cursos inteligencia emocional

¿Qué es la inteligencia emocional y cómo desarrollarla?

Si no sabes qué es la inteligencia emocional, te estás perdiendo de todas las ventajas de ofrece esta habilidad. Es útil en todos los ámbitos: laboral, personal y social; y es necesaria para mejorar las relaciones interpersonales. Conoce qué es la inteligencia emocional y cómo desarrollarla.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad que tenemos para identificar, manejar y evaluar las emociones; es todo lo relacionado con el control de los sentimientos. Aunque algunas personas tienen la fortuna de contar con esta característica, es posible adquirir y desarrollar esta habilidad.

Es importante ser capaz de reconocer y expresar las emociones propias, pero en muchos casos suele ser más necesario saber responder a los sentimientos de los demás. ¿Por qué?

Imagina una amistad en la que no puedes entender cuando la otra persona está triste, o cuando está muy molesto. Si tus acciones no corresponden a estas emociones, es posible que la relación se dificulte en esos momentos.

Esta capacidad, poder o habilidad, es lo que conocemos como inteligencia emocional. En la actualidad, esta inteligencia es tan importante como el coeficiente intelectual. Y así como puedes estudiar y mejorar académicamente, lo pueden hacer en la inteligencia emocional y garantizar un éxito general en la vida.

¿Por qué es tan importante?

Desarrollar la inteligencia emocional es importante porque brinda la capacidad de tener consciencia social y de sí mismo. Esto significa que se adquiere la habilidad de empatizar con las personas, y de poderse comunicar de forma asertiva.

Hacer parte de la sociedad requiere una interacción con todo tipo de personas, eventos inesperados y más sorpresas. Es por esto que, el cómo respondas ante los demás y ante ti mismo, afecta el entorno personal, laboral o doméstico. Para dar la mejor respuesta, es necesario ser emocionalmente inteligente.

La importancia de la inteligencia emocional se hace más evidente en las situaciones de estrés, cambios y conflictos, ya que en estos momentos sentimos que perdemos un poco el control. Pero la solución es sencilla, debes conectar con tus sentimientos, y con los de los demás.

De manera que, la inteligencia emocional es clave para relacionarse de forma efectiva con las demás personas, teniendo en cuentas las diversas situaciones y emociones.

Como trabajar la inteligencia emocional

Saber cómo trabajar la inteligencia emocional es esencial para desarrollar las habilidades sociales y emocionales. Tan solo debes seguir estos sencillos pasos:

  • La empatía

El primer paso para ser una persona empática es identificar las emociones que siente la otra persona. De esta forma, es más fácil imaginarse en el lugar de la otra persona para entender lo que piensa y lo que siente. Ser empático con todas las personas es un trabajo complicado, pero debes practicar poco a poco.

Esta habilidad social es muy necesaria para entablar y mantener relaciones interpersonales. Además, te ayuda a mejorar la compresión de las situaciones específicas.

  • La escucha

Recuerda que hay una gran diferencia entre escuchar y oír, pues la persona que oye es aquella que solo percibe sonidos, y aquella que escucha sí presta atención al mensaje. Tu debes ser el que escucha, y solo de esta forma vas a entender qué siente el otro. No te apresures, esta tarea toma tiempo.

Además, prestar atención al lenguaje de la otra persona no se reduce a sus palabras, ya que muchas personas también expresan sus sentimientos por medio del lenguaje corporal.

  • Refleja

Ahora que escuchaste a la otra persona, conoces sus sentimientos y preocupaciones, debes razonar sobre estos sentimientos. De forma involuntaria, reflejamos los sentimientos en las acciones y en la forma de pensar. Así que es tu misión analizar cómo es que esas emociones identificadas se relacionan con el comportamiento de la persona.

Busca factores ocultos que generen esos sentimientos, compara tus emociones con las de la otra persona, ¿por qué son diferentes? Atrévete a explorar, así podrás entender cómo las emociones influyen en las acciones del otro.

Como trabajarla con niños

El Dr. Gottman es un psicólogo que ha recibido diversas distinciones y premios, y ha realizado estudios y experimentos relacionados con la inteligencia emocional. Sus investigaciones demuestran que, los niños que reciben un entrenamiento en este ámbito son más saludables físicamente, son más sociables y tienen agilidad mental.

Los padres deben seguir cinco pasos sencillos para desarrollar la inteligencia emocional en los niños, así esto lleve mucho tiempo.

  • Reconoce sus emociones: Si quieres ayudar al niño a trabajar en su inteligencia emocional, tu debes ser capaz de reconocer tus propias emociones. Así, será más sencillo identificar y entender los sentimientos del pequeño.

En este paso no es necesario que el niño tenga una amplia expresión emocional para reconocer sus emociones.

  • Conecta con sus sentimientos: No veas los sentimientos del niño como un problema o desafío, sino como una oportunidad para enseñar y conectar con el pequeño.
  • Escucha: Escuchar es prestar atención, así que enfoca todos tus sentidos en entender su expresión emocional. Trata de reflejar todo lo que el niño dice, para que él sea consciente de lo que experimenta y lo que le sucede. Evita cancelar sus sentimientos, al contrario, valídalos.
  • Caracteriza las emociones: Cuando ya has escuchado todo lo que siente el niño, y que el se encuentra en proceso de conocer sus sentimientos, es momento de etiquetar las emociones. Para que él desarrolle conciencia emocional, le debes brindar vocabulario sobre sus sentimientos.
  • Soluciona los problemas bajo límites: en el tercer paso aprendes a validar los sentimientos del pequeño, pero esto no significa que todos los comportamientos son válidos también. Debes ayudar al pequeño a desarrollar habilidades de resolución de problemas.

¡Por aquí Luci! Me ocupo de esto mientras Álex está en consulta. ¿Sabes que también tenemos un podcast?

¡Por aquí Luci! Me ocupo de esto mientras Álex está en consulta. ¿Sabes que también tenemos un podcast?

¡Acuérdate de darle al botón seguir para no perderte ningún capítulo!