▷ Harina de trigo sarraceno: qué es, propiedades y beneficios
trigo sarraceno

Propiedades de la harina de trigo sarraceno: qué es y beneficios

La harina de trigo sarraceno es uno de los ingredientes clave de la dieta Sirtfood, la cual ayudó a la cantante Adele a perder 45 kilos a finales del año pasado y a mantener su peso hasta el día de hoy, como se muestra en la foto que celebra su 32 cumpleaños.

En este artículo vamos a conocer cuáles son las propiedades la harina de trigo sarraceno y sus beneficios. ¡Go!

Trigo Sarraceno: ¿Qué es?

El trigo sarraceno es un tipo de alimento sin gluten, por lo que constituye una buena alternativa para los pacientes con enfermedad celíaca, alergia o intolerancia a esta proteína. También es una opción rica en fibra insoluble y cuenta con una alta concentración de minerales, entre otros nutrientes.

Además, es rico en magnesio, el cual promueve la relajación muscular y ayuda a evitar calambres en los atletas durante las actividades físicas intensas. El trigo sarraceno también ofrece beneficios para aquellos que necesitan aumentar el consumo diario de fibra o para las personas que buscan una dieta saludable. Además de ser una alternativa a las harinas convencionales, puede consumirse en lugar de otros cereales, como el arroz y el maíz, y espolvorearse en las ensaladas, entre otras muchas posibilidades.

Propiedades del trigo Sarraceno

Aunque se trata de un alimento versátil con muchas propiedades positivas, hay que prestar cierta atención a su consumo, ya que no es un producto con bajo contenido en carbohidratos ni una fuente de todos los nutrientes necesarios diarios.

La principal propiedad del trigo sarraceno es que no contiene gluten, lo que permite que sea consumido por personas con enfermedad celíaca. No obstante, el alimento también se recomienda para personas con estreñimiento intestinal crónico, diabetes, pre-diabetes y personas alérgicas a la proteína del trigo. También conocido como trigo sarraceno y procedente del suroeste de China, es una fuente de ácidos grasos omega-3, fibras insolubles, carbohidratos complejos, minerales como el cobre, el magnesio, el manganeso y el fósforo y antioxidantes.

– El trigo sarraceno es muy rico en minerales en comparación con otros cereales, como el maíz, el arroz y el trigo común, y en antioxidantes. Algunos estudios muestran que el consumo crónico de alforfón favorece la reducción de la presión sanguínea, mejora el perfil lipídico y reduce el riesgo de cáncer de colon.

Beneficios del trigo sarraceno

  • Libre de gluten;
  • Fuente de ácidos grasos omega-3;
  • Rico en fibra insoluble. Ayuda a mejorar el funcionamiento del intestino, a equilibrar la microbiota intestinal y reducir los picos de insulina. Según los estudios, el trigo sarraceno contribuye a reducir la presión sanguínea, mejorar el perfil de lípidos y disminuir el riesgo de cáncer de colon;
  • Buena concentración de cobre, magnesio, manganeso y fósforo;
  • Gracias a la presencia de magnesio, promueve la relajación muscular y ayuda a evitar calambres en los atletas durante las actividades físicas intensas;
  • Fuente de antioxidantes;
  • Contiene carbohidratos complejos, así como quinoa y amaranto;
  • Bajo índice glucémico, en comparación con otras harinas. Por lo tanto, su ingestión no causa incursiones o picos de insulina;
  • Fuente de hidratos de carbono solubles con efecto metabólico, como el fagopiritol y el D-quiroinositol. Por lo tanto, evita un aumento significativo del azúcar en la sangre después de las comidas;
  • En comparación con la harina de trigo convencional, al ser rica en fibra, promueve más la saciedad, además de ayudar en el control de la glucosa. De esta manera, al utilizarlo al hornear pasteles y panes, aquellos que buscan la pérdida de peso o simplemente una dieta más saludable pueden tener estos beneficios;
  • Es una fuente de proteína vegetal;
  • Rico en vitaminas B.

¿Por qué elegir harina de trigo sarraceno?

