Migraña

Migraña: qué es, tipos y alimentos ricos en histamina

Beatriz comenzó a sufrir migrañas a los 19 años. Refiere que sus crisis comienzan como si un martillo le golpease las sienes. El dolor es tan sumamente fuerte que no puede dormir o hacer cualquier tarea de su vida diaria. A veces no encuentra calma ni en la soledad de su habitación. Los pequeños rayos de luz que entran por su persiana completamente bajada son capaces de molestarla.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) refiere que existen más de 3,5 millones de personas en España que sufren migrañas.

¿Qué son las migrañas?

Las migrañas no son un simple dolor de cabeza. Se trata de algo más. Es una afección de tipo neurológico con un claro componente hereditario que suele durar toda la vida. Las migrañas no son consecuencia de otras enfermedades sino que en sí mismas son el problema.

A pesar de que las migrañas pueden comenzar casi a cualquier edad, normalmente su inicio ronda la pubertad y la juventud.

Las personas más afectadas por las migrañas suelen ser las mujeres jóvenes debido al cambio hormonal. A partir de los 50 años la intensidad de los dolores desciende llegando en los mejores casos a desaparecer.

A veces las migrañas no son tratadas por el profesional adecuado e incluso se llegan a infravalorar sus efectos. Resulta fundamental distinguir “cefalea” de “migraña” para adecuar el tratamiento específico. Hay que resaltar que ni todas las migrañas presentan dolores de cabeza ni todos los dolores de cabeza son migrañas.

Fases de las migrañas

fases de la migraña

Soy capaz de adivinar cuando voy a tener migrañas incluso antes de que me dé el fuerte dolor de cabeza. Me encuentro con náuseas, más irascible e incluso a veces pierdo el apetito”- refiere Beatriz. Esto es lo que se conoce como pródromo o síntomas premonitorios.

Tras ello puede aparecer el aura, o lo que es lo mismo, dificultades en la sensibilidad, equilibrio, lenguaje o coordinación que se producen de manera reversible. Aproximadamente un 15-30% de personas los sufren.

Las primeras veces que me ocurrió pensé que algo muy fuerte me estaba pasando. Estaba en casa y comencé a ver lucecitas intermitentes. La sensación de hormigueo de mi brazo iba en aumento y creí perder el equilibrio al llamar a mi madre para pedirle ayuda. Todo ello sumado al dolor de cabeza hacía que los minutos se convirtiesen en horas.”

El aura es el conjunto de síntomas neurológicos que aparecen antes, durante o después del dolor de cabeza.

Posteriormente se produce la fase de dolor que dura entre 4 y 72 horas.

Finalmente el posdromo o fase de “resaca” en la que el dolor va desapareciendo.

Síntomas de la migraña

Comprende un palpitante dolor que afecta a uno o a ambos lados de la cabeza. Estos dolores suelen repetirse de manera periódica.

La intensidad del dolor puede variar de moderado a intenso. Cuando la intensidad aumenta llega a ser realmente incapacitante.

¿Cuál es la diferencia entre la migraña y un dolor de cabeza normal? – te preguntarás. Normalmente el dolor de cabeza que se sufre con las migrañas va acompañado de náuseas, vómitos e hipersensibilidad a la luz (fotofobia), olores y/o sonidos (fonofobia).

Hay determinados fenómenos que pueden empeorar las migrañas como por ejemplo los traumatismos craneoencefálicos, los dolores cervicales o los trastornos de la articulación temporomandibular.

Tipos de migrañas

tipos de TOC

Cada persona sufre sus migrañas de diferente manera. No a todas las personas les afecta igual ya que existen diferentes tipos. Es por ello que tanto los síntomas como la severidad varían de unos a otros:

Migrañas sin aura

Son el tipo de migraña más frecuente. En general el dolor de cabeza suele ir de moderado a severo sin previo aviso. Suele aparecer junto con náuseas, visión borrosa, estado de confusión e hipersensibilidad a luz, olores y ruidos.

Las crisis de las migrañas en las que no aparece aura suelen tener una duración estimada de entre 4 a 72 horas y la frecuencia es de en torno a dos veces a la semana.

Migrañas con aura

A las migrañas con aura también se las conoce como las migrañas clásicas. Aparecen tras lo que comentábamos antes del aura, las alteraciones de tipo visual y otros síntomas neurológicos. Hay quien llega a perder la visión durante unos minutos.

