Luz de gas

Hacer luz de gas: una forma de maltrato y manipulación

El peor maltrato psicológico es seguramente aquel que resulta indetectable. Hacer luz de gas es una expresión que utilizamos para hablar de un tipo de manipulación emocional. En este artículo te contaré en que consiste, y espero que pueda ayudarte a identificarlo si te está ocurriendo o te ocurre en el futuro.

¿Qué es hacer luz de gas?

No hay ninguna inseguridad peor que la de dudar de nuestro propio juicio. Sentir que no podemos confiar en nuestras percepciones, creencias o juicios, es seguramente una de las situaciones que más perdidos y bloqueados nos hacen sentir.

Los maltratadores psicológicos lo saben, y bajo una apariencia aparentemente encantadora, poco a poco consiguen abrirse hueco en las entretelas de nuestras dudas, miedos e inseguridades. Una persona que duda de sí misma, es una persona anulada y mucho más manipulable.

Hacer luz de gas: Significado

La expresión hacer luz de gas se la debemos al director de cine George Cukor y a su película Gaslight. En la película podemos ver como un hombre provoca en su esposa la creencia de estar volviéndose loca, negándole la evidencia y haciéndole dudar de sus propias impresiones.

¿Qué significa la expresión hacer luz de gas?

El gaslighting es una forma de abuso psicológico que consiste en proporcionar información que es falsa, mediante datos, afirmaciones o incluso recuerdos, de forma reiterada, llevando a la persona a un estado de cuestionamiento de su estado mental o cordura.

Implantar recuerdos sería una forma quizás algo cinematográfica y poco realista sobre como realmente el maltratador hace luz de gas. Sin embargo, si es habitual que los abusadores psicológicos recurran a la negación de las evidencias, a tergiversar los hechos y a echar en cara sucesos pasados adulterando detalles acontecidos.

Es un tipo de manipulación sutil donde suele mezclarse verdad y mentira. Los maltratadores juegan con la dispersión de la memoria y se aprovechan del sentimiento de culpa y responsabilidad que sienten sus víctimas.

Es posible que al comienzo de sufrir este maltrato seamos capaces de separarnos de lo que nos están diciendo, pero poco a poco se va instaurando la duda.

Los maltratadores son especialmente hábiles en lograr generar inseguridades. Aquellos que se visten bajo una piel de corderos o amparados en el intelectualismo suelen ser los peores. En nombre de la ciencia, del conocimiento u otros, pueden argumentar (e incluso creerse) discursos que tienen como único objetivo lograr tener poder sobre la otra persona.

Esto sólo es el comienzo

guia dependencia emocional

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Por qué se hace luz de gas a alguien?

Como decía anteriormente, el objetivo es tener poder y control sobre la otra persona. El objetivo final del maltratador además de anular a la otra persona, es aislarla y asegurarse que no tengas rutas de escape. Es por eso que los motivos más habituales de su uso son:

Celos

El maltratador culpa a su pareja de algún acto, racionalizando detalles de porqué esta mal lo que está haciendo. Logran convencer a la otra persona que cuando sale o queda con “X”, está provocando o dando pie a otras cosas, por ejemplo.

Basta que nos metan una idea en la cabeza para que nos fijemos y encontremos matices de verdad en ella. La persona comienza a dudar y a cuestionarse su conducta llegando a incluso a percibir parte de verdad en las cosas que hace, dice o siente.

La motivación real por parte del maltratador son los celos y la necesidad de control.

Amistades

De forma similar, el maltratador psicológico va poco a poco dinamitando las relaciones sociales y afectivas externas a la relación. Sobre todo aquellas que perciba como peligrosas. O dicho de otro modo, que puedan hacer “despertar” a la persona.

Las formas de hacerlo son múltiples, desde “meter mierda”, hasta la propia victimización.

Tapar mentiras

En muchos casos la persona víctima de maltrato percibe situaciones o cosas que no son normales. Sospecha y lo pone en común con su pareja.

Lo que suele encontrarse es a una persona enfurecida, que lo niega todo y se siente ofendida de que duden de sí mismo/a. En otros casos, simplemente niega la evidencia.

Esta es una de las situaciones más dolorosas, ya que la persona acaba dudando de lo que cree, llegando a catalogarse así mismo/a como alguien paranoico/a.

Ejemplos de hacer luz de gas

A continuación voy a compartir algunos ejemplos de hacer luz de gas, si identificas alguno, pueden ser una señal indicativa de alerta.

  • Te catalogan de loco o loca con frecuencia. Diciéndote cosas del tipo: “nadie te va a aguantar”, “no se como soporto esto”, “estas para que te encierren”, étc.
  • Desde la aparición de tu pareja, albergas una constante sensación de duda y autocuestionamiento de lo que crees que antes no te ocurría.
  • Siempre acabas siendo el malo o la mala de la historia. Hagas lo que hagas nunca tienes razón y no estás teniendo en cuenta los sentimientos de la otra persona.
  • Siempre que sospechas de algo, te dice que eres un paranoico o una paranoica.
  • Has reducido o eliminado el contacto con personas del otro género e incluso con familiares y amigos.
  • Has dejado de contar a familiares y amigos como te sientes dentro de la relación.
  • Te sientes una mala persona.