pan integral mercadona

¿Cuál es el mejor pan integral del Mercadona?

La teoría es fácil, mejor consumir pan integral que pan “normal”. Sin embargo, ¿son todos igual de válidos?

En este artículo vamos a ver cuál es el mejor pan integral del Mercadona para que no te den gato por liebre.

¡Go!

¿Por qué es mejor tomar pan integral que “normal”?

En España, el consumo de pan ha decaído menos de la mitad en medio siglo, desde 1964 hasta 2012. Se cree que una de las razones de este fenómeno es la creencia de que el pan blanco engorda y es malo para la salud. Y en efecto.

Varios estudios confirman que el pan blanco podría aportar a un aumento de peso; sin embargo, esta no es la razón principal por la que se recomienda el pan integral. Ya que el peso que podría aportar no es muy grande, se calcula que equivale a 2 centímetros adicionales en la circunferencia abdominal.

El pan integral y el pan blanco tienen la misma cantidad calorías, pero el primero produce una sensación de llenura, por lo que limita la ingesta de calorías. El integral también aporta más fibra, y esto está relacionado con la absorción de glucosa y la disminución del transito intestinal.

La digestión de los nutrientes y la ganancia de energía de la comida se vería afectada por los granos integrales, que influyen en las bacterias intestinales.

Además, el pan integral posee un menor índice glucémico, el pan blanco logra un aumento de glucosa en la sangre mucho más lento que el integral. ¿Qué quiere decir? Que genera niveles mas bajos de glucosa en la sangre, y una menor respuesta de la insulina. Garantizando así, la regulación del peso corporal.

Conocemos os índices glucémicos de cinco panes tradicionales: 85 el blanco candeal, 78 el pan blanco congelado, 76 pan blanco normal y un 61% para el pan integral.

Perjuicio del pan blanco para la salud

La dieta del humano ha incluido el pan desde hace mucho tiempo, lo que dificulta el tener que dejar de consumirlo, o por lo menos regular la ingesta. Pero es probable que, si conoces todos los males del pan blanco, te de fuerzas para dejarlo.

  • Alto índice glucémico

Un índice glucémico alto significa que, si el pan no se está usando como una fuente de energía, se produce un desgaste de insulina, causando unos picos muy altos de azúcar en la sangre.

Este fenómeno es muy similar al que produciría el azúcar blanco, se eleva la glucosa, afectando funciones vitales del páncreas, y predisponiendo el organismo ante trastornos metabólicos como el sobrepeso. Por esto se dice que el pan engorda.

  • Baja calidad nutricional

Al pan blanco también se le conoce como pan muerto debido a la ausencia de nutrientes y proteínas. En el proceso en que se refina pierde muchos beneficios.

El producto final es un pan con muy pocas vitaminas, minerales y fibra. Resalta la composición de almidón, que puede ser el causante de dificultades en el metabolismo y digestión.

El pan blanco es un carbohidrato que debe ser eliminado de la dieta. Hay muchos otros tipos de pan que lo pueden reemplazar, y ofrecer un aporte vitamínico al organismo

Recíbelo en tu mail

Aquí abajo puedes escribir el mail en el que quieres recibir la guía 15 Claves para bajar de peso de forma eficaz. De manera automática, te llegará un mensaje con el enlace de descarga, no tienes que hacer nada más.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

  • Mucho gluten

Para que el pan sea esponjoso, elástico y tenga una apariencia más apetitosa, se requiere de un alto contenido de gluten.

Y cada vez son más las personas intolerantes al gluten, ya sea porque tienen una confirmación médica, o porque sienten el malestar después de ingerirlo.

  • Mucho sodio

El pan blanco procesado puede contener 19 gramos de sal en cada kilo, lo que equivale a 4.7 gramos por una barra de 250 gramos. Y Según la OMS se deben consumir 5 gramos de sal al día.

¿Qué harinas se consideran integrales y cuáles no?

Un cereal de grano integral o entero está compuesto por: el salvado, la parte exterior, rica en fibra; el germen, rico en vitaminas y minerales; y el endospermo, rico en almidón.

Al someter el cereal al proceso de refinación se elimina el salvado y el germen, conservando solo almidón. El valor nutricional ha casi desaparecido.

Se conoce que se pierde alrededor del 50% del calcio total, 70% del fosforo, 98% del magnesio, 80% de hierro, 75% de magnesio y 50% de potasio. Entre otras vitaminas que no se mencionaron.

Refinar una harina permite que sea mucho más fácil su conservación y transporte. Muchas fábricas optan por este proceso porque significa un ahorro económico.

Por lo que una harina es integral si no se refinó, si aún conserva sus tres componentes y por lo tanto sus nutrientes.

Como ya es conocimiento general que el pan integral es mejor con respecto al blanco, los precios de este producto se han elevado, e incluso se proporciona información falsa. Por ejemplo: una bolsa de pan tajado tiene la etiqueta de integral, pero al mirar la tabla de nutrientes resulta que solo un 20% de la harina es integral.

Razón por la cual siempre debes tener presente la tabla para conocer la verdadera composición, y buscar el producto que se acomode a tus necesidades.

Pan integral 100 % del Mercadona

El 100% del nombre indica que toda la harina usada en la fabricación es integral. Lo que brinda seguridad y confianza al momento de comprar el pan.

Un pan natural está compuesto por harina, agua, sal y levadura. Este pan tiene unos ingredientes adicionales para darle mejor contextura y para que se prueba conservar por un mayor tiempo.

Sin embargo, esos componentes están presentes en cantidades muy pequeñas con respecto a la harina totalmente integral.

Es un pan muy recomendado por su buen sabor, y especialmente porque puedes comerlo sin remordimientos.

Esto sólo es el comienzo

Si estas leyendo esto es posible que estés interesado/a en bajar de peso o simplemente en cuidar tu alimentación. Te propongo lo siguiente, únete a la newsletter y tendrás en tu correo los consejos y reflexiones de un psiconutricionista para que puedas lograr tus objetivos. Además, recibirás un regalito inicial 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Otros panes:

  • Pan de harina de espelta

El pan de espelta se elabora con base en una variante del trigo, propia de climas húmedos y fríos. Y aunque es muy similar al trigo, contiene menos calorías y es más digestivo. El sabor es muy similar a la tradicional harina de trigo.

Presenta como cualidad una menor cantidad de gluten, pero mayor de fibra. Que obtiene como resultado una ayuda para regular el tránsito intestinal.

Se recomienda para personas que sufren cefaleas, las migrañas tienen una menor duración o pueden incluso desaparecer.

  • Pan de harina de centeno

Es de un color oscuro, la textura se conserva esponjosa y el sabor es un poco más amargo que el pan blanco tradicional.

La OMS lo recomienda porque es rico en hidratos de carbono, no aporta muchas grasas, pero si gran fibra, y alto contenido de minerales, vitaminas y ácidos grasos saludables.