Migrañas oculares

Las migrañas oculares son un tipo de migraña poco frecuente. Su característica principal son las pérdidas de visión o la visión de zonas luminosas en uno de los ojos después de los dolores de cabeza.

Migrañas tensionales

Las migrañas tensionales comprenden un dolor leve o moderado que suele estar provocado por el estrés y la tensión diaria.

¿Cómo evitar las migrañas?

Si conoces a alguien que sufre migrañas seguro que le has visto en más de una ocasión buscando de manera desesperada un lugar oscuro y tranquilo donde poder descansar. En efecto esta es una buena opción ya que al descansar y dormir la intensidad de las migrañas se ve reducida.

Aunque aún no existe una cura para las migrañas  podemos hablar de fármacos que alivian los síntomas y el dolor. Se suelen utilizar para reducir la frecuencia de las crisis con las que se producen, frenar su progresión y controlar el dolor.

Pero, ¡cuidado! Desde el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN) se ha observado que algunas personas que sufren migrañas abusan de la medicación. En múltiples ocasiones la visita al especialista se obvia lo cual no solo repercute en la calidad de vida de quien lo sufre sino que impulsa la automedicación y repercute a la hora de establecer el tratamiento más adecuado.

Intervenciones conductuales para evitar las migrañas

Al mismo tiempo también resultan recomendables las intervenciones conductuales. Para conocer de primera mano las crisis se insta a las personas que las sufren a realizar un “diario de los dolores”.

Mi neurólogo me habló de la importancia de identificar los desencadenantes de las crisis para poder eliminarlos. En mi diario he ido apuntando el número y ritmo de las crisis, lo qué he hecho justo antes de que ocurrieran, lo que he hecho después y si ha sido o no eficaz”, comenta Beatriz.

Además, las técnicas de relajación-respiración y el control y manejo del estrés se vuelven cruciales para controlar las migrañas. A ello se le suman la meditación y el yoga.

Por supuesto es importante resaltar el llevar una buena alimentación (evitar café, chocolate,…) junto con unos hábitos de higiene del sueño.

Terapia de aceptación y compromiso

La terapia psicológica que está arrojando mejores resultados en el tratamiento de la migraña crónica es la terapia de aceptación y compromiso.

Muy a grandes rasgos, los síntomas de migraña cuentan con la odiosa capacidad de captar toda nuestra atención, aumentando nuestra ansiedad y eso a su repercutiendo sobre la enfermedad. Es un círculo vicioso.

Con la TAC podemos aprender a tener una relación diferente con el síntoma.

¿Funciona el pearcing para las migrañas?

pearcing migraña

“A grandes males, grandes remedios”, piensan algunas personas que buscan incluso remedios caseros para las migrañas. Fruto de la desesperación cualquier posible solución que haga calmar el dolor será un clavo al que agarrarse.

Recientemente se ha puesto de moda el “milagroso piercing de la migraña” que no es más que la perforación del cartílago interno de la oreja.

Hay quien  dice haber experimentado mejoría a raíz de agujerearse la oreja. No obstante, ¿cuánto hay de realidad y de sugestión o efecto placebo en estas afirmaciones? Actualmente no existe evidencia científica sobre la fiabilidad de esta técnica.

¿Funciona el botox para las migrañas?

Lo contrario ocurre al administrar tóxina botulínica (botox). Esta técnica consiste en inyectar el botox con una pequeña aguja de manera poco profunda en diferentes puntos de la cabeza.

Los resultados de varios ensayos clínicos demuestran su eficacia y hay expertos que afirman que será uno de los grandes avances en cuanto al tratamiento de migrañas.

¿UNA SOLUCIÓN DEFINITIVA PARA LAS MIGRAÑAS?

Estar con síntomas de migrañas es sumamente desagradable e incapacitante. ¿Te imaginas que hubiese una solución definitiva para acabar con ella?

Migrañas y alimentación

Pues resulta que quizás sea posible. No entiendo el porqué, pero la mayoría de la gente que sufre migrañas (y por ende los especialistas que les llevan) desconocen esto que te voy a contar a continuación. Se llama el déficit de DAO. Voy a contarte qué es y cómo la alimentación puede ser tu puerta de entrada para dejar de tener migrañas.

Conocer y tratar el déficit de DAO e histamina nos ofrece una posibilidad cuanto menos esperanzadora.

¿Qué es el déficit de DAO?

