▷ Alimentación consciente: ¡qué es, dieta y libro! - 2020
Alimentación consciente

Alimentación consciente: ¡qué es, dieta y libro!

Seguro, segurísimo que en algún momento habéis escuchado hablar sobre la alimentación consciente. Si quieres saber en qué consiste esto exactamente, quédate porque te lo voy a contar.

¿Qué es la alimentación consciente?

Hay otro término que seguramente también has escuchado con cierta frecuencia, del que quizás sepas decirme algo más, es el ya reconocido Mindfulness.

El Mindfulness es un tipo de meditación que ha sido recogida de las altas alturas del Tíbet, para que los occidentales conozcamos los múltiples beneficios que aporta esta práctica.

Hoy día, los psicólogos la empleamos como una técnica para regularnos emocionalmente. Aunque no sólo, cada vez son más las personas que deciden formarse en alguna disciplina meditativa. Sus beneficios son muchos.

El mindfulness o atención plena, consiste en desarrollar la capacidad de centrarnos en el presente y focalizar nuestra atención en estímulos concretos. Además, nos enseña a observar y contemplar las cosas sin emitir juicios.

¿Qué es el mindfoodness?

El mindfoodness o la práctica del mindfuleating es la extensión del clásico mindfulness, pero aplicado al campo de la nutrición. Es una técnica que se utiliza con el fin de desarrollar una conciencia plena sobre lo que comemos y sus atributos.

En este punto imagino que ya habréis deducido que es la alimentación consciente. Esta es una forma de comer donde nos volvemos más consciente, valga la redundancia, de lo que comemos.

Las prisas y la cantidad de estímulos a los que nos vemos sometidos diariamente, han hecho del comer un proceso cada vez más automatizado y urgente, al cual apenas le dedicamos tiempo. Comemos sin apenas darnos cuenta de como y qué comemos.

El mindfoodness contribuye a que recuperemos las sensaciones palativas y que nos sensibilizemos de nuevo ante un alimento. Mediante su olor, textura, sabor: conseguimos degustar lo que comemos.

Además, reduce los comportamiento impulsivos y compulsivos respecto a la relación con la comida, en lo que generalmente conocemos como “comernos las emociones”.

Yoga y alimentación consciente

Cómo puedes ver, las derivaciones son muchas. Todas, son intentos de vincular nuestra forma de comer a algo más sereno y saludable. Es el caso de la función mixta entre yoga y alimentación consciente.

Paleo dieta: Qué es

¿Qué es la paleo dieta? ¿es buena para la salud?

Dieta consciente

Vaya por delante que lo importante de una plan alimenticio es que este se base en una alimentación sana y equilibrada. Es decir, cualquier nutricionista, independientemente de que practique la conciencia plena o no, debe proponer planes de alimentación que contemplen la asimilación de todos los macro y micro nutrientes esenciales.

El plus que ofrece encuadrar un plan de alimentación en una dieta consciente, es que pasemos de comer como robots, a cuestionarnos los alimentos que tomamos.

Aprender a Comer consciente

Para ello podemos aprender a mirar el etiquetado nutricional de los productos que compramos y su forma de conservación, lo que podemos entender por comer consciente.

Esto es algo que valoro de forma muy positiva, ya que muchas personas solicitan los servicios de un nutricionista, porque por ejemplo desean adelgazar, y terminan convenciéndose de lo importante que es comer bien para la salud.

Por el otro lado, también me asusta un poco. Cada vez encuentro más personas obsesionadas con el comer saludable. Si nos desplazamos al otro lado, al de tratar de tener sumo cuidado con todo lo que comemos, puede que caigamos en un trastorno psicológico llamado Ortorexia.

Como siempre, el objetivo es comer sano, pero con cierta flexibilidad. Si nos vamos a parar a pensar y repensar todo lo que comemos, o tardamos en hacer tres horas la compra porque nos tenemos que leer las etiquetas de todo lo que compramos, no me atrevería a catalogar esto como salud.

¿Para qué nos sirve la alimentación consciente?

A nivel terapéutico la práctica del mindfuleating es muy interesante, tanto del lado de la nutrición como del lado psicológico.

Adelgazamiento

Sí  por ejemplo, estamos interesados en adelgazar, practicar el mindfoodness aumentará nuestros niveles de saciación, ya que como bien sabemos, comiendo despacio esta aumenta.

Además, para la misma cantidad ingerida, el cerebro tiene una sensación mucho mayor de haber comido. Los seres humanos somos muy complejos, y esto en parte, es fruto de la evolución.

Seguramente, en tiempos anteriores, comer fuese comer. Sin embargo, hoy día, para sentirnos satisfechos también necesitamos incorporar la sensación de haber comido.

