▷ Cómo combatir el cansancio mental y emocional (2021)
cansancio mental

Cómo combatir el cansancio mental y emocional

Durante los últimos meses hemos oído hablar con bastante asiduidad del término “fatiga pandémica”. Sin embargo, el cansancio mental es un síntoma que siempre ha existido. En este artículo vamos a conocerlo un poquito más y entender que podemos hacer con él.

¿Qué es el cansancio mental?

El cansancio mental es un síntoma psicológico que se relaciona tanto con la ansiedad como con problemas relacionados con el estado de ánimo como puede ser la depresión. Es habitual que se manifieste después de haber estado durante un tiempo prolongado expuestos a mucha presión o un exceso de actividad mental.

Cada persona lo vive de una manera, pero generalmente, los síntomas más habituales de cansancio mental son: falta de claridad mental, poca energía para pensar y tomar decisiones, bloqueo emocional y otros.

En los casos más severos puede aparecer también el embotamiento afectivo o emocional. Este síntoma suele aparecer como señal de rendimiento o agotamiento ante una situación o problema que sentimos que no podemos resolver o cambiar.

Diferencias entre el cansamiento mental y el físico

El cansancio mental y el cansancio físico son completamente distintos, aunque a veces se pueden confundir. En el primero, respecto al cuerpo, suele haber ´más desgana e incluso percepción de falta de fuerza para llevar a cabo determinados tipos de acciones.

En el cansamiento físico puro y duro, el cuerpo se percibe como pesado y cuesta moverse.

¿Y el sueño?

La hipersomnia es uno de los síntomas más recurrentes de las depresiones melancólicas, por esto, es bastante habitual que aparezca junto al cansancio mental, un exceso de sueño.

Ambos síntomas hablan de un sistema nervioso hipoactivado, ya que la depresión en el fondo es eso, un mecanismos para que dejemos de luchar y consumir energía en vano.

En otros casos puede ser justo al revés, cuando el agotamiento es más ansioso, es posible tener problemas para conciliar el sueño o sueño interrumpido, fruto de la hiperactivación y de estar constantemente dándole vueltas a las cosas.

test depresion

¿Puedo tomar algo para el cansancio mental y emocional?

Un error bastante habitual que llevan a cabo muchas personas cuando se sienten cansadas mentalmente es recurrir al consumo de vitaminas. Esto, a parte de ser inútil, puede ser peligroso para la salud, ya que un exceso de vitaminas y minerales puede ser tóxico para el cuerpo si este no capaz de metabolizarlo.

Antes de recurrir a este tipo de suplementación deberíamos acudir a un médico especialista y que con analítica en mano, nos informe si efectivamente estamos bajos de hierro o algún otro mineral o vitamina.

Si finalmente decidimos suplementarnos, debe ser expresamente de aquello que tenemos una carencia.

Por otro lado, algunos estudios han demostrado la eficacia del triptófano como potenciador de la producción de serotonina. Aunque hoy día sabemos que no es ningún remedio mágico, al tratarse de algo que podemos encontrar de manera en la alimentación, puede ser una opción interesante.

Esto sólo es el comienzo

Si te gusta la psicología, comprender mejor las relaciones personales y darle un poquito al coco, te animo a que te unas a la newsletter más sincera y personal. Recibirás en tu mail, aprendizajes que obtengo en mi día a día trabajando con otras personas. Prometo no ser muy pesado 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Qué es bueno hacer?

Lo primero sería aprender a parar y gestionar mejor nuestros pensamientos.

Si estamos agotados mentalmente, esto debemos interpretarlo como una señal de nuestro cuerpo de que hemos forzado demasiado la máquina. Lo primero debería ser despejar el camino y tratar de rebajar la presión en lo que sea que nos la estamos poniendo.

Una de las cosas que empeora el síntoma, precisamente, es tratar de acabar con él. No pasa porque durante un tiempo estemos un poco mas “espesos”, quizás sea algo que necesitamos antes de poder continuar.

Por el contrario, si no acompañamos el síntomas y estamos rumiando constantemente como nos encontramos y porque no conseguimos estar bien, lo más probable es que este empeore al generar más agotamiento.

Por otro lado, si lo que estamos con niveles de ansiedad y estrés muy altos, deberíamos eliminar una cantidad importante de los estímulos que recibimos.

Tratamiento del cansancio mental

El cansancio mental no tiene un tratamiento como tal ya que no existe un diagnóstico, como te decía antes, es un síntoma que habría que encuadrar dentro de un problema mas global como puede ser un trastorno de ansiedad o de depresión.

Sin embargo, esto no quiere que no tenga cura. Hablamos de una reacción de nuestro cuerpo que está expresando algo que nos sucede. El objetivo es entender como hemos llegado hasta ahí y que podemos hacer para poco a poco volver a recuperar quiénes somos.