El déficit de Dao es una situación carencial debido al bajo rendimiento de la enzima Diamino Oxidasa (DAO), la cual participa en los procesos de digestión y absorción nutricional. La DAO se encuentra en las paredes mucosas del intestino delgado.

Su principal función es contribuir al metabolismo de la molécula histamina, la cual habita en numerosos alimentos. Acumular grandes cantidades de histamina conlleva una serie de perjuicios sobre la salud como:

Síntomas principales:

  • Alteraciones del sistema nervioso central: Migrañas, vértigos o náuseas.
  • Trastornos funcionales digestivos: colón irritable, reflujo o dispepsias y la distensión abdominal.
  • Trastornos dérmicos: Picores, rojeces, habones o eccemas.
  • Trastornos respiratorios: rinitis, asma no alérgica, estornudos, étc.
  • Otros: acúfenos, dolores musculares, fatiga.

¿Cómo podemos saber si tenemos déficit de DAO?

La forma habitual de detectar este trastorno es mediante una analítica de sangre, comprobando el parámetro enzima diamino oxidasa en el plasma sanguíneo. Es importante que el especialista que nos lleva lo solicite concretamente, ya que en una analítica estándar no aparece tal parámetro.

Causas del déficit de DAO

La causa es multifactorial, pero parece que la causa principal es de carácter genética. Algunos medicamentos o el consumo de alcohol actúan como bloqueadores de la DAO, y pueden ser también uno de los disparadores que promueven el déficit de DAO.

Lo habitual es que cuidando la dieta y retirando este tipo de productos, también mejore el trastorno. Aquellas personas que sufren enfermedades digestivas que afectan a la irritación de la mucosa intestinal, también es más posible que cursen con déficit de DAO: gastritis, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, étc.

Tratamiento y dieta para el déficit de DAO

Dieta baja en histamina:

En función del grado del trastorno, la dieta será más agresiva o menos. Como rasgos generales, evitaremos aquellos alimentos ricos en histamina o que actúan como bloqueadores de la DAO, además de potenciar alimentos ricos en otras aminas.

La dieta puede complementarse con una suplementación de la enzima DAO que facilite el proceso y que nos permita que la dieta no tenga que ser tan estricta.

Depende el origen del trastorno, la dieta va a ser una circunstancia temporal o definitiva. Cuando la enfermedad es de carácter genética tendremos que instaurar un hábito de alimentación definitivo que como mínimo contemple el abuso de alimentos ricos en histamina. Aunque como es lógico, esto dependerá de cada caso y la respuesta al tratamiento.

Alimentos o productos a evitar si tengo déficit de DAO

  1. Bebidas alcohólicas: contienen etanol que bloquean la enzima DAO y las bacterias de las bebidas de doble fermentación como la cerveza y el vino aportan altas cantidades de histamina.
  2. Conservas de pescado: Atún, sardinas u otras, poseen altas cantidades de histamina.
  3. Quesos: Cuanto más curados, debido a la fermentación tienen altas cantidades de histamina.
  4. Tofu: debido a su acción bacteriana ocurre igual que con los quesos.
  5. Embutidos: cuanto más elaborados más histamina tendrán.
  6. Cítricos. Las frutas cítricas no contienen histamina, pero sí otras aminas que potencian la acumulación de la histamina.
  7. Leche: es un alimento liberador de histamina endógena. No tiene histamina, pero potencia que se genere.

Relación entre déficit de DAO y síntomas de migraña

Según estudios recientes, el 87% de las personas que tienen migraña poseen déficit de DAO, y muchas personas no lo saben. Muchos fármacos como el naproxeno o el ibuprofeno que tomamos para calmar las migrañas, son fármacos bloqueadores de la DAO, contribuyendo de manera indirecta, a un futuro empeoramiento migrañoso.

Referencias bibliográficas:

  • Zaninovic, V. (2001). Migrañas: fisiopatología y tratamiento. Colombia Médica32(2), 86-88.
  • Gil-Martínez, A., Kindelan-Calvo, P., Agudo-Carmona, D., Muñoz-Plata, R., López-de-Uralde-Villanueva, I., & La Touche, R. (2013). Ejercicio terapéutico como tratamiento de las migrañas y cefaleas tensionales: revisión sistemática de ensayos clínicos aleatorizados. Revista de Neurología57(10), 433-443.
  • Guerrero, M. N. V. (1990). Biofeedbak EMG frontal y terapia cognitiva en el tratamiento de cefaleas tensionales, migrañas y cefaleas mixtas. Análisis y modificación de conducta16(47), 99-119.