hipnosis clinica

¿Qué es la hipnosis clínica y para qué sirve? ¿funciona?

Cuando imaginamos a un hipnotizador seguramente nos venga a la mente la figura de un embaucador que con un péndulo va a hacer de nosotros una gallina.

Sin embargo, la hipnosis clínica es técnica terapéutica que nada tiene que ver con esto. En este articulo te cuento qué es realmente y para que sirve.

¿Qué es hipnosis clínica?

La hipnosis clínica es una técnica terapéutica. No es un remedio mágico, ni tiene propiedades paranormales, simplemente, a través de la hipnosis, provocamos un estado de conciencia diferencia al estado normal de alerta en el que te puedes encontrar ahora mismo mientras lees esto.

De hecho, seguro que en tu día a día entras en varias ocasiones en estado de hipnosis.

Si conduces lo vas a ver claro. Al principio, cuando comienzas a coger un coche, vas con mil ojos a todas las cosas. Eso es, estar en un estado de alerta.

Cuando tienes más experiencia, “conduces sólo”. ¿Reconoces la sensación de haber ido conduciendo del punto A, al punto B, haber llegado bien, pero no haber sido demasiado consciente de como lo has hecho?

Cuando una tarea se automatiza, nuestro cerebro es capaz de llevarla a cabo sin requerir de nuestra conciencia. O mejor dicho, nuestra conciencia queda en un segundo plano, como un padre o una madre, que lee una revista en el parque mientras vigila con el rabillo del ojo a su hijo.

Si quieres saber más sobre esto, puedo escucharlo también aquí:

Si te ha gustado, dale a seguir para seguir todo el contenido del podcast 🙂

¿Y la hipnoterapia?

Bajo mi punto de vista, hablar de hipnoterapia no tiene mucho sentido. Como te decía antes, la hipnosis es una técnica que se puede utilizar en consulta o no, en función del caso y de las necesidades de la persona.

Cuando alguien dice que hace hipnoterapia, a mí por lo general, me genera desconfianza.

Trabajar en estado de hipnosis es muy potente porque se derriban muchas resistencias. En estado de alerta estamos activados, pensamos, y eso precisamente hace que estemos menos receptivos.

En estado de hipnosis se trabaja con lo simbólico, y no se convence de las cosas, se experimentan.

libros psicologia

¿Funciona la hipnosis para dejar de fumar y para adelgazar?

El problema que rodea a la hipnosis clínica, es que muchos “profesionales” la venden como una especie de varita mágica con la que te van a tocar y adiós tabaquismo, adiós hambre emocional.

De hecho, hace poco escribí un artículo expresamente donde te cuento si la hipnosis sirve para adelgazar o no.

Olvídate de reclamos publicitarios del tipo “En una sola sesión con hipnosis…”.

Insisto, la hipnosis clínica es una técnica. Muy potente, muy útil, pero no es magia.

Esto sólo es el comienzo

Si te gusta la psicología, comprender mejor las relaciones personales y darle un poquito al coco, te animo a que te unas a la newsletter más sincera y personal. Recibirás en tu mail, aprendizajes que obtengo en mi día a día trabajando con otras personas. Prometo no ser muy pesado 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Para qué sirve clínica entonces?

Sirve para reestructurar creencias y recuerdos. Cuando estudié hipnosis clínica me explicaron algo que me ha ayudado mucho como profesional: No podemos cambiar las cosas que han pasado, pero sí el significado que le estamos dando.

Imagina el caso de una persona que de pequeña sufrió abusos sexuales. Desde entonces, se culpa así misma porque siente que no hizo nada para evitarlo.

Mediante hipnosis, podríamos evocar el recuerdo, y que ahora como adulta se dé cuenta que no lo permitiría, qué incluso, proteja a la niña que fue entonces en vez de culparla.

Esto no va a cambiar el hecho de que ocurrió un abuso sexual, pero es una experiencia emocional correctiva donde la persona puede cambiar como se siente respecto a lo que sucedió.

Esto perfectamente puede ser aplicable a “sucesos menores” como la conducta de fumar

¿Cómo funciona la hipnosis? ¿Qué tengo que hacer?

Hay varios tipos de hipnosis, por lo general, la más utilizada suele ser la hipnosis ericksoniana.

En la hipnosis clínica ericksoniana hay tres fases (al menos como yo lo trabajo): Inducción, profundización y estabilización.

En fase 1 de inducción, simplemente se trabaja mediante un técnica de relajación como puede ser la respiración.

El objetivo es irnos desconectando del entorno e ir dirigiendo la atención hacia dentro. Como en el ejemplo que te contaba arriba de la conducción.

Una vez que hemos logrado fijar la atención en nuestro cuerpo y han bajado nuestros niveles de alerta, comienza la fase 2 de profundización.

En esta segunda frase es cuando la mente empieza  a “volar” y se pierde la noción del tiempo. Empezamos a entrar en el recuerdo o el motivo que vayamos a trabajar.

Este motivo debe haber sido evaluado anteriormente. Es decir, mediante la evaluación clínica en consulta, decidimos sobre qué vamos a trabajar.

Una vez que hemos conectado con la emoción y estamos dentro, pasamos a la fase 3 de estabilización y cambio, donde se comienza a hacer el trabajo terapéutico y a procesar de una manera distinta lo ocurrido.

Hipnosis clínica Vs. Emdr

Tanto la hipnosis clínica como el emdr son dos técnicas muy similares, que tal y cómo yo las entiendo, persiguen el mismo objetivo.

La diferencia fundamental es el grado de intromisión del terapeuta. En EMDR y el terapeuta acompaña la experiencia del paciente, es decir, deja que sea la persona la que vaya navegando entre sus recuerdos y asociaciones.

En la hipnosis clínica hay un plan más estructurado y el psicólogo conduce a la persona para que pueda ver la solución.