adelgazar en una semana

Como adelgazar en una semana: ¿Es posible?

La relación con el cuerpo y la alimentación, es un quebradero de cabeza para muchas personas que ven como no consiguen mantenerse en el peso que les gustaría.

En ocasiones, aparecen las urgencias y nos ponemos como objetivo conseguir adelgazar en una semana de manera drástica.

¿Esto es posible? ¿es recomendable?

¡Vamos a descubrirlo!

Cómo adelgazar en una semana

Antes de nada, vamos a entender qué es adelgazar:

Las personas tenemos un gasto energético diario, que se compone de nuestro metabolismo basal y de la cantidad de movimiento, estrés, étc., al que estamos sometidos durante el día.

Son matemáticas vaya, para bajar de peso debe producirse un déficit de energía (gasto > consumo).

Te cuento esto porque, claro que es posible bajar de peso en una semana. Si final de la misma, los números no dan la razón, se habrá producido una quema de grasa. Esto es realmente adelgazar, no bajar de peso.

Sobre porqué el peso no es el mejor indicador para ver si estas adelgazando, te hablo en este artículo.

Recíbelo en tu mail

Aquí abajo puedes escribir el mail en el que quieres recibir la guía 15 Claves para bajar de peso de forma eficaz. De manera automática, te llegará un mensaje con el enlace de descarga, no tienes que hacer nada más.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Es posible perder 5,7 o 10 kilos en una semana?

El punto es, que cuando pensamos  en bajar en adelgazar en una semana, no pensamos simplemente en producir este déficit, si no en grandes logros:

Hay quién quiere perder 5 kilos.

Otros 7 kilos

Otros 10.

Y así, hasta el infinito.

El caso es que no hay respuesta definitiva acerca de si es posible perder 5, 7, 10 kilos o los que sean en una semana, ya que esto va a depender de muchas cosas.

Por ejemplo, una persona con obesidad, tendrá un metabolismo basal muy alto, por lo que perderá más rápido grasa comiendo igual, que otra persona que tenga un ligero sobre peso.

Por otro lado, hay muchos otros factores a tener en cuenta, como el ejercicio físico y el propio metabolismo de la persona (edad, sexo, biotipo…).

libros adelgazar

¿Cuánto se puede adelgazar en una semana?

El punto es el siguiente, si en una semana queremos bajar de peso drásticamente, vamos a necesitar hacer barbaridades. Es decir, llevar a cabo una gran restricción alimentaria.

Esto es algo que no recomiendo de ningún modo por dos razones:

El primero es el más obvio: es peligroso para la salud. Este tipo de regímenes alimentarios pueden ir acompañados de calambres, desmayos, problemas de sueño, cambios de ánimo, étc.

Por otro lado, estaremos adquiriendo un hábito/costumbre nada recomendable.

¿Es buena idea ponerse el objetivo de adelgazar mucho en una semana o dos?

Puedo entender que haya situaciones en la que las prisas por adelgazar nos apremien, por ejemplo si tenemos un evento importante a la vista como puede ser una boda u otro.

Si me permites un consejo, si te encuentras en esta situación, te recomendaría aceptar la situación y esperar a estar más tranquilo/tranquila para poder bajar de peso de manera saludable y coherente.

Tratar de adelgazar rápidamente y con prisas, casi nunca sale bien.

A mis pacientes suelo decirles que la mejor manera de adelgazar es de forma progresiva, y no es porque se me antoje a mí, es que los expertos coinciden en que la mejor maneara de perder peso es a razón de 1 kg cada 15 – 20 días.

Aunque como te decía antes, cada caso es un mundo.

7 Técnicas para superar el hambre emocional

¿El hambre te puede? ¿Seguro que es hambre?

¡Únete a la newsletter y recibirás de manera gratuita mi guía 7 Técnicas para superar el hambre emocional.

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Es posible bajar tanto de peso sin efecto rebote?

Otro de los problemas que conlleva hacer dietas muy restrictivas el efecto rebote. El efecto rebote es tanto fisiológico como psicológico. Me explico:

Tienes que entender, que para tu organismo, encontrarse de repente en una situación de déficit muy grande es sinónimo de peligro vital.

Nuestros antepasados no comían cuando querían, si no cuando podían. Por esta razón, el cuerpo aprendió a activar el “modo ahorro” cuando había una helada o similar que les impedía salir a cazar.

El modo ahorro consiste en disminuir las funciones corporales menos importantes. Por ejemplo, si nuestro corazón deja de latir, nos morimos. Por tanto, el sistema cardiovascular es esencial.

Sin embargo, sabemos que el metabolismo puede llegar a enlentecerse cuando no le damos los nutrientes que necesita. Entiéndelo como que la maquinaria trabaja con lo justo y las piezas comienzan a fallar.

El caso, para no enrollarme, es que la mejor manera de adelgazar es sin asustar al cuerpo y con paciencia.

Lo habitual de después de que se produzca una pérdida de peso muy acusada es que haya un efecto rebote. El organismo trata de recuperar su seguridad a través de la absorción de grasas.

Por otro lado, desde el punto de vista psicológico, lo que procede al control férreo, casi siempre es el descontrol.

Después de un esfuerzo estoico, es muy probable que recuperemos nuestros viejos hábitos, si no es que se ven aumentados estos en forma de atracones u otros problemas.

Los pros y los contras de seguir una dieta líquida

Por último quería hablarte de las dieta líquidas. Muchas personas optan por este formato de dieta para bajar de peso.

Aunque es cierto que algunos estudios han demostrado su eficacia para bajar de peso. Sin embargo, yo no te recomendaría seguir esta formato de alimentación.

El objetivo es desarrollar un hábito de alimentación que podamos sostener a largo plazo. Sinceramente, ¿crees que vas a poder estar toda la vida comiendo a base de líquidos?

Aunque tardemos un poco más, es preferible aprender a comer bien, y construir algo sólido (valga la redundancia) que dar palos de ciego y estar toda la vida saltando de dieta en dieta.