▷ Cómo eliminar la grasa visceral y qué es realmente
grasa visceral

Cómo eliminar la grasa visceral y qué es realmente

¿Conoces qué es la grasa visceral? Si no lo sabes, probablemente ha oído hablar sobre ella, ya que está fuertemente asociada con factores de riesgo de salud cardiovascular y diferentes desequilibrios metabólicos.

A lo largo de los años, acumulamos grasa, especialmente en la región abdominal, lo cual es el resultado de hábitos alimenticios inadecuados y de un estilo de vida sedentaria, pero también puede ocurrir debido a trastornos hormonales.

Esta capa de grasa corporal está formada por adipocitos (células grasas) y se considera el principal reservorio de energía del cuerpo. ¿Pero cómo almacenamos dicha energía? En forma de triglicéridos, de insulina.

Sin embargo, tras años de estudios sobre la composición corporal, se descubrió que esta grasa actúa como un órgano endocrino, interfiriendo en varios procesos metabólicos y no de manera muy positiva.

En este artículo vamos a entender qué es la grasa visceral y cómo eliminarla.

¿Qué es la grasa subcutánea?

La grasa subcutánea está presente en la región gluteofemoral, la espalda y la pared abdominal anterior. Es más sensible a la acción de las hormonas y actúa:

  • En la protección contra los choques mecánicos;
  • Facilitando la movilidad sobre estructuras más profundas;
  • Como aislante térmico para mantener la temperatura corporal adecuada;
  • Ayudando a la absorción de los triglicéridos y los ácidos grasos libres, evitando que se depositen en otro lugar;
  • Como un depósito de energía en forma de triglicéridos para momentos de necesidad, como el ayuno

¿Qué es la grasa visceral?

La grasa visceral se encuentra entre los órganos de la cavidad abdominal y actúa como un órgano endocrino, sintetizando y secretando numerosas citoquinas y hormonas.

Es más frecuente en los hombres, pero afecta a las mujeres en el período posterior a la menopausia. Sus acciones implican:

  • Mayor concentración de ácidos grasos libres, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de padecer el síndrome metabólico;
  • Disminución de la captación de insulina, lo que da lugar a la resistencia a la insulina y al riesgo de padecer diabetes de tipo 2;
  • Hipersensibilidad a los glucocorticoides
  • (cortisol y cortisona, por ejemplo) que promueve la vasoconstricción (endurecimiento de los vasos sanguíneos) y, por consiguiente, el aumento de la presión arterial;
  • Aumento de la concentración de TNF-á (factor de necrosis tumoral) favoreciendo el desarrollo de la trombosis y la agregación plaquetaria.

¿Cómo evaluar la grasa visceral?

Para la clasificación del estado nutricional, el IMC (Índice de Masa Corporal) se calcula usando la fórmula: Peso (Kg)/Altura²

  • Un IMC superior a 30Kg/m se clasifica como obesidad

Sin embargo, el IMC no se considera un método fiable, ya que no analiza la grasa visceral y/o subcutánea por separado, sino el peso corporal total.

Por el contrario, la medición de la circunferencia de la cintura (WC) se ha utilizado ampliamente como predictor del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, puede considerarse como un método indirecto para evaluar la concentración de grasa visceral. El Programa Nacional de Educación sobre el Colesterol (NCEP) establece como punto de corte:

  • Mayor o igual a 88 cm y 102 cm, para mujeres y hombres respectivamente.

Los individuos que se encuentran en ese umbral ya están dentro del grupo de riesgo. Se trata de un método de fácil aplicación y bajo costo, lo que favorece su uso en la práctica clínica como indicador de riesgo.

Otras formas de medir las grasa visceral

Sin embargo, hay otros métodos que pueden medir con mayor precisión la concentración de grasa en la región abdominal y diferenciar entre la grasa visceral y la subcutánea.

Entre ellos podemos citar: Bioimpedancia eléctrica (BIA), pesaje hidrostático (peso sumergido), absorbencia de rayos X de doble energía (DEXA), imágenes de resonancia magnética y tomografía computarizada.

bascula bioimpedancia articulo

Pero el alto costo y las limitaciones de estos métodos hacen que su aplicación diaria sea difícil. Son muy útiles en la investigación académica o en atletas de alto nivel, como en el fútbol, por ejemplo.

¿Qué se puede hacer para eliminar la grasa visceral?

Ya hemos visto lo que es la grasa visceral y que se acumula debido a los malos hábitos alimenticios y al sedentarismo, así que, ¿qué podemos hacer para prevenir la obsesidad o eliminar la grasa visceral si ya la tenemos?

¿Dieta para perder grasa visceral?

En primer lugar, es importante saber que no hay una dieta específica para la reducción de la grasa visceral, sino diferentes estrategias para la pérdida de peso y, en consecuencia, la reducción del contorno de la cintura. Los pequeños cambios pueden contribuir a mejorar el estado nutricional, por ejemplo:

  • Reducción del consumo de alimentos industrializados;
  • Inclusión de fibras (avena, chía, linaza);
  • Sustitución de carbohidratos refinados por harina integral (arroz, pan, pasta);
  • Adición de omega 3 (semillas oleaginosas, aceite o en cápsulas);
  • Inclusión de antioxidantes (semillas oleaginosas, verduras y cítricos);
  • Reducción del consumo de sal y azúcar

Una advertencia importante sobre los alimentos: no es necesario excluir ningún grupo de alimentos, sólo equilibrar el consumo entre ellos. Al igual que un cambio en la dieta, un cambio en el estilo de vida también es esencial. Entre estos cambios, podemos citar:

  • Actividad física regular, al menos 30 minutos al día;
  • Suficientes horas de sueño para que el cuerpo descanse;
  • Control del estrés;
  • Intervención farmacéutica si fuese necesario. La prescripción sólo debe ser hecha por un médico o especialista.

Referencias:

  1. Ibrahim, M. M. Subcutaneous and visceral adipose tissue: structural and functional differences. International Association for the Study of Obesity. 2009, 11-18.
  2. Jemtel, T. H. Le; et al.Visceral Adipose Tissue Acumulation and Residual Cardiovascular Risk. Current Hypertension Reports. 2018, 20:77.