¿Qué son los niveles de autoestima y cuántos existen?
niveles de la autoestima

¿Qué son los niveles de autoestima y cuántos existen?

Es frecuente  pensar que cuando una persona tiene autoestima alta, sea porque tiene una gran aptitud social; es decir, que cuenta con popularidad, triunfo, posesiones materiales, y la aclamación de los demás.  Como este pensamiento, hay muchos más que son erróneos y nublan el camino a la verdadera autoaceptación.

En este artículo vamos a deshacer alguna de las falsas creencias entorno a lo que es estar bien con uno/a mismo/a, y vamos a conocer los diferentes niveles de la autoestima que existen.

¿Qué entendemos por autoestima?

El concepto psicológico de autoestima trata de una dimensión evaluativa, una postura negativa o positiva personal, sobre sí mismo y por lo que es. Esta valoración se acompaña de sentimientos del valor personal y de auto aceptación. Es un término difícil de definir, pero siempre ha estado presente en las explicaciones del comportamiento humano normal.

La autoestima es multidimensional, posee una naturaleza multifacética que depende de los diferentes escenarios en que el individuo convive, interactúa y desarrolla su conducta. Esto se evidencia cuando te relacionas con amigos, que ya conocen tus debilidades; y cuando convives con desconocidos, a quienes se les oculta lo malo.

Una persona con autoestima alta es quién se valora de forma positiva, pero también se acepta, y no se siente mal por el tipo de persona que es. De manera que se identifica con sus habilidades e incapacidades, y puede diferenciar cuales de estas deben ser aceptadas o modificadas en busca de mejorar.

En este sentido, se espera que alguien con autoestima aceptable se sienta capaz de enfrentar los problemas y retos que la vida presenta. Por otro lado, alguien que se valora de forma negativa, se auto rechaza y auto desprecia, se siente incapaz de resolver con éxito alguna situación.

test autoestima

Los 4 tipos o niveles de la autoestima

Comúnmente se utilizan los términos alta o baja para calificar la autoestima. Sin embargo, hay otros niveles que proporcionan una mejor visión y pueden ser útiles para el auto reconocimiento. No se trata de buscar cuál es el que te define, pues puede que no haya uno exacto; es más sobre conocer diferentes aspectos de la autoestima, y cuales has experimentado.

Embárcate en la aventura de pasar por los niveles, conocerte y aceptarte.

  • Autoestima reactiva

También conocida como superficial, es la falsa autoestima. Es cuando la propia valoración e imagen depende de cómo los demás lo perciban; es etiquetarse según las opiniones externas. De manera que es un sufrimiento que no le agrades a alguien, luego te quiera y después te odie; tu autoestima variará según lo que los demás decidan.

En este caso deseas que todos te quieran, pero sin motivo existente. Algunas veces buscas el porqué de merecer lo que te pasa, no para reflexionar y cambiar si es necesario, sino para justificar el comportamiento de los otros.

Para estas personas, la autoestima se siente como algo no propio, una carga que no se puede controlar y es ajeno a la propia decisión.

  • Autoestima activa

Esta requiere un nivel psicológico un poco más alto que el de la reactiva. A diferencia del nivel anterior, la persona no espera ser aceptada sin esfuerzo alguno, sino que intenta al máximo convencer a todos, incluso a sí mismo, de algo que no es.

Es algo similar a usar una máscara todo el tiempo, tanto que se olvida que hace parte de un disfraz y esconde algo debajo. Como consecuencia, se pierde la identidad y verdadera personalidad. Estas personas también le dan más importancia a las opiniones ajenas que a las propias.

En este nivel es posible que haya un interés en mejorar la autoestima, e inicie la experiencia de la autoconciencia.

  • Autoestima interna

También se le conoce a este nivel como la búsqueda del auto reconocimiento porque desparecen las etiquetas y las máscaras. Es en donde finalmente comienzan a ser más importantes las propias valoraciones que las externas.

Inicia un dialogo interno sobre aquellas cosas que te molestan de ti mismo, sean físicas o personales. Luego analiza si realmente es malo o es lo que te han hecho creer; si es la primera opción, piensa como lo puedes mejorar. Esto va encaminado hacia la autoestima profunda.

La llegada a este nivel normalmente está impulsada por una crisis, ya que el dolor es el que nos mueve hacia el cambio.

  • Autoestima profunda

En este punto, se conocen y aceptan las falencias, de manera que no son impedimento para querer o sentirse querido. La persona se siente plena, en todas las capacidades de enfrentar cualquier situación venidera porque no hay una sensación de estar en el momento inadecuado, o peor aún, ser la persona inadecuada.

Este máximo nivel no está separado de los otros niveles; todo lo contrario, es una combinación. Si ya posees este nivel de autoestima notarás que disfrutas de la estima de los demás y que siempre fue normal el tratar de proyectar una imagen amable.

Lectura recomendada: Los 6 pilares de la autoestima

Si quieres reforzar tu autoestima, este libro es el indicado para ti. Escrito por Nathaniel Branden, de los más capacitados en el tema, quien está seguro de que muchos de los problemas psicológicos son causados por una autoestima inadecuada. También asegura que la autoestima está fundamentada en la eficacia personal y el respeto a sí mismo, por lo que si alguna condición falta, la autoestima se deteriora.

 

Los 6 pilares de la autoestima
Ver producto en Amazon

 

Nathaniel propone prácticas imprescindibles para mejorar la autoestima. Algunos de estos son:

  • La práctica de la aceptación de sí mismo
  • La práctica de la autorresponsabilidad
  • La práctica de la aceptación de sí mismo

Es evidente que todas las practicas se deben realizar por sí mismo; nadie puede mejorar la autoestima de otra persona. Es posible una orientación, pero si no estás dispuesto a cambiar, no pasará.