termogenesis

Termogénesis: Qué es y qué alimentos son termogénicos

A continuación, vas a comprender un poco más sobre la importancia del balance energético, en la perdida del tejido adiposo, y de la termogénesis. Ambos son procesos importantes que trabajan en función de mecanismos fisiológicos, y mantienen un equilibrio entre el gasto energético y la ingesta calórica.

Los procesos mencionados pueden variar según el tipo de alimentos que se ingieran, y la cantidad de ejercicio que se realice. Pues estas son las mejores estrategias para aumentar el gasto calórico, por ende, eliminar la grasa.

¿Qué es la termogénesis?

La termogénesis es la capacidad que tiene el organismo para generar calor, ante las reacciones metabólicas. Esta disipación de calor permite que el interior se pueda equilibrar, generando una homeóstasis térmica; que consiste en regular el interior por medio de la expulsión de calor. Las células de los mamíferos suelen mantenerse en una temperatura de 37°C.

La termogénesis puede ser provocada por el tipo de alimentación, ya que hay comidas propicias para activar este proceso. O también se puede provocar por los suplementos dietéticos.

La energía que se disipa en muchos casos corresponde a la energía que sobra, pues excede la cantidad consumida en el metabolismo. Es la explicación de la activación del calor de los mamíferos.

6 Alimentos quemadores de grasa

¿Crees que la mejor manera de bajar de peso es a base de autocontrol? ¿Comiendo lo menos posible?

Deja tu mail aquí abajo y te envío la guía Alimentos quemadores de grasa.

¡Ojo! esto no quiere decir que sean el remedio definitivo para nada. Solamente, quiero contarte como es posible #Adelgazarcomiendo

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Termogénesis inducida por la dieta

La termogénesis inducida por la dieta, o el efecto termogénico de los alimentos hace referencia a la variación de la tasa metabólica; es decir, a la razón en que el cuerpo quema calorías. Esta tasa puede verse afectada por los alimentos consumidos, pues cada uno posee una composición diferente, y por lo tanto un aporte de calorías distinto.

¿Sabías que al comer se gasta calorías? Se requieren calorías para absorber, digerir y almacenar cada nutriente de los alimentos. Razón por la cual, el efecto termogénico de los alimentos ayuda a que, al comer, solo se aumente en un mínimo la tasa de gasto calórico. Esta tasa es menor en comparación a cuando no se está haciendo nada.

Los componentes del gasto energético diarios son: el ritmo metabólico basal, la actividad física y el efecto termogénico de los alimentos.

La comunidad científica ha manifestado que, en el efecto termogénico de un 5% a 10% de la grasa se gasta en la digestión. Esto significa que un alimento de 400k calorías, se convierte en otro de 360k calorías.

El tejido adiposo

Al tejido adiposo también se le llama como grasa corporal y consiste en un tejido lleno de adipocitos, que son células en donde se almacena la energía como grasa. Por lo que sirven para almacenar energía y para proteger los órganos.

Se pueden encontrar dos tipos de tejido adiposo: el marrón y el blanco. Cuando no se especifica sobre cuál de los dos se habla, es correcto asumir que es el blanco, porque este es mucho más abundante que el marrón. Sin embargo, es recomendable conocer más sobre las diferencias entre la grasa parda y la grasa blanca.

De manera que el tejido adiposos tiene las funciones de: almacenar grasa, pues gracias al tejido adiposo, el humano puede sobrevivir hasta 40 días sin un suministro de alimento. Aislar los órganos de las pérdidas de calor, y actuar como un acolchamiento en algunas zonas del cuerpo.

El tejido adiposos protege zonas como los glúteos, las articulaciones, los riñones, cerca de los órganos vitales, arterias, cerca a los ojos y demás. Pero también hay zonas que no poseen mucha grasa, como el dorso de los pies y manos. Sin embargo, la presencia de grasa en estos lugares depende de la nutrición y de la musculatura.

