evaluaciones psicológicas

¿Qué tipos de evaluaciones psicológicas existen?

Actualmente los psicólogos seguimos imponiendo un poquito de “miedo”. Aún sigo escuchando frases del tipo “mirándome tan fijamente seguro que me estás psicoanalizando” o “a ver, léeme la mente”. Concepción totalmente errónea y desajustada de nuestra praxis científica y empírica.

Para llevar a cabo un tratamiento ajustado a las necesidades de cada persona necesitamos en un primer momento realizar valoraciones psicológicas.  Solo de esta manera podemos entender a cada individuo en su totalidad. Pero, ¿de qué se trata? ¿Cómo las realizamos?

¿Qué son las evaluaciones psicológicas?

Cuando enfermamos y vamos a consulta de nuestro médico de cabecera en la mayoría de las ocasiones lo primero que nos pide es un análisis de sangre. Para iniciar un tratamiento acorde a lo que nos ocurre primero debe analizar qué nos ha llevado a encontrarnos mal. Nos realiza una primera valoración que le ayuda a establecer un diagnóstico y una futura cura. Algo similar ocurre con las evaluaciones psicológicas.

Al realizar evaluaciones psicológicas se pretende determinar el estado de salud mental de una persona a través de la recogida y análisis de datos previos. Se obtienen a partir de un conjunto de procedimientos rigurosamente establecidos. El personal que lo lleva a cabo debe ser un psicólogo especializado o gabinete psicológico especializado en el área de actuación.

Dedicarse a la psicoterapia es posible, pero no tires tu dinero.

Aquí abajo puedes escribir el mail en el que quieres recibir la guía el diccionario de marketing para psicólogos.

Esta es una guía que he hecho yo mismo con humor y cariño, para que desde ahora, cuando te hablen en lo que para ti es arameo antiguo, entiendas de que va la historia.

Si no sabes por donde comenzar a trabajar tu estrategia de marketing digital, aquí encontrarás una resumen simplificado para comenzar a tomar decisiones que no sean a lo loco.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Cuando una persona llega a consulta es prácticamente imposible realizar un tratamiento sin apenas conocerle. Dentro de la intervención en Psicología se trata de uno de los aspectos más relevantes ya que si no se realiza una correcta evaluación será difícil realizar un posterior tratamiento de manera adecuada y correcta.

Por medio de las valoraciones psicológicas se determinan y describen los aspectos cognitivos, conductuales y emocionales de cada sujeto y se puede establecer un plan de tratamiento individualizado y personalizado.

¿Cómo hacer valoraciones psicológicas?

El ser humano debe entenderse en su conjunto, es decir, como el resultado de todos los factores individuales. Cada persona puede llegar a consulta por múltiples problemas o situaciones. Es por ello que es vital realizar una valoración psicológica previa para estimar por ejemplo cuadros depresivos, problemas de ansiedad o estrés, trastornos psicológicos, etc.

Llegados a este punto te puedes preguntar: “Vale, ¿hablo con el psicólogo un rato y a partir de ahí, saca sus conclusiones?No, en absoluto.

Para extraer unas conclusiones y establecer un plan de tratamiento es vital realizar una entrevista clínica donde se recoja información sobre diferentes áreas.  Al mismo tiempo se debe contar con una serie de tests objetivos y previamente validados. También son necesarias las observaciones y registros que el profesional lleva a cabo. O dicho de otro modo,  un buen “ojo clínico” que ayude a complementar la valoración psicológica.

Finalmente y tras los datos obtenidos se realiza un informe psicológico donde se refleja de manera objetiva el análisis y la confirmación de hipótesis establecidas a lo largo del proceso. Tras ello se suelen dar recomendaciones o pautas a seguir. Se trata de un documento científico que dispone de validez legal.

 

 

¿Qué se evalúa en una exploración psicológica?

Dependiendo del ámbito de actuación se administran unas pruebas psicológicas u otras. Sin embargo el objetivo de las mismas es similar con independencia de la población objetivo. Se busca identificar los síntomas o problemas, realizar un “diagnóstico” o un protocolo de actuación y conocer de manera más exhaustiva el funcionamiento y las capacidades de la persona.

Evaluaciones psicológicas para niños

Cuán importante resulta determinar el rendimiento de los niños desde pequeños. Las evaluaciones psicológicas desarrolladas en los niños tienen el objetivo de conocer sus capacidades lingüísticas, visoespaciales, visomotoras, mnésicas, habilidades académicas,…Al mismo tiempo se busca obtener información sobre los comportamientos y la capacidad de aprendizaje.

Si desde pequeños se tienen claras las necesidades y preferencias de los menores se podrán adaptar los materiales académicos al rango de edad y al ritmo individual de cada uno sin ningún tipo de desajuste.

Evaluaciones psicológicas en el ámbito laboral

O los tan temidos psicotécnicos. En muchas empresas, sobre todo en las que se cuenta con un equipo de relaciones humanas donde se realizan procesos de selección, se administras pruebas psicológicas específicas para encontrar al candidato perfecto a un puesto de trabajo. Se analizan los rasgos de personalidad de cada postulante y se verifica si cuenta con las características idóneas para el puesto a cubrir.

Pasado un tiempo tras la selección de personal se realizan evaluaciones psicológicas del desempeño. El objetivo es evaluar si el trabajo realizado se ajusta a las necesidades y expectativas de la empresa.

Evaluaciones psicológicas clínicas

Las dificultades que se ven en clínica son variadas: desde trastornos depresivos y ansiosos hasta trastornos de adaptación, problemas neurológicos, demencias,….  Más allá existe un compendio de déficits a nivel cognitivo, emocional o conductual que alteran el funcionamiento y el día a día de quien lo sufre.

Alteraciones en la atención, problemas de memoria, bajas capacidades de resolución de problemas,… para todo ello existen pruebas psicológicas específicas que ayudan a su resolución.

Cociente intelectual (CI)

Lo curioso que resulta siempre esta prueba psicológica para la mayoría de las personas. A gran parte de la población general le gusta interpretar los resultados como un “soy tonto o soy listo”. Y de nuevo… error. Este es un ejemplo de evaluación psicológica que mide las capacidades intelectuales (que no la inteligencia) desde los 3 años hasta población mayor.

Sirve como ayuda y orientación de cara a fortalecer los puntos fuertes de cada persona o trabajar los puntos débiles para mejorarlos.

Evaluaciones psicológicas relacionadas con la Inteligencia Emocional

Más allá de la inteligencia comentada en el apartado anterior existe la inteligencia emocional. Se trata de la capacidad que tenemos para comprender, interpretar y manejar las emociones. A través de pruebas psicológicas específicas se puede indagar en los aspectos que se necesitan potenciar, desarrollar o mejorar para ser mejores personas.