Deliciosas manzanas: cómo hacer una manzana asada

Las manzanas, tras las naranjas, son las frutas más consumidas en España. Puedes comprar manzanas en cualquier tienda de fruta y verdura a lo largo y ancho de nuestro país. Su popularidad no solo es fruto del excelente sabor de las diferentes variedades existentes, también lo es por su gran versatilidad en la cocina.

Las manzanas pueden consumirse crudas (peladas o sin pelar), en forma de zumo o de batido, en compota, ralladas en ensaladas, como guarnición en pescados y carnes, como ingrediente principal en tartas y pasteles e, incluso, en forma de tortilla. Pero si hay una receta que lleva años siendo un clásico culinario que encanta por igual a niños y mayores, esa es la de las manzanas asadas.

A los pequeños de la casa les entusiasma este postre al horno, mientras que a los mayores nos retrotrae a la infancia, cuando nuestras madres y abuelas nos sorprendían con este manjar los días más especiales del año.

El origen de las manzanas asadas

Como ocurre con la mayoría de recetas culinarias, el origen de las manzanas asadas se pierde en la noche de los tiempos. Aunque es imposible conocer la identidad del genio a quien se le ocurrió asar esta deliciosa fruta tan popular, sí es conocido el libro de cocina en la que apareció por primera vez una receta de manzanas asadas; se titulaba The Accomplisht Cook y fue publicado en el Londres de 1685. Sus ingredientes eran manzanas peladas y cuarteadas a las que se había quitado el endocarpio (el corazón de la fruta) que se horneaban con vino, azúcar, naranjas confitadas y limón.

Hubo que esperar hasta el año 1784 para que apareciera la receta en la que se han inspirado las elaboraciones actuales y que ya incluían manzanas enteras; su título era The Art of Cookery, made plain and easy, y fue publicado en 1784, también en la capital británica.

La popularidad de las manzanas asadas se extendió desde Inglaterra al resto del mundo, y bien puede decirse que es una de las mejores aportaciones de una gastronomía que, en general, no destaca por su brillantez.

Las mejores manzanas para asar

Pocas frutas presentan tal cantidad de variedades como la manzana. Se calcula que en todo el mundo existen más de 7500 tipos de manzanas. No todas son adecuadas, ni mucho menos, para asar. Hay que buscar variedades que tengan una buena firmeza, que no se conviertan en papilla ni exploten en el horno.

Entre las más recomendadas para elaborar este delicioso postre destacan las variedades Fuji, Gala y Reina de Reinetas, con las que se consiguen unas manzanas asadas muy jugosas y sabrosas.

Receta de manzanas asadas

Aunque cada maestrillo tiene su librillo, como dice el refrán, y cada cocinero o cocinera tiene sus propios trucos para sacarle el máximo partido a este delicioso postre, puede decirse que hay una receta canónica de las manzanas asadas a partir de la cual se pueden realizar diferentes variaciones.

La receta que te mostramos está pensada para 4 comensales, y es muy sencilla de elaborar.

Ingredientes de las manzanas asadas

Los ingredientes necesarios para preparar este postre son los siguientes:

  • Manzanas: 4 (a ser posible de las variedades Fuji, Reina de Reinetas o Gala).
  • Pasas sultanas sin semillas: 50 gramos.
  • Azúcar: 2 cucharadas (puedes sustituirlo por azúcar o leche condensada si es más de tu gusto).
  • Vino dulce: un chorrito (si te gusta con un sabor más fuerte puedes sustituirlo por coñac).
  • Almendras picadas: un pequeño puñado (puedes sustituirlas por nueces picadas).
  • Mantequilla.
  • Agua.

Elaboración de las manzanas asadas paso a paso

Estos son los pasos que debes seguir para que las manzanas asadas salgan a pedir de boca:

  1. Lavar las manzanas y quitar las pepitas del centro.
  2. Engrasar la bandeja de horno con mantequilla y colocar las manzanas sobre su superficie.
  3. Remojar las pasas sultanas con el vino dulce y el azúcar y rellenar con ellas el centro de las manzanas.
  4. Verter en la bandeja del horno medio vaso de agua y colocar media cucharadita de mantequilla sobre cada una de las 4 manzanas.
  5. Tras pinchar con un cuchillo cada una de las manzanas con el objetivo de que no exploten o revienten en el horno, hornear durante aproximadamente 40 minutos a una temperatura media de 180 °C (si las manzanas son muy grandes es posible que sea necesario prolongar el tiempo un poco más).
  6. Servir las manzanas bien rociadas con el líquido que quede en la bandeja. Si no han quedado lo suficientemente dulces se puede añadir más azúcar, miel o leche condensada. Adornar con las almendras o nueces picadas.

Distintas presentaciones de las manzanas asadas

Las manzanas asadas se pueden servir tal y como hemos indicado en el punto anterior, pero de ningún modo es la única presentación posible. Este maravilloso postre es muy versátil y admite numerosos acompañamientos que elevarán su sabor y su valor estético.

Por ejemplo, se puede añadir un toque ácido al dulzor de las manzanas asadas mezclando sus jugos con una crema de yogur natural.

También es muy popular mezclar los jugos con nata montada, con lo que se crea una especie de crema toffee que es una auténtica delicia (aunque también algo calórica, pero un capricho de vez en cuando es un lujo que hay que permitirse).

Una última idea es combinar los jugos con acompañamiento frío, como sorbetes y helados, una opción excelente para las estaciones cálidas. Entre los sabores que mejor combinan con las manzanas asadas destacan los de vainilla y los frutales, especialmente los cítricos, que aportan un increíble frescor al postre.

Beneficios de las manzanas asadas

Las manzanas asadas conservan las magníficas propiedades nutricionales propias de las manzanas, como las vitaminas A, B, C y E, y minerales como el potasio, el manganeso y el zinc, añadiendo además una ventaja para los estómagos delicados.

La acidez de las manzanas crudas puede resultar un tanto indigesta para personas con problemas estomacales, dificultando en ocasiones el tránsito intestinal. Este problema desaparece al consumir las manzanas asadas, lo que evita que su fermentación se efectúe en el estómago y se ralentice la digestión.

Pocos postres son tan sabrosos y entrañables como las manzanas asadas, uno de esos recuerdos que nos transportan a la infancia, y las tienes al alcance de un clic. Puedes comprar fruta y verdura online en nuestra tienda, entre ellas las mejores manzanas del mercado, perfectas para elaborar este delicioso manjar.

Si no sabes como conseguir pacientes a través de Internet, esta guía te dará claridad.

[sibwp_form id=2]