Por que no adelgazo si hago dieta y ejercicio: 7 razones
porque no adelgazo

Por que no adelgazo si hago dieta y ejercicio: 7 posibles razones

Esta es una pregunta que se hacen a menudo las personas que pese a un esfuerzo titánico, no consiguen reducir su peso corporal.

En este artículo vamos a ver aquellas posibles razones que pueden estar haciendo que no consigas bajar de peso

Hago dieta y no adelgazo: ¿Dónde está el problema?

En consulta como nutricionista, en varias ocasiones he recibido a personas que tenían la percepción de que a pesar de estar haciendo bien la dieta, e incluso haciendo ejercicio físico, no conseguían bajar de peso.

La verdad es que estos casos son los menos, pero es muy frustrante cuando sientes que todo el esfuerzo que le pones a algo no se acaba viendo retribuido.

Las razones por las que puede ocurrir esto son muy variadas, y no solamente existen estas 7 que te voy a citar, sin embargo sí que son las que me encuentro con más frecuencia yo en consulta.

1. Posible enfermedad o problema orgánico

Realmente, nunca me he encontrado con el caso de una persona que la razón por la que no consiga bajar de peso sea un problema orgánico o enfermedad. Sin embargo, es una posibilidad.

Esto no quiere decir que tenga que ser un problema grave, pero sí lo suficientemente limitante como para que no consigamos adelgazar.

Los problemas más comunes en este sentido suelen ser los relacionados con el sistema endocrino, y en concreto, el hipotiroidismo.

Si vemos que por más que lo hacemos todo bien no hay cambios de ninguna manera, seria recomendable consultar a un médico para plantearle el caso y llevar a cabo las pruebas pertinentes.

2. Un metabolismo lento, muy lento

No todas las personas consiguen bajar de peso con la misma facilidad, de hecho, en muchos casos conseguirlo supone una auténtica proeza y dedicación. Las personas que cuentan con un biotipo del tipo endomorfo, a menudo les cuesta mantener un peso bajo de manera natural.

Esto se debe en parte, a un metabolismo lento que no favorece la quema de grasa. Esto no significa que no adelgacemos, si no que lo hacemos de manera tan lenta que pensamos que no estamos avanzando cuando en realidad sí.

Además, debemos tener en cuenta que con el paso de los años el metabolismo se realentiza aún mas. Si quieres saber como activar el metabolismo, te recomiendo seguir el enlace.

3. Medicación

Solemos pensar que para bajar de peso lo único que nos hace falta es la combinación dieta + ejercicio. Esto por lo general es así, sin embargo puede haber otras circunstancias colaterales que fastidien el proceso.

Es el caso de determinados tipos de medicamentos, como por ejemplo los antidepresivos. Si estamos tomando algún tipo de fármaco, sería conveniente que nos parásemos a revisar si puede ser esta la causa.

4. Si adelgazamos, pero interpretamos mal los datos

Estoy harto de decirlo, el peso no es un buen indicador. Me ha ocurrido en varias ocasiones, que un paciente que lo estaba haciendo muy bien y consiguiendo baja su índice de grasa corporal pensaba que no estaba logrando nada por pesarse en casa.

Si estamos haciendo ejercicio físico, es muy posible que estemos aumentando nuestra masa magra (músculo). El músculo pesa más que la grasa, por lo que aunque estemos adelgazando es posible que nuestro pesa se mantenga invariable o incluso que suba.

¿Cómo podemos solventar esto? tirando a la basura nuestra vieja báscula de baño y adquiriendo una báscula de bioimpedancia.

bascula bioimpedancia articulo

5. Hemos llegado a nuestro límite

En ocasiones nuestro objetivo no es realista. Recuerdo el caso de una chica que era muy deportista, hacía crosffit 5 días a la semana, y que además, comía muy bien.

Ella tenía un IMC más que saludable, sin embargo, quería estar más delgada. De manera natural su cuerpo no se lo estaba permitiendo y se encontraba frustrada porque no entendía que haciendo tanto ejercicio no consiguiese bajar de peso.

¿Podría bajar más de peso? Seguramente, pero para hacerlo tendría que comenzar a restringir y yo se lo desaconsejé completamente.

6. ¿Realmente lo estamos haciendo tan bien como pensamos?

En más de una ocasión me he encontrado el caso de una persona que pensaba que lo estaba haciendo muy bien y cuando nos paramos a estudiar un poco más al detalle su dieta, vemos que esto no es realmente sí.

Esta suele ser la razón más habitual. El caso que te contaba antes, aunque era cierto que controlaba mucho lo que comía, todos los días bebía entorno a un litro coca cola.

7. ¿Qué tipo de ejercicio físico estamos haciendo?

No todo el ejercicio físico es igual de efectivo a la hora de quemar grasa. Para adelgazar, es necesario que se produzca un déficit energético y es posible qué, si tenemos un metabolismo lento, aunque hagamos dieta si no lo activamos adecuadamente, no consigamos producir dicho déficit.

Sobre cual es el mejor tipo entrenamiento para quemar grasa te hablo en este otro artículo.

 

¿Piensas que alguna de estas razones pueden ser la causa por la que sientes que a pesar de estar haciendo dieta y ejercicio no consigues subir de peso?

Recuerda que esto no deja de ser un post informativo y que la mejor opción siempre va a ser consultar a un especialista.