▷ Cómo perdonar una infidelidad: ¿Se puede olvidar?
Perdonar una infidelidad

Cómo perdonar una infidelidad: ¿Se puede olvidar?

Cuando se produce un “engaño” dentro de una relación de pareja, lo habitual es que se abra un abismo dentro de ella. Pero… ¿se debe perdonar una infidelidad?

¿Perdonar una infidelidad?

Recuerdo el día en que recibí a mi primera pareja en terapia. No llegaron juntos. Yo estaba en el despacho, y me fijé en este detalle. A fuera, en la sala de espera, completo silencio.

Uno de los miembros de la pareja había sido infiel al otro, y acudían a terapia de pareja porque a pesar de que se querían, no estaban pudiendo dejar atrás lo que había sucedido. Ella me preguntaba, ¿cómo puedo perdonar una infideidad?

¿Perdonar es comprender?

La persona de la pareja que había sido engañada recuerdo que repetía constantemente, es que no lo entiendo, si él no es así…es como si de repente, no supiera con quién estoy.

Parecía qué, para ella, lo más doloroso no había sido tanto la infidelidad en sí misma, si no haber perdido el concepto que tenía sobre él. Ella verbalizaba, cito literal: Yo pensaba que no era esa clase de tíos que van por ahí follando.

Todo esto le impedía poder seguir adelante como si no hubiera pasado nada. No se sentía capaz de perdonar aunque en el fondo, ese fuese su deseo.

Esto sólo es el comienzo

guia dependencia emocional

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

El dilema de la pareja

Un poquito más abajo de hablaré de Esther Perel, te recomiendo ver el vídeo, creo que te va a encantar.

Esther es la autora del libro “El dilema de la pareja”. Este libro es, sencillamente, magnífico. Le da un enfoque a la infidelidad completamente diferente a lo que estamos acostumbrados. Bajo mi punto de vista, leer este libro es lo mejor que podemos hacer si no logramos entender por qué tras un tiempo largo de relación, nuestra pareja nos ha sido infiel.

¿Significa que se ha acabado el amor? ¿la infidelidad es fruto de los problemas de pareja? ¡Descúbrelo!

 

el dilema de la pareja

Ver producto en Amazon

 

Cómo perdonar una infidelidad y volver a confiar

Trataba de buscar constantemente razones para comprender que le había llevado a él a engañarle con otra. De alguna manera, mentalmente buscaba una razón que le permitiera recuperar la versión antigua de su pareja, y así poder recuperar la confianza tras la traición.

 Que nos pongan los cuernos es un trauma

Quizás afirmar qué, quién ha sufrido un engaño, ha sufrido un trauma, resulte algo antipopular. Pero espera, déjame que me explique.

Los psicólogos entendemos por trauma un suceso qué, por su fuerte impacto emocional o por repetición, genera un aprendizaje que condiciona nuestra forma de comportarnos y de sentir. Esta definición es algo simplista, pero creo que por el momento nos vale para continuar.

Por ejemplo: Cuando sufrimos un atraco.

Hasta el momento podíamos vivir con la sensación o creencia de hacerlo en un lugar seguro. Si hemos sufrido un atraco y este nos ha asustado mucho, puede que sea porque nos hemos dado cuenta que esto realmente no es así, y se ha activado nuestro sentimiento de vulnerabilidad.

Es posible qué. una persona en este caso comience a hacer conductas de aseguración del tipo: evitar algunos lugares, evitar ir sola por la calle, étc. El objetivo de todas estas acciones es tratar de recuperar la seguridad.

Seguramente, lo que necesitaríamos aprender si nos ocurre algo parecido, es que podemos vivir en un mundo donde existe la incertidumbre.

En el caso de la pareja que os he contado anteriormente, a ella le ocurría ¡esto mismo. Para recuperar la confianza, trataba de recuperar la versión antigua de su pareja. No podía asumir que él, era una persona quién podía desear querer estar con otras mujeres y además, hacerlo a escondidas.

¡Incluso sentía la infidelidad de él como una traición hacia sus hijos!

¿Cómo olvidar una infidelidad? ¿es posible?

Ella trataba de comprenderlo, la cuestión es que no podía hacerlo porque no había nada que comprender. La única opción posible era aceptar. Aceptarle, pese a las dudas.

Aceptarle o irse. Perdonar unos cuernos, supone reconocer que alguien que nos quiere también nos hace daño. Y esto, no es algo fácilmente asumible, ya que siempre nos han dicho qué, quien bien te quiere, te hará bien.

Desde que sucedió aquello, el trataba de recuperar su confianza y remediar lo que había sucedido. Ella, conseguía perdonarle durante unos días, pero al cabo de ellos, volvía a pensar en lo acontecido y volvía al bucle donde seguía tratando de encontrar argumentos sólidos.

Finalmente, pudieron continuar su relación. Ella puso unos límites y dijo qué, si volvía a pasar, se acabaría. Él, lo aceptó.

De manera qué la respuesta a cómo perdonar una infidelidad va a tener que ver con la aceptación. O no, pero no podemos cambiar lo que ha sucedido.

“Perdonar unos cuernos, supone reconocer que alguien que nos quiere también nos hace daño”

— Alejandro Vera

¿Por qué somos infieles?