Aquellas personas que necesitan eliminar el gluten de la dieta terminan usando mucho la tapioca u otros alimentos, que no tienen fibra y son pobres en nutrientes. . El trigo sarraceno es rico en vitaminas del grupo B, que están vinculadas a la generación de energía. También tiene un contenido razonable de proteínas. No es como una legumbre, pero la cantidad es un poco más alta que la presente en la quinoa, por ejemplo.

– La principal regla de la nutrición es tener diversidad. Si  sólo consumimos trigo sarraceno, tendremos fibra, vitaminas B y magnesio, pero nos faltarán otros nutrientes. Es posible tener una carencia de zinc, aunque el trigo sarraceno contiene  un contenido razonable de este, no es suficiente.

¿Para quién es recomendable?

  • Pacientes celíacos;
  • Individuos con sensibilidad o intolerancia al gluten;
  • Alérgicos a la proteína del trigo;
  • Pre-diabéticos y diabéticos;
  • Personas con altos niveles de colesterol y triglicéridos;
  • Individuos con estreñimiento intestinal crónico;
  • Personas con disbiosis intestinal causada por la ingestión crónica de polifármacos. El exceso de drogas puede desequilibrar la flora intestinal, comprometiendo la digestión y la absorción de nutrientes;
  • Casos de espasmos, calambres y la migraña, siendo rico en magnesio. Como este nutriente ayuda a promover la relajación muscular, el alimento también beneficia a los individuos que necesitan mejorar la calidad del sueño,
  • Las personas que quieren comer más sano o perder peso.

Contraindicaciones

  • No hay contraindicaciones para el consumo de trigo sarraceno. Sin embargo, las personas que son sensibles al compuesto de fagopirina no pueden abusar de la ingesta de este alimento. Incluir este ingrediente en todas o muchas de las comidas diarias puede causar un exceso de fagopirina en el cuerpo. Como resultado, la persona con esta sensibilidad puede notar alergias en la piel, que se vuelven rojizas y con picor, y hormigueo y pérdida de sensibilidad en la mano o el brazo;
  • Si necesitas reducir la ingesta de gluten, este alimento es una buena opción. Pero no olvides variar el uso de los alimentos que no contienen esta proteína para obtener una mayor diversidad de nutrientes.
  • Si tu objetivo es perder peso, puedes cambiar la harina de trigo convencional por harina de trigo sarraceno. Sólo ten cuidado con los excesos. Este alimento es rico en carbohidratos.

Cocina y recetas con trigo sarraceno

  • Primero, hidrata el trigo sarraceno. En algunas preparaciones, puedes ponerlo en remojo durante 30 minutos en agua caliente. Al moler la semilla para hacer la harina en casa, déjela en remojo durante la noche por unas 12 horas, desechando el agua de vez en cuando. Aplastar la harina aún húmeda. Luego, llévalo al fuego en una olla para que se seque. Sólo hay que tener cuidado de no almacenarlo demasiado tiempo, para evitar riesgos de contaminación y hongos. Si la harina se seca mucho, puedes guardarla en una olla bien cerrada y usarla en una semana. Un consejo es congelarlo aún húmedo, justo después de aplastar la semilla. De esta manera se puede utilizar en un período de unos dos meses. Después de descongelar, la harina debe ser secada;
  • Utiliza esta opción en las preparaciones de harina. El trigo sarraceno se puede utilizar en recetas que van desde panes y pasteles hasta crepes y panqueques. La sustitución de la harina de trigo normal se hace en la misma proporción; es decir, sólo se utiliza la misma medida de harina indicada en la receta;
  • Varíe y utilice semillas de trigo sarraceno hervidas para acompañar las legumbres, como las judías y las lentejas, en lugar de arroz;
  • Prepara el trigo sarraceno como cuando haces una ensalada de quinoa. Mezcla este ingrediente con col, zanahorias, tomates y garbanzos, por ejemplo;
  • Espolvorea el trigo sarraceno sobre el helado, el yogur e incluso sobre las ensaladas, dándole a estas preparaciones un toque crujiente;

¡Abusa de tu creatividad!