▷ El signo de Russell como huella de la anorexia
signo de russell

El signo de Russell como huella de la anorexia

El signo de Russell es una de las señales físicas más distintivas de los trastornos de la alimentación.  En este artículo te cuento qué es y cuando aparece.

¿Qué es el signo de Russell?

Es posible que lo hayas visto alguna vez y hayas pensado ¿qué le habrá pasado a esa persona?, ¿habrá golpeado a algo o alguien?

El signo de Russell consiste en una serie de cicatrices en los nudillos, como consecuencia de una reiterada auto provocación del vómito usando los dedos.

El vómito contiene jugos gástricos que son muy erosivos para la piel. Cuando el problema persiste, estas heridas pueden tornar en cicatrices que se quedarán con nosotros para siempre.

Trastornos de la alimentación y estigma social

Hace un año llegó a mí consulta una chica de 17 años diagnosticada con anorexia nerviosa. Ella me contaba que cuando el médico le dijo que sufría anorexia, se echó a llorar. No podía creer que eso que para ella hasta el momento había sido una forma de conseguir el cuerpo que deseaba tener, ahora de repente era uno de los peores trastornos psicológicos que existen.

El signo de Russell y otras señales físicas identitarias del TCA, son un simbolismo de como afecta el diagnóstico de anorexia o bulimia a las personas. Sobre todo, cuando quiénes los reciben son adolescentes.

Igual que el signo puede dejar una cicatriz, haber sufrido un trastorno de la conducta alimentaria deja otra marca en la identidad.

Meses después de mucho sufrimiento, la misma chica me daba las gracias por haberla ayudado con su problema (del cual se encontraba mucho mejor), mientras se miraba los nudillos con sentimiento de vergüenza.

Ahí es donde me di cuenta que el tratamiento en trastornos de la conducta alimentaria no acaba con la mejora clínica del trastorno. La huella que deja haber sufrido un problema de este tipo, es algo de lo que tenemos que ocuparnos.

¡Por cierto! Si eres profesional y te gustaría formarte como especialista en TCA, he creado una formación que integra el modelo de trauma con un modelo psiconutrición. Te dejo aquí el enlace para que puedas echar un ojo.

¿Se puede salir de la anorexia o la bulimia?

Con mucha más frecuencia de la que me gustaría, suelo escuchar frases del tipo la anorexia nunca se supera del todo, siempre queda algo o un trastorno de la alimentación es para siempre.

Evidentemente, algo que ha tenido un impacto emocional tan fuerte en nuestras vidas, no es algo de lo que podamos desentendernos fácilmente. Sin embargo, que algo aparezca en la memoria, no quiere decir que exista.

Colocar a las personas que sufren TCA como enfermos crónicos me parece un escenario desolador y estigmático para dichas personas.

¿Por qué si salimos de una depresión, podemos dejarla atrás y asociar este capítulo de nuestra vida con una circunstancia vital, pero una anorexia o bulimia tiene que pasar a formar parte de lo que somos?

Tanto la anorexia como la bulimia nerviosa son trastornos psicológicos, no características de personalidad y menos definiciones personales.

De hecho, la mayoría de veces estos trastornos debutan en momentos vitales donde la persona se encuentra en una transición a la vida adulta. Es decir, son dos de las enfermedades más contextuales que existen.

Conozco muchos casos de personas qué tras haberlas sufrido, ahora de adultos tienen una relación perfectamente sana y tranquila con la comida.

Si nos quedan dejes de ella o miedos, quizás sea porque el problema no se encuentra del todo resuelto, no porque lo normal sea aprender a convivir con el problema.

“Colocar a las personas que sufren TCA como enfermos crónicos, me parece un escenario desolador y estigmático para dichas personas”

— Alejandro Vera

Volviendo con el ejemplo de la depresión: Me cuesta imaginar el caso de un profesional de la salud mental que diese el alta a una persona con depresión y que diga bueno, le queda un poquito de depresión, pero es normal.

Insisto, ¿porqué con la anorexia y la bulimia esto no es así?

Anorexia, una locura con sentido

Hay un libro que a mí me gusta mucho y que utilizo en mis formaciones, que se llama Anorexia, una locura con sentido.

Una de las principales razones por las que me gusta este libro de Eduardo Torres, es porque enfoca el trastorno de anorexia como un intento de solución. Es decir, el trastorno es la expresión de una necesidad que la persona está tratando de satisfacer de manera equívoca.

Cómo leer este libro gratis:

Hay una buena noticia y es que para mí sorpresa, este libro se encuentra en Kindle Unlimited. Amazon nos ofrece dos meses de prueba a su biblioteca de libros de Kindle.

El Kindle es un formato de libro electrónico similar al epub, pero mucho más versátil. Es posible leerlo desde cualquier dispositivo.

He probado a darme de baja antes de recomendarlo, y no te dan ningún problema. Es inmediado y seguro (sin cargos). Lo único que tienes que tener en cuenta para que no te cobren nada, es darte de baja antes de que finalice el periodo de prueba si no quieres continuar.

anorexia una locura con sentido
Kindle unlimited gratis

El problema no acaba con comer bien

De hecho, la comida, es el último eslabón en la cadena. La comida es la punta del iceberg que vemos cuando hay un caso de este tipo, sin embargo, lo realmente relevantes es todo lo que hay debajo.

Y con debajo no me refiero a traumas profundos o ideas psicoanalíticas complejas, sino a nuestra relación con el control, la ansiedad, el perfeccionismo, la percepción corporal, y un largo etcétera que son sobre los que realmente se sostiene el trastorno.

El objetivo no es comer, a no ser que haya una situación grave de desnutrición. Comer es la consecuencia natural de tratar todos los aspectos anteriormente citados.

¿Son tan diferentes la anorexia y la bulimia?

Aunque habitualmente asociamos el signo de Russell a la anorexia, realmente este sería un síntoma mas propio de la bulimia.

Lo que ocurre en este sentido,, es que es poco frecuente encontrar un caso puro de anorexia o bulimia, lo habitual es que haya alternancia entre episodios de ambos tipos. Sobre todo, cuando el trastorno no ha sido controlado desde pronto y se extiende en el tiempo.

La diferencia apreciable entre ambas patologías son la conducta compulsiva más propia de la anorexia, y la conducta impulsiva habitual en la bulimia, la cual finaliza en atracones.

Sin embargo, la diferencia fundamental es la forma de tener el control. Ambos trastornos persiguen un mismo objetivo, la diferencia es la forma que tienen para regularse en relación al problema.

Conclusiones

Lo que me parece más importante de este artículo es que si tienes, has tenido o conoces a alguien que tenga un problema de alimentación, cale la idea de que estos son una forma desadaptativa de afrontar una necesidad emocional.

Son un intento de solución, por extraño que pueda sonar. No son un síntoma de locura, debilidad o rareza. Y que la curación total, es el objetivo único.

Si la enfermedad ha dejado en ti marcas visibles como el signo o cualquier otra, no son recordatorios de lo que eres, sino de lo que has vivido.