Recuerdo que cuando tenía 18 me contagié de salmonelosis y tuve que estar 3 o 4 días ingresado en un hospital. Me alimentaban por sonda. Pasé un hambre horrible, y sobre el papel, estaba más que cubierto desde un punto de vista nutricional.

Pero mi cerebro no solamente necesitaba comer, sino que también el acto de hacerlo.

El hambre emocional

Otra aplicación muy útil del mindfuleating, ocurre en aquellos casos donde sufrimos la famosa hambre emocional o el comer emocional.

En el extremo de estos casos, nos encontramos el trastorno por atracón. Un trastorno de la alimentación apenas reconocido en comparación con otros TCA como son la anorexia o bulimia.

¿Hambre emocional?.

Haz el test online para salir de dudas y conocer qué es el hambre emocional

A veces, debido a un aprendizaje previo o por falta de otros recursos, usamos la comida como forma de regularnos emocionalmente. La impulsividad y la urgencia que sentimos cuando nos ocurre algo, nos lleva a comer de forma descontrolada.

Practicar el ser más conscientes de lo que comememos nos puede servir para aprender a regular nuestra ansia, y saber cómo canalizar ese exceso de energía, ímpetu o ansiedad. También nos ayudará a estar más conectados con nuestro cuerpo y a tener mayor calidad de vida.

Alimentación consciente según Suzanne Powell

Suzanne Powell es seguramente la autora con mayor reconocimiento en el campo de la alimentación consciente.

Esta nutricionista ortomolecular, se considera a sí misma, como una “guiri” que busca poder contribuir a la sociedad, consiguiendo que la gente se sienta en paz consigo misma.

Gracias a Suzanne, el movimiento alimentación consciente, va más allá de lo que os he explicado anteriormente. Ya no es sólo importante cómo comemos, sino también, que comemos, como ha sido cocinado, como nos afecta, y una larga serie de cuestiones que no solemos plantearnos cuando comemos o hacemos la compra.

Esta forma de entender la comida tiene una gran connotación psicológica, ya que en función de como nos relacionamos con la comida, en parte nos vinculamos con nosotros mismos y nuestro autocuidado.

Libros de alimentación consciente

Para no extenderme en este punto, te dejo el acceso a dos de sus libros más famosos sobre alimentación consciente. Los cuales me he leído y recomiendo. Si bien no comparto todo, a título personal, me ha servido para cuestionarme y volverme más consciente de mi forma de comer y de los productos que nos ofrecen a diario.

Comida consciente: Recetas

Como solución al problema de los productos ultraprocesados, existen un montón de recursos en internet para comer de forma saludable.

¿Qué es la “comida consciente?

Estas son las recetas saludables o conscientes. Tener que cocinar es siempre un esfuerzo extra, pero a la larga, lo notaremos. No solamente por efecto el salubre que tendrá en nuestro organismo, también por lo reconfortante y satisfactorio que es comer bien.

Soy realista, y entiendo que esto no podemos hacerlo a la perfección. Si nuestro objetivo es abandonar por completo el consumo de cualquier alimento inapropiado, creo que no estaremos adoptando una perspectiva realista.

Conozco el caso de varias personas que se han adscrito al movimiento Real food. Esto como profesional me parece perfecto, donde encuentro un problema es en la rigidez de tener que seguir de forma dogmática las normas que conlleva ser un real fooder.

La mayor dificultad que encuentro trabajando en consulta con aquellas personas que quieren cambiar sus hábitos de alimentación, es que tienen integrados en su su forma de comer, productos que son desaconsejables como para abusar de ellos.

Para este tipo de casos, hice un artículo que te dejo por aquí:  Alimentos saludables: Ideas de sustitución

En este artículo os doy alternativas y recetas saludables para cambiar estos alimentos integrados: refrescos, snacks, fast food, fritos, étc.

Nutrición consciente y alimentación saludable

Me gustaría cerrar este artículo haciendo una recapitulación y última reflexión sobre el objetivo de la nutrición consciente.

Adelgazar no es comer bien, esta es una consecuencia natural de llevar una alimentación saludable y equilibrada. Por otro lado, la nutrición consciente no nos invita a mirar al milímetro todo lo que comemos, si no a tener una idea de lo que estamos comiendo y desde ahí decidir como nos queremos organizar para cuidar nuestra salud.

Referencias bibliográficas:

Consciente, A., & Cousens, G. Alimentación Consciente. pdf.

Barcia Briones, M. F., Pico Macías, L. A., Reyna Murillo, J. L., & Vélez Muñoz, D. Z. (2019). Las emociones y su impacto en la alimentación. Caribeña de Ciencias Sociales, (julio).

Libman, K. (2007). Growing youth growing food: How vegetable gardening influences young people’s food consciousness and eating habits. Applied Environmental Education and Communication6(1), 87-95.