▷ Engordar sin motivo aparente: ¿Qué se nos escapa?
Engordar sin motivo aparente

Engordar sin motivo aparente: ¿hay una enfermedad?

No es habitual, pero existen casos muy concretos de personas que tienden a engordar sin motivos aparentes. En este artículo, voy a compartir contigo algunas de las posibilidades para que suceda esto.

“No paro de engordar sin motivo”

Personalmente, no me gusta mucho hablar de dietas, prefiero hablar sobre hábitos de alimentación saludables. Sin embargo, existen situaciones puntuales como la obesidad, donde es necesario comer de una determinada manera durante un tiempo.

Cuando acudimos a nutricionista-dietista y este/a nos pone una dieta, pueden pasar dos cosas si conseguimos cumplirla: que comencemos a notar cambios, o que no.

No todos los casos de las personas que engordan sin motivo aparente, necesariamente acuden a un profesional. Es posible que, simplemente, se hayan dado cuenta de qué sin introducir grandes cambios en su alimentación, están subiendo de peso.

No obstante, me gustaría detenerme un momento en este asunto, ya que es muy frustrante comenzar una dieta y sentir que no se consiguen los resultados o ver que incluso estamos engordando.

¿Engordar de repente?

A muchas personas les sucede o les ha sucedido, que comienzan a engordar de repente y no saben a qué se debe esto. En el aire revolotea la clásica idea de “te habrá cambiado el metabolismo”.

Sin embargo, aunque es cierto que nuestro metabolismo puede cambiar al crecer, si de repente estamos comenzando a engordar mucho sin haber hecho ningún cambio aparente en nuestras rutinas de alimentación, debemos tomar esto como un síntoma y acudir al médico.

Errores frecuentes con la dieta que nos hacen engordar sin motivo aparente

A veces esa falta de motivo aparente tiene que ver con errores que estamos cometiendo a la hora de hacer la dieta, sobre los cuales no hemos caído en la cuenta. Estos son lo más frecuentes:

1. Comer entre horas

Parece evidente, pero a veces no lo es tanto. Para no engordar, no basta con que sigamos las ingestas como vienen indicadas en nuestro planning. Si tenemos la costumbre de picar entre horas, y más si son alimentos poco recomendados, es difícil que podamos bajar de peso.

2. Consumo del alcohol y refrescos

Cuando pensamos en hacer dieta y cuidar la alimentación, solemos pensar en alimentos sólidos y obviamos la importancia de las ingestas líquidas. La mayoría de refrescos suman una cantidad de calorías bastante elevada.

Igual o peor ocurre con el alcohol. El alcohol engorda bastante, y es algo que solemos disociar de nuestra alimentación. ¿Sabes cuantas calorías tiene una cerveza?, para descubrirlo leer este artículo ¿El alcohol engorda tanto como dicen?.

Parece evidente, pero a veces no lo es tanto. Para no engordar, no basta con que sigamos las ingestas como vienen indicadas en nuestro planning. Si tenemos la costumbre de picar entre horas, y más si son alimentos poco recomendados, es difícil que podamos bajar de peso.

3. El engaño de la báscula

Sobre este punto no me voy a extender demasiado, pero si quieres profundizar en este asunto, que a mí me parece fundamental, te dejo este otro artículo escrito también por mí: La obsesión con el peso ideal: ajustando realidades.

El peso es un resultado engañoso. A veces ocurre que nos pesamos y no vemos bajar la cifra en la báscula, y esto no implica necesariamente que no estemos adelgazando. Incluso, podemos adelgazar y subir de peso.

Esto se debe a que hemos ganado masa muscular, y es algo norma si a la vez que la dieta, hemos comenzado a hacer ejercicio físico con carga.

4. Vida sedentaria

Es cierto que mediante la dieta podemos adelgazar sin hacer ejercicio físico, pero es más difícil. Los nutricionistas cuando hacemos dietas hipocalóricas, las solemos hacer pensando en cubrir como mínimo el metabolismo basal de cada persona. Si apenas nos movemos, entonces apenas estaremos quemando grasa.

Esto sólo es el comienzo

Si estas leyendo esto es posible que estés interesado/a en bajar de peso o simplemente en cuidar tu alimentación. Te propongo lo siguiente, únete a la newsletter y tendrás en tu correo los consejos y reflexiones de un psiconutricionista para que puedas lograr tus objetivos. Además, recibirás un regalito inicial 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Es posible también adelgazar sin motivo aparente?

Pues efectivamente, tan posible que es de repente engordemos como lo contrario. Si estamos comenzando a adelgazar sin motivo aparente debemos pensar que está sucediendo algo.

No debemos alarmarnos, estoy no tiene porque ser algo grave. Existen muchas posibles causas: el estrés, problemas de absorción alimentaria, hipertiroidismo, depresión, efectos secundarios de medicamentos como el Topiramato, étc.

