psicologo gestalt

Terapia Gestalt para el desarrollo y crecimiento personal

En los últimos años, especialmente desde el inicio de la pandemia por el virus covid-19, la salud mental ha cobrado especial relevancia. Nos hemos dado cuenta de que nuestra mente gobierna todo en la vida: las emociones, el trabajo, el conocimiento y aprendizaje, la autopercepción, las relaciones, las pérdidas y la gestión de problemas. De modo que acudir a terapia es un proceso que se ha normalizado y que incluso genera un valor agregado. 

También, gracias a las redes sociales y plataformas digitales, el acceso a este tipo de información se ha democratizado. Pensar en visitar al psicólogo ha dejado de ser un tabú para convertirse en un tema que estamos dispuestos a poner sobre la mesa sin temor alguno, porque priorizar la salud mental es tan esencial como cuidar el bienestar físico. Todos debemos empezar a cuidar nuestra mente para gozar de calidad de vida, entender nuestro valor y aprender a superar esas situaciones cotidianas que nos desequilibran; además de gestionar mejor las relaciones con los demás. 

Hoy te contamos cómo  cuidar de tu salud mental con la terapia Gestalt

Un hito en el campo de la psicología

El crecimiento y desarrollo personal parecen ser temas de dominio público y, con el auge de las redes sociales, hay muchas personas que proclaman tener la clave del éxito y ser expertos en el tema. Pero, dejando de lado las frases motivacionales y, hasta cierto punto, aquello que llaman «positivismo tóxico» —pues pretende que siempre veas las cosas con buena actitud—, lo cierto es que solo los expertos están cerca de entender realmente cómo superar etapas, aprender de los procesos que hacen parte de la vida, por muy dolorosos o difícil que resulten; y ayudarte a sacar lo mejor de ti para crecer cada día más.

La terapia Gestalt es un método de psicoterapia que busca que las personas comiencen a vivir en el presente. Con ella el paciente se libra de juicios morales e interpretaciones, comienza a ser una persona creativa que se permite sentir mayor satisfacción y autorrealización. La terapia Gestalt ayuda a ampliar la consciencia que tenemos de nosotros mismos y a potenciar el sentido de responsabilidad real que ejercemos y hacer buenas elecciones. 

Este tipo de terapia nació en la década de los años 40 ‘s con el libro «Ego, Hunger and Aggression: A Revision of Freud ‘s Theory and Method», escrito por Fritz Perls y Laura Perls. Insta a las personas a vivir el «aquí y el ahora» y promueve los procesos de aceptación, tanto de su persona como de su entorno, porque, con frecuencia, el deseo de que las cosas sean distintas provienen de fantasías, idealizaciones e intelectualizaciones alejadas de la experiencia inmediata, son deseos artificiales, meras utopías. 

¿En qué consiste la terapia Gestalt?

Una vez que hemos establecido una aproximación a los objetivos que persigue este tipo de psicoterapia, en el marco del crecimiento y desarrollo personal, te estarás preguntado cómo y cuándo se comienza aplicar la terapia Gestalt. 

Se inicia con un desajuste interno en el organismo para reconocer que es necesario ir hacia adentro, procesarlo e identificarlo. La terapia Gestalt nos ayuda a descubrir nuestras verdaderas prioridades y nos ayuda a conocernos más, a vivir más libres y de forma  centrada en un ámbito de la vida. Para ello, la  persona se verá enfrentada a cuatro planos de confrontación que son: la aceptación, la responsabilidad, el diálogo y la acción. 

  • Aceptación: Se valida y se centra en las emociones del presente. Evita que la persona guarde los sentimientos para después, lo que sabotearía su proceso de vivir el «aquí y el ahora». 
  • Responsabilidad: La persona se va a ver obligada a vivir sus emociones, validarlas y aprender a procesarlas. Tomará responsabilidad de sus sentimientos sin  adjudicar culpas a terceros y, en todo caso, aprender a perdonar y vivir con ello. Esto hará que el paciente tome las riendas, haciendo uso de las herramientas correctas.  
  • Diálogo: Una de las cosas que más nos afectan es el diálogo que tenemos con nosotros mismos y que se ve reflejado en nuestro mundo externo. El terapeuta va acompañar al paciente a reformular una nueva forma de conversar consigo mismo, una manera más constructiva y amable de tratarnos es indispensable para el crecimiento personal. 
  • Acción: Es la consecuencia directa de la aplicación de los tres pasos previos. La persona interioriza y aplica las herramientas más adecuadas para la gestión de sus emociones y la resolución de problemas que se presentan en la vida cotidiana. Empezará a ampliar la capacidad personal, la confianza, empoderamiento y honestidad consigo mismo y con los demás, gracias a su madurez emocional. 

Tres técnicas de Gestalt para el crecimiento personal

  • Resolver los asuntos pendientes. Con «asuntos pendientes» nos referimos a esos hechos del pasado que hemos estado guardando, como almacenar algo viejo bajo llave, pero que sabemos que nos ata o nos hace daño. En pocas palabras, son emociones que no se han gestionado, nudos en la garganta, dolores enterrados en lo profundo del corazón. 

La idea, según la terapia de Gestalt, es no evadirlos, sino enfrentarlos. Por ejemplo, se puede llevar a cabo una simulación de un enfrentamiento o un reencuentro o evocar a la persona que es el origen del malestar y decirle lo que pensamos. 

  • La silla vacía. Usar la imaginación para visualizar a una persona o una fuente de inquietud es la esencia de la teoría de Gestalt. Sabemos lo difícil que puede ser enfrentar un duelo o una pérdida, por ejemplo, ya sea por la partida física de una persona, una ruptura sentimental o la pérdida de algo que era tan nuestro que ha dejado un vacío inconmensurable. Lo bueno es que no estás solo y con esta técnica puedes trabajar en ello para resolver traumas.
  • Convertir las preguntas en afirmaciones. Finalmente, otra de las técnicas de Gestalt, quizá simple en apariencia, pero muy valiosa, es la de declarar las cosas que queremos que sucedan y movilizar los recursos para hacer que pasen. ¿Cómo hacerlo? Es muy simple: en vez de preguntarte por qué estás tan cansado hoy o por qué te sientes frustrado con tu trabajo, puedes decir: «Estoy cansado de mi empleo, voy a hacer lo posible para cambiar de puesto y el próximo mes será mucho mejor».

Trabaja e invierte en tu crecimiento personal para lograr tener una vida en paz y plena. Visitando el sitio web de Apraxia puedes conocer más de los beneficios de la terapia Gestalt. Además, puedes agendar fácilmente una cita virtual o presencial para empezar tu transformación con la terapia Gestalt. 

Si no sabes como conseguir pacientes a través de Internet, esta guía te dará claridad.

[sibwp_form id=2]