Recíbelo en tu mail

Aquí abajo puedes escribir el mail en el que quieres recibir la guía 15 Claves para bajar de peso de forma eficaz. De manera automática, te llegará un mensaje con el enlace de descarga, no tienes que hacer nada más.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Diferencia entre termogénesis y termólisis

La termólisis hace alusión a la pérdida de calor, que es lo contrario a la termogénesis. El mecanismo principal de este proceso es la evaporación, porque cuando el organismo alcanza una temperatura muy elevada, se activa la sudoración, que enfría la piel y a la vez los tejidos.

Al sudar, se pierde 1 caloría por cada 1.7ml de sudor, no es mucho lo que se pierde, pero es efectivo. Algunos animales no sudan debido al pelaje, y en esos casos recurren al jadeo, que también es una forma de estabilizar el organismo.

Si la temperatura exterior es mayor que la temperatura corporal, que para los mamíferos está entre 36 y 37 °C, se pierde calor por medio de la evaporación asociada al sudor.

De manera que estos procesos siempre están activos, y se reorganizan según los cambios que se perciban en el ambiente y en el interior.

Lista de alimentos termogénicos:

Como se mencionó en la termogénesis inducida por la dieta, hay alimentos que al ser ingeridos desencadenan una serie de reacciones calor en el cuerpo, aumentando el metabolismo basal en la digestión. Para asegurar esto, el organismo quema más calorías de las que hay en el depósito de grasa. Estos son los alimentos más recomendados:

  • Jengibre: esta planta posee efectos beneficiosos sobre el síndrome metabólico y la obesidad. Por lo que se le atribuye la posibilidad de digerir los carbohidratos, quemar grasa y secretar insulina. Además, está comprobado que disminuye el colesterol y la presión arterial.
  • Pimienta: ayuda a hacer la digestión porque acelera el proceso de asimilaciones de los nutrientes. Esto significa una mejora en el aprovechamiento de los alimentos y una agilidad al momento de metabolizar lo ingerido.
  • Té verde: consumir esta variante de té es efectiva para facilitar la pérdida de peso, por medio de una reducción del índice de masa corporal. La zona en la que puede quemar más grasa es la del abdomen, debido a que es un alimento muy efectivo y rápido. Esta planta posee un antioxidante que ayuda a incrementar el metabolismo celular.
  • Cúrcuma: este alimento ha sido agregado en muchas recetas gracias a tus amplias propiedades. Cumple la función de antioxidante, promoviendo la eliminación de las basuras que hay en el organismo. De esta manera se previenen enfermedades.

La curcumina presenta mejores resultados al combinarse con la piperina, presente en la pimienta. La unión estimula la perdida de grasa corporal, y es de las mejores combinaciones para bajar de peso.

  • Canela: la canela es útil para mantener equilibrados los niveles de azúcar en la sangre; pues mejora la eficacia de la insulina y elimina los picos de insulina después de alguna comida. Esto provoca que los niveles de glucosa estén estables y es más fácil controlar el hambre. Además, es un alimento muy fácil de consumir en las bebidas.

¿Es posible bajar de peso mediante la termogénesis?

La termogénesis inducida por la dieta se basa en la capacidad que tienen los alimentos para generar calor en el organismo. Y eso está ligado con la capacidad de consumir más energía, y así una mayor cantidad de calorías. Teóricamente, consumir alimentos que generan calor aumenta el consumo de calorías en reposo.

Por esta razón es que se acelera el metabolismo, provocando que toda la energía que aportan los alimentos, sea utilizada como combustible con el que cada órgano y celular funciona.

Y está comprobado por diversos estudios que una aceleración en el metabolismo ayuda a perder peso; puesto que, el organismo es más eficaz al quemar las calorías consumidas. Esta capacidad de acelerar el metabolismo es la que respalda el poder de los alimentos termogénicos para perder peso.

Sin embargo, no se trata de que el hecho de consumir los alimentos recomendados asegure una pérdida de peso. Es una práctica que acompaña una dieta controlada y un entrenamiento físico regular. Ningún alimento hará desaparecer la grasa por arte de magia.

 

Bibliografía consultada:

Westerterp, K. R. (2004). Diet induced thermogenesis. Nutrition & metabolism1(1), 1-5.

Smith, R. E., & Horwitz, B. A. (1969). Brown fat and thermogenesis. Physiological reviews49(2), 330-425.