Aprender a pesarse

Cómo te comentaba en el punto anterior, uno de los errores más habituales que encuentro en mis pacientes tiene que ver con no saber interpretar los datos cuando se pesan.

Bueno, mejor dicho, no es que no sepan, si no que el peso corporal es un mal indicador. Para tener resultados fiables y hacernos un seguimiento en condiciones tenemos que tener una báscula de bioimpedancia.

Pero si vas a mirar una por internet cuidado, hay muchas que dicen serlo, y lo único que hacen es darte estadísticas. Una báscula de bioimpedancia inevitablemente va a ser un poco más cara que una normal. Si no lo es, es que te están engañando.

Por si estas pensando tener una, te voy a dejar un enlace a la que para mí es la mejor en cuánto a relación calidad precio. Es bastante precisa y no es demasiado cara para lo que suelen valer. La que yo tengo en consulta costó más de 200 euros y no se lleva demasiado con esta:

antropometria nutricional
Ver producto en Amazon

¿Engordar comiendo poco?

Como podemos deducir del apartado anterior, algunos errores en la dieta conforman errores de concepto. Para serte sincero, en el caso de la mayoría de personas que sienten que tienden a engordar comiendo poco, me atrevería a decir que debemos mirar hacia razones orgánicas, más que a un incumplimiento de la dieta.

Pero también me he encontrado casos de personas que “comiendo poco”, no conseguían adelgazar o incluso podían subir un poco de peso, y el problema se alojaba en la alimentación.

Tenemos que darle una vuelta a qué significa comer poco, porque alomejor, para una persona cenar un plato abundante de ensalada de tomate (lechuga y tomate) es comer mucho, pero para otra prepararse un batido con 5 o 6 piezas de fruta es comer poco.

En estos casos, debemos vigilar nuestra percepción, ya que nuestra mente nos puede estar jugando una mala pasada. No se trata tanto del volumen de lo que comemos, si no de las calorías que ingerimos.

6 Alimentos quemadores de grasa

¿Crees que la mejor manera de bajar de peso es a base de autocontrol? ¿Comiendo lo menos posible?

Deja tu mail aquí abajo y te envío la guía Alimentos quemadores de grasa.

¡Ojo! esto no quiere decir que sean el remedio definitivo para nada. Solamente, quiero contarte como es posible #Adelgazarcomiendo

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Es posible engordar cuando dejas de fumar?

Esta es una pregunta que también suele hacerme a menudo los pacientes que están planteándose dejar de fumar. La razón por la que puedes engordar cuando dejas de fumar es por ansiedad. Es decir, a algunas personas les sucede que sustituyen el tabaco por comida, como manera de calmar los nervios.

En este sentido, podríamos que decir que sí, que es posible que engordemos cuando estamos dejando de fumar. Sin embargo, no es que el tabaco tenga alguna propiedad mágica que al retirarlo nos hace coger grasa corporal.

 

libros adelgazar

 

¿Qué hacer si notamos una subida de peso sin causa aparente?

Si notamos una subida de peso sin causa aparente lo primero que debemos intentar es no asustarnos, el cuerpo a veces hace este tipo de cosas. A continuación verás que hay muchas razones por las que el peso corporal puede variar.

De manera qué, subir de peso no tiene porque significar haber engordado. Si notas que esta subida de peso va en aumento y no consigues explicarte el porqué, ahora sí, es el momento de acudir al médico y exponer el problema.

Razones para engordar sin causa aparente

En otras ocasiones, comenzamos a engordar sin causa aparente, sin necesidad de que estemos involucrados en algún tratamiento nutricional. Mejor dicho, las razones no tienen tanto que ver con cómo comemos, sino con otras cuestiones:

La Retención de líquidos

Hay personas que por diferentes razones tienden a retener líquidos. Quién sabe que esto le sucede, no suele preocuparse. Sin embargo, como respuesta a una alergia, a un cambio hormonal o a un medicamento, es posible que de repente nos sintamos peor.

Esto afecta tanto al aspecto visual (vernos más hinchados), como al peso. Sin embargo, esto no implica haber engordado. La manera fidedigna de comprobar si realmente hemos engordado, es calcular nuestro índice de grasa corporal.

Efecto rebote de una dieta

Cuando hacemos una dieta muy restrictiva y obligamos a nuestro cuerpo a soltar mucha grasa de repente, suele ocurrir un efecto rebote.

Por esta razón, las dietas milagrosas o forzadas no son una buena idea. A la vuelta, cuando volvemos a comer con naturalidad, nuestro organismo decide conservar todo lo que llegue por si vuelve una nueva “era glacial”.

Medicamentos que engordan

Algunos medicamentos hacen que subamos de peso. Esta es una condición que puede escapársenos si no lo tenemos presente.

