películas de inteligencia emocional

Las mejores películas de inteligencia emocional en 2020

¿Eres de los que queda con los amigos y para echarse unas risas pone una película de comedia? ¿Cuándo has sufrido una ruptura o un desencuentro amoroso te has desahogado con una película romántica?

Quizás aún recuerdes aquella película que marcó un antes y un después en tu infancia. O sin ir más lejos puede que al leer estas líneas hayas recordado esa película que viste no hace tanto y de la que pudiste extraer una gran enseñanza. En este artículo vamos a profundizar en películas sobre inteligencia emocional.

¿Qué se aprende con películas sobre las emociones?

Las películas en general y las películas sobre las emociones en particular, se han convertido en un fenómeno cultural para la mayoría de nosotros. Es prácticamente imposible acabar de ver una buena película y no extraer algún aprendizaje. En nuestra mano está el contemplar una película y mantenernos indiferentes o por el contrario dejar que sus enseñanzas se instalen en nuestro corazón y en nuestra mente.

Películas de inteligencia emocional para jóvenes

Desde que somos pequeños estamos expuestos a películas de educación emocional. Qué beneficiosas han sido (y siguen siendo) las múltiples historias de Disney. Siempre quedarán en nuestra memoria las tardes de aparentes inocentes dibujos con los que meramente parecíamos entretenernos.

Qué ilusos éramos al pensar que el dolor de Bambi al perder a su madre, la fuerza de Mulan en un mundo de hombres o el amor que se profesan “la dama y el vagabundo” iba a quedar en el olvido. Estas películas sobre inteligencia emocional fomentan nuestra empatía al hacer que nos pongamos en el lugar de los personajes. Su dolor, sus penas y sus alegrías se convierten en nuestras durante 120 minutos. Algo se activa en nuestro cerebro cuando recordamos las míticas melodías de estas películas que han significado tanto para nosotros.

Parte de nuestros recuerdos y de nuestra personalidad actual se la debemos a estas películas de inteligencia emocional. Películas que de manera enmascarada nos permiten crearnos nuestra propia visión del mundo. Incluso fomentan la creatividad y la motivación e impulsan a nuestro desarrollo personal. ¿Quién no se afanó en ayudar a los demás tras ver la película de Robín Hood? Gracias a ellas aprendemos a comprender nuestros sentimientos y a tomar decisiones.

Ejemplos de inteligencia emocional en películas

Las películas sobre emociones son una ventana al mundo, una especie de “terapia” que nos hace sentir bien. Las vemos cuando estamos contentos y cuando nos sentimos tristes. Cuando nos queremos evadir de la realidad y cuando queremos sentirnos representados en un personaje. Durante un momento de soledad y reflexión o por puro entretenimiento. Cuando queremos emocionarnos, ya sea al sentir miedo, dolor, tristeza,.. Sea cual sea nuestro objetivo, será satisfecho.

De todas las películas se extrae una enseñanza. Además en la vida nunca dejamos atrás el autoconocimiento. Hay películas de educación emocional que nos hacen aprender algo incluso de nosotros mismos que no sabíamos. Ya lo afirmaba Ettore Scola (director de cine italiano) cuando decía que “el cine es un espejo pintado”. Cada persona afronta de una u otra forma las películas. Incluso nosotros mismos dependiendo de nuestro estado de ánimo la experimentaremos de distinta manera.

Películas de inteligencia emocional Daniel Goleman

Realmente no es una película, pero mucha gente lo busca de esta manera. Goleman es famosos por sus libros sobre inteligencia emocional.

Aunque no sea una película, podemos ver su conferencia y así de paso poner cara a uno de los máximos activistas de la IE. Aquí te dejo un video corto de una de sus charlas:

4 Títulos de películas de educación emocional

Las películas nos hacen soñar, nos remueven por dentro. ¿Por qué todo el mundo sueña con un amor de película si solo dura dos horas?

Federico Fellini (también director de cine y guionista italiano) refería lo siguiente: “Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador”.

Algunas de las mejores películas de educación e inteligencia emocional son las siguientes:

Del Revés (Inside Out)

Película de emociones en toda regla. Ellas mismas, desde el cerebro de una adolescente que acaba de mudarse de ciudad, son las protagonistas de la trama. Inside Out enseña a identificar, reconocer y expresar las emociones como señales “de alerta” que manda nuestro cuerpo. Se representa a la memoria como un almacén de recuerdos. Y se hace especial hincapié en que todas las emociones, incluso las negativas, son adaptativas y necesarias.

Coco

Nadie sale ileso de esta película. Se inspira en el Día de Muertos de las tradiciones mexicanas y muestra tantos aprendizajes que se ha convertido en un referente cultural. Entre sus enseñanzas se destaca el hablar de la muerte sin tabúes dando  importancia al recuerdo de los seres queridos. Celebra la vida y el amor de la familia por encima de todo. Invita a la reflexión de una manera creíble y humana.

Million Dollar Baby

Es sinónimo de entrega, superación y lucha. La incansable búsqueda del sueño de una boxeadora. Sabía lo que quería pero nada ni nadie se lo ponía fácil. Muestra el poder de la perseverancia, la motivación y el deseo. Refuerza la empatía al ponernos en el lugar de la protagonista y ver la vida desde sus ojos. Sin olvidar de la relación de amistad verdadera que se establece entre ella y su entrenador.

El niño del pijama de rayas

Bendita inocencia la de los niños. Esta película se desarrolla en la Alemania nazi. Cuenta la historia de dos niños que, criados con valores e ideologías totalmente opuestas, dejan todo a un lado para forjar una bonita amistad. Una amistad sin barreras. Enseña que el amor no entiende de clases sociales, razas o religiones.

En busca de la felicidad”, “Juno”, “Up”, “Un monstruo viene a verme”, “El pianista”,… la lista con las mejores películas de inteligencia emocional será tan larga como nosotros queramos.

Y a ti, ¿qué película te ha marcado?