Reproducir vídeo

Está es una pregunta que estoy seguro muchas personas se han hecho. Como mi paciente, tratamos de racionalizar y argumentar la conducta del engaño.

Existen un montón de creencias erróneas acerca de porqué somos infieles. Sin ir más lejos, hace unos días escuché a una persona diciendo: Yo creo que los hombres cuando ponemos los cuernos, es por el sexo, y las mujeres, porque buscan cariño.

Otra muy habitual es: Si engañas a tu pareja, es que algo no iba bien en la relación. Es un clásico pensar que infidelidad es la expresión de un problema dentro de la pareja. Sin embargo, esto no es estrictamente cierto.

Particularmente, me gusta mucho la visión de Esther Perel, de quién te había hablado antes.

Esta autora entiende la infidelidad como un intento de solución personal. Es decir, somos infieles porque estamos tratando de reconectar o recuperar una parte de nosotros mismos.

Buscamos en la relación con el otro, volver a conectar con una parte de nuestro yo. Y qué, por alguna razón, con nuestra pareja no podemos. Esto puede ocasionar problemas de pareja sí, pero la historia es con nosotros mismos.

¿Justificar la infidelidad?

No, tampoco estamos obligado al perdón.

Lo que justificamos es el deseo. No es inhumano tener la necesidad, motivación o deseo de querer estar con otra persona.

Puede que esto para algunas personas de corte moral exageradamente elevado, sea un agravio. Sin embargo, a nadie se le debería poder culpar por lo que anhela.

Pero sí, por lo que decide hacer con lo que siente. Lo que convierte la infidelidad en un agravio, es precisamente el engaño. Todos sabemos que confesar lo que queremos, cuando lo que queremos es estar con otra persona, no es fácil. Sin embargo, estoy seguro que para la mayoría de personas, saberlo puede ser algo mas fácil de digerir que ser engañados.

Quizás el problema de la infidelidad sea en realidad un problema de honestidad.

Quiero perdonar una infidelidad pero no puedo

Quizás te pase como a mi antigua paciente, sino es igual, algo parecido. En el fondo, ella quería también perdonar, pero no podía.

En estos casos lo que suele ocurrir es que hay una disociación entre lo que pensamos y lo que sentimos. Puede que a nivel racional podamos relativizar sobre la infidelidad, pero qué a nivel afectivo, seamos incapaces de asimilarlo.

Esto ocurre porque en el fondo tenemos unas creencias sobre el engaño que hacen imposible el poder continuar. Incluso algunas personas se responsabilizan de ello pensando, será que no le doy lo suficiente y lo ha tenido que salir a buscar fuera.

Deberíamos pararnos a observar esas creencias, si yo creo qué en el fondo cuando alguien engaña es porque no está realmente enamorado/a, ¿cómo voy a poder seguir?

Esto sólo es el comienzo

Si te gusta la psicología, comprender mejor las relaciones personales y darle un poquito al coco, te animo a que te unas a la newsletter más sincera y personal. Recibirás en tu mail, aprendizajes que obtengo en mi día a día trabajando con otras personas. Prometo no ser muy pesado 🙂

Mediante la subscripción al boletín declaro haber leído y aceptado la política de privacidad.

¿Cuándo se debe perdonar una infidelidad?

La manera en que lo expreso puede hacer pensar que hay que perdonar una infidelidad. Y ni sí, ni no. Hay que poder decidir libres.

A menudo, algún paciente en consulta me ha preguntado. ¿Tú perdonarías una infidelidad?

No existe un decálogo sobre si se debe perdonar una infidelidad o no. Tratar de llevar esta cuestión a una respuesta definitiva, es parte de la naturaleza humana en la que tendemos a reducir problemas complejos en soluciones sencillas y universales.

Quiero avisarte que por mucho que busques en internet, al final, esta es una decisión personal tuya donde entran en juego tus valores y sentimientos, nadie podrá darte una respuesta universal sobre esto.

Después de una infidelidad, ¿cuándo seguir y cuando no?

Estoy seguro que muchas personas buscan, ¿qué dice la psicología sobre perdonar una infidelidad? Si algún psicólogo u otro, te da una visión definitiva sobre esto, sepárate de ella. La psicología no te ofrece un manual sobre cómo hay que vivir, simplemente, nos ayuda a entender nuestros procesos mentales y emocionales para reajustarnos y no sufrir.

El problema de la infidelidad es que atañe a la confianza. Tanto en el otro, como en nosotros mismos. La cuestión es: ¿sabiendo lo que sé, quiero continuar?

Superar una infidelidad: Conclusiones finales

Tal y como yo lo entiendo, el objetivo es poder hacer una lectura no distorsionada de lo que ha sucedido, para después revisar que queremos. No se trata de perdonar para seguir, sino de reevaluar si la nueva situación impide o no continuar con lo que quiero para mí.

En el polo opuesto, he encontrado personas que se sentían incapaces de abandonar a su pareja y lo perdonaban todo. Bueno, perdonaban, o simplemente aguantaban el chaparrón.

En estos casos, lo importante es salir del secuestro emocional en el que se suele creer que no se va a ser capaz de superar la infidelidad y pasar página.