿Qué es la tristeza?

No te descubro nada si te digo que la tristeza es una emoción. Sin embargo, cuando esta emoción se prolonga en el tiempo da lugar a sentimientos cómo la melancolía, e incluso a síntomas o estados psicológicos cómo la anhedonia, apatía, desesperanza u otros.

El trastorno psicológico más conocido y que mejor representa la tristeza, es la depresión. Sin embargo, existen diferentes tipos de trastornos relacionados con el estado de ánimo: trastorno bipolar, distimia, depresión mayor, étc.

Generalmente, cuando pensamos en tristeza nos imaginamos a alguien que llora mucho y siente mucho dolor. Sin embargo, la tristeza no siempre se manifiesta así. A veces, aparece cómo un estado de “letargo” e incluso desconexión.

El significado de la tristeza

Cuando la tristeza duele, es desgarradora. Por ejemplo, cuando perdemos a un ser querido de manera inesperada. En estos casos el sentimiento de dolor puede llegar a ser tan grande que parece imposible dejar de sentirlo en algún momento.

En otros casos, la tristeza aparece fruto de un proceso de decepción, con nosotros mismos, los demás o simplemente con la vida. En estos casos suele ser una respuesta de renuncia o agotamiento, donde dejamos de confiar en que las cosas pueden solucionarse o cambiar. Nos rendimos.

Sea cómo fuere, sabemos que aunque la tristeza sea una emoción corrosiva, tiene un valor. Si has visto la película Inside out, probablemente ya sepas que sin ella seguramente nuestros días estarían contados.

La tristeza sirve para frenar. Es un momento de conexión y de reflexión. También de interiorismo. Su función biológica tiene que ver con el apego y las relaciones afectivas. Por otro lado, la respuesta de rendición es muchos casos es también necesaria, para no seguir gastando energías dándonos de cabezazos contra un muro de piedra.

Test de depresión.

¿Tienes dudas? Haz este test de depresión online

Cómo gestionar la tristeza

La tristeza es una emoción que es bastante difícil gestionar, principalmente porque no hemos sido educados en ella. Por lo general, la educación occidental huye de la tristeza, tratando de eliminar u obviarla cómo si esta no existiese.

Esta es una de las cosas que precisamente hacen que las personas que sufren depresión empeoren, ahora tienen dos problemas: estar deprimidos y que las demás personas no se lo noten.

Si conoces a alguien con depresión o incluso es tu caso, te recomiendo echar un ojo a este artículo donde te cuento cómo ayudar a una persona con depresión.

Si queremos saber cómo gestionar la tristeza, lo primero que debemos saber es que esta es una emoción más y que no debemos tratar de arrancárnosla de cuajo. Tratar de hacer esto, tan sólo empeorará las cosas.

Estar tristes o necesitar la ayuda de los demás tampoco es síntoma de fracaso personal.

Cómo dejar de estar tristes…¿es posible?

A continuación voy a compartir contigo 5 consejos sobre cómo superar la tristeza. Sin embargo, antes de nada me gustaría aclararte algo, y es que si te has quedado instaurado en esta emoción, seguramente sea por algo que necesitas resolver de manera personal. Ya sea un duelo, la soledad, una ruptura de pareja u otro motivo.

Estos son unos consejos generales para aprender a relacionarnos con la tristeza de una manera más sana, pero no un sustituto de la psicoterapia. Te puedo garantizar que la solución a lo que te sucede no se encuentra en internet, si no en ti.

Tampoco en la búsqueda de remedios mágicos de desarrollo personal.

5 consejos para superar la tristeza emocional

Venga, ya no te doy más la chapa y te cuento mis 5 consejos o pautas para saber cómo gestionar mejor la tristeza:

1. Practica la aceptación

Seguramente este mensaje ya te lo hayan dicho muchas veces, pero es necesario que insista. Piensa una cosa, para el cerebro, lo que resiste persiste. Cómo te decía antes, no puedes arrancarte las emociones.

Hay una cosa en ti que se llama sistema límbico y que elige que emoción debes sentir en cada momento. Si no toleras tu tristeza, lo que pasará es que continuarás frustrando, aumentando así la percepción de no poder cambiar lo que sientes y finalmente, empeorando. De esta manera, el bienestar emocional no llegará.

2. Vigila tus pensamientos

Siempre se lo digo a mis pacientes, las emociones son unas gafas desde las que vemos e interpretamos la realidad. Si estas triste, seguramente tu forma de ver las cosas bastante negativa, catastrófica y agresiva hacia ti mismo/a.

Es importante no caer en generalizaciones cómo “esto nunca se va a pasar” o “nunca va a volver a quererme a nadie”. Esto son lo que en psicología llamamos distorsiones cognitivas, quizás tu los sientas como pensamientos negativos. Estas pensando desde la emoción en la que te encuentras. Repetirse una y otra vez este tipo de mensajes no hace más que favorecer los síntomas de la depresión.

Este acto se llama «higiene mental» y sin lugar a dudas, te recomiendo practicarla.

3. Actívate

Esta más que demostrado que actividades como el ejercicio físico son fundamentales a la hora de liberar endorfinas. ¿Por qué no aprovecharlo?

Igual que te decía antes que hay que tolerarse la tristeza, te digo ahora que no debes esperar a tener ganas de hacer para hacer. Me explico mejor:

La tristeza precisamente o la depresión precisamente lo que hace es apagarnos y quitarnos las ganas de hacer cosas, salir, disfrutar, étc. ¿Por qué? Por que perdemos el sentido y la fe.

Las personas que están tristes saben que deben activarse y hacer cosas para estar bien, pero fallan en que buscan motivos y razones para hacerlo. ¡Recuerda que estás triste! ¡Eso es justo lo que no puedes hacer ahora!

El ánimo positivo llega, no se fuerza. De la tristeza se sale con movimiento, no pensando

4. Cuidado con la autoexigencia

Ya te lo he dicho antes, pero vuelvo a repetirlo: estar tristes o deprimidos no es un fracaso. Si te frustras porque te gustaría estar bien y no puedes, seguramente, lo único que ocurra es que la cosa empeores.

Necesitas desarrollar el poder de la espera y respetar el momento en qué te encuentras. Estar tristes no debería algo que debamos solucionar de manera urgente.

5. Tocar fondo para remontar

En el tiempo que llevo trabajando con personas con depresión me he dado cuenta que se produce un efecto bastante curioso en muchos casos, y es que algunas personas hasta que no tocan fondo no consiguen reaccionar.

No sé exactamente a que se debe esto, pero en el fondo puedo conjeturar. A veces en la tristeza nos encontramos en una “falsa comodidad”. Rendirse y dejarse ir, en cierto modo, puede generar alivio aunque duela.

Sin embargo, suele llegar un momento en que hacemos click y decidimos que esto no puede seguir así. Vigila si te encuentras en esa incomoda incomodidad y si es así, ¡reacciona!

¡Recuerda! esto no deja de ser un post informativo, si crees que necesitas ayuda, mi recomendación es solicitar ayuda profesional.