Los antihistamínicos por ejemplo, contribuyen a que retengamos más líquidos como comentaba anteriormente. Otros, como los hipertensivos, los anticonceptivos orales y los corticoides también suelen engordar.

Además, los medicamentos preescritos en salud mental también engordan, como es el caso de algunos antidepresivos y antipsicóticos.

¿Metabolismo lento?

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar sobre el metabolismo lento. No todas las personas tenemos el mismo tipo de metabolismo, aquellas personas de metabolismo lento, les cuesta más adelgazar. Esto no quiere decir que no sea posible, sino que habrá que encontrar la manera de activarlo.

También puede ocurrir que nuestro metabolismo cambie. Algunas personas que han sido siempre delgadas y de repente, comiendo de manera similar, están engordando rápidamente, esto puede deberse a un cambio en el metabolismo.

El estrés también influye

No a todas las personas les influye igual el estrés. Por un lado, el estrés hace que nos activemos, tanto a nivel cognitivo como motor, y qué, por tanto, consumamos más calorías.

Sin embargo, a algunas personas el estrés les afecta siendo más propensos a engordar rápido. Esto se debe a una razón evolutiva. Nuestro cerebro asocia el estado de alarma con la ausencia de comida, ya que para nuestros antepasados esto era así. De manera qué, se activa un modo de reserva y consumo energético mínimo, algo así como, lo que entendemos por modo ahorro cuando tenemos poca batería en el móvil.

La falta de sueño engorda

Si pensabas que durmiendo menos adelgazarías más, siento decirte que esto es justo al revés. Cuando no descansamos como es debido, nuestro sistema no funciona de forma óptima, y en ello se ve incluido nuestro metabolismo y otras funciones digestivas implicadas en el uso de las calorías.

¿Existe alguna “enfermedad de engordar sin comer”?

Llegar a descubrir por que engordamos sin motivo aparente tras leer este artículo, puede parecer complejo, pero es una cuestión de tener paciencia e ir descartando variables.

Otra posible razón de que estemos aumentando de peso, puede deberse a una enfermedad médica. Estas son algunas enfermedades que engordan:

  • Hipotiroidismo
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Artritis reumatoide
  • Celiaquía
  • Enfermedad de Hashimoto
  • Diabetes Mellitus
  • Apnea del sueño
  • Algunos tipos de cáncer
  • Enfermedad de la vesícula biliar

Para descartar su causa, será importante acudir a nuestro médico de cabecera y a especialistas como el endocrino o el digestivo.

¿Por qué engordan los corticoides?

Si te has leído el artículo con atención podrás comprobar que hay cantidad de matices en esto de engordar sin causa aparente, y que incluso el problema puede venir de nuestra mente, y que esta nos esté jugando una mala pasada.

Antes te decía que es posible engordar de repente si hemos comenzado a tomar algún tipo de medicación. Una de las medicaciones más temidas en este sentido, son los corticoides.

¿Es cierto que engordan los corticoides?

El corticoide es una hormona (la famosa hormona del estrés) que se produce de forma natural en nuestro cuerpo. Cuando por alguna razón nuestro cuerpo no puede producirla en la medida en la que la requerimos, es posible que se nos administre de forma externa.

Es cierto que uso prolongado de corticoides puede ser una serie de efectos secundarios adversos. Sin embargo, los corticoides no engordan, este es un mito. Lo que ocurre es que si que nos hinchan, ya que entre otras razones, aumenta mucho la retención de líquidos cuando los tomamos. Además, es posible que se produzca una redistribución de la grasa corporal.

Cómo puedes comprobar, no es lo mismo engordar que estar hinchado/a.

¿El pharmaton complex engorda?

He escuchado en más de una ocasión decir que el pharmaton complex engorda. Yo no soy un defensor ni un detractor de este producto, pero no engorda. Si has tenido una subida de peso sin motivo aparente, no se debe a esto.

El pharmaton complex es un suplemento de vitaminas y minerales que lleva ginseng. Se usa como complemento nutricional en aquellos momentos donde tenemos mucho estrés oxidativo o nos encontramos en una situación de carencia nutricional, problemas de absorción, étc.

Tampoco debe tomarse a la ligera, debe ser preescrito por un profesional sanitario.

¿Que debo hacer ante una subida de peso sin motivo?

En principio te diría que no te asustes, es normal que haya fluctuaciones en el peso. Sin embargo, si el problema persiste, te recomiendo que visites a un especialista.

No siempre las causas tienen que ser médicas, como hemos visto, puede haber muchas razones por las cuales una subida de peso sin motivo, en realidad, sí que lo tiene.

También deben contemplarse el escenario psicológico y las respuestas de ansiedad.

Espero que te haya gustado este artículo y hayas descubierto que tras ese “engordar sin motivo”, es posible que se estén dando cantidad de causas para subas de peso. Si tienes alguna duda respecto al artículo o necesitas orientación, puedes escribirme a [email protected].