▷ ¿Es posible trabajar la autoestima realmente? ¿y cómo?
como trabajar la autoestima

¿Es posible trabajar la autoestima realmente? ¿y cómo?

La autoestima ese «dorado» que tanto perseguimos las personas y con la que a los psicólogos se nos llena la boca en muchas ocasiones hablando de ella.

¿Es posible realmente trabajar la autoestima? En este artículo vamos a descubrirlo.

Trabajar la autoestima no es lo mismo que aumentar la autoestima

Cuando llevas un tiempo trabajando en el ámbito de la psicoterapia individual, te das cuenta que hay una frase que se repite «Creo que tengo la autoestima baja».

El otro día en consulta, una de mis pacientes me dijo que creía que tenia la autoestima baja por algo que había sucedido: Un chico que había conocido por una red social de ligar (Tinder) le había hecho ghosting y ella lo había pasado fatal.

Se había sentido muy rechazada. A ojos de cualquiera, esto sería efectivamente un caso de baja autoestima. Sin embargo, cuando analizamos un poco más en profundidad sus pensamientos e impresiones sobre lo que había pasado, la cuestión es que no era capaz de comprender cómo no le podía haber gustado, y lo que estaba haciendo compulsivamente, era buscar razones para justificar que él hubiese desparecido.

Cuándo no somos capaces de aceptar la idea de no gustar a la otra persona; ¿Cómo es nuestra autoestima?

Yo diría que frágil, pero no baja. Al revés, de hecho, demasiado alta. Demasiado alta porque se encuentra idealizada: «Puedo y debo gustarle a todo el mundo».

El problema es que «si no le gusto a todo el mundo», soy lo peor. Una de las principales características de la autoestima frágil es el pensamiento dicotómico.

Cuidado con la autoayuda

No fue el caso, pero mi paciente podría haber decidido en vez de ir a terapia, ir a Amazon y comprar algún libro de autoayuda.

Quizás, alguno de estos le habría dicho que tiene que quererse más, quitarse los pensamientos negativos e incluso, invitarle a mirarse al espejo todos los días para decirse cosas bonitas.

Esto no habría hecho más que reforzar el problema, ya que refuerza la idea de que para poder sentirme bien conmigo mismo/a debo sólo tener cosas buenas.

Así que, cuidado con la autoayuda, que es indiscriminada y no conoce lo que realmente necesitas. Para que luego digan que los psicólogos sólo damos consejos.

test autoestima

¿Entonces no existen la baja autoestima?

No, no estoy queriendo decir eso. Si que hay personas que tienen un autodiálogo muy crítico y punitivo con ellos mismos, o que no son objetivos a la hora de valorar sus éxitos/fracasos.

Sabemos qué, las personas con núcleos de personalidad melancólicos tienden a colocar el fracaso dentro y el éxito fuera, mientras que las personalidades narcisistas justo al revés.

Esto se llama locus de control, y no debe estar ni fuera ni dentro en función de lo conseguido, si no que debe ser coherente.

Otro caso de baja autoestima, puede ser por ejemplo, el de una víctima de maltrato psicológico. Cualquier persona sometida a una trabajo de anulación por parte de otra, es susceptible de romperle la autoestima.

Cómo trabajar psicológicamente la autoestima

En el caso mencionado anteriormente la solución es clara: salir de esa relación. Sin embargo, esto no siempre es fácil. Como este es un tema extenso, lo dejaremos para otro artículo.

El caso es, ¿hay alguna manera de trabajar la autoestima?

Yo creo que sí, pero como te decía antes, una mejor autoestima es una autoestima más realista, mas acorde a nuestra propia vulnerabilidad y más autocompasiva.

Técnicas como el minfulness trabajan precisamente preceptos como estos y son fundamentales para la autoestima sin la necesidad de tener que echarnos piropos.

Aceptación

«Ni dioses ni demonios». Una buena autoestima viene del autoconocimiento de lo que somos y lo que no somos, es decir, la integración de nuestras virtudes y nuestras miserias.

Si yo soy un persona incapaz de aceptar la critica, cualquier atisbo de ella trataré de negarle y renunciar a ella. Acepar significa aceptar nuestra vulnerabilidad. Aquí va un video:

Esto sólo es el comienzo

Si te gusta la psicología, comprender mejor las relaciones personales y darle un poquito al coco, te animo a que te unas a la newsletter más sincera y personal. Recibirás en tu mail, aprendizajes que obtengo en mi día a día trabajando con otras personas. Prometo no ser muy pesado 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

Autocompasión

Las personas perfeccionistas, autoexigentes, son expertas en meterse caña. Esto no quiere decir que no se quieran, simplemente que se presionan mucho.

Puede que en el fondo el autoconcepto de si mismos no sea tan malo, sin embargo, el sufrimiento es grande. A mis pacientes siempre les digo una cosa: «tienes que hablarte a ti como le hablarias a tu hijo/a».

Si tu hijo/a suspende un examen, deberías de preguntarle que ha pasado, decirle que no se preocupe mas y que simplemente, la próxima vez intente mejorar (segundas oportunidades).

¿Por que esto no lo hacemos con nosotros mismos?

Higiene mental

Esta pauta es más práctica, pero muy efectiva. A menudo generamos cantidad de pensamientos tóxicos con los que estamos acostumbrados a convivir. Detectarnos, someterlos a juicio y reestructurarlos, es una forma de no tolerar vivir dándonos con el látigo.

¿Hay actividades para trabajar la autoestima?

Seguramente que hay muchas actividades que sirven para trabajar la autoestima, yo, personalmente, no las conozco ni trabajo de este modo.

Mi manera de entender la psicoterapia, es que mis pacientes fortalezcan el vinculo que tienen consigo mismo, su propia comunicación y que cooperen con lo que son en vez de luchar contra ello.

Hay algo que veo muy habitualmente en personas que tienen ánimo bajo o depresión, y es que se horrorizan de sí mismos por no estar pudiendo con la vida.

De hecho, los síntomas suelen comenzar a remitir cuando la persona siente que empieza a resolver y salir adelante. ¿Ha cambiado el escenario de la vida?

Seguramente no, pero si la propia satisfacción sobre como se están afrontando los problemas.

Lo que te quiero decir con esto, es que bajo mi punto de vista, la mejor actividad para trabajar la autoestima es hacernos cargo de nuestra vida.

Muchas veces nos quedamos en esa zona de confort asustados por lo que pueda venir, no decimos lo que pensamos por el miedo al conflicto o, simplemente, ante un problema, nos rendimos.

Cuando sentimos que estamos siendo fieles a nosotros mismos y que estamos haciendo las cosas según creemos y deseamos, nuestra autoestima sana.

Este es el mejor espejo en el que podemos mirarnos.