¿Puede la meditación reducir los efectos de la migraña?
migraña y meditacion

¿Puede la meditación reducir los efectos de la migraña?

La meditación mindfulness es en realidad una práctica ancestral que está ganando cada vez más adeptos en la población occidental. Un estudio americano ha añadido un nuevo activo a la lista de sus beneficios, ya que podría reducir los efectos de una de las manifestaciones más comunes del estrés: la migraña.

Vaciar tu mente, dejarte llevar, conocerte mejor… Estos son alguno de los efectos positivos inducidos por la meditación. Sin embargo, no parecen ser los únicos: el Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH), una agencia de salud pública de EE.UU., ha identificado en un estudio de revisión el efecto positivo que puede tener la meditación sobre la migraña.

En la actualidad, sabemos que el mindfulness es eficaz para reducir la presión sanguínea, los síntomas de intestino irritable o los brotes de colitis ulcerosa. La meditación también ha demostrado ser eficaz para tratar la ansiedad, la depresión, el insomnio y el estrés en general, los cuales, son unos de los detonantes más comunes de los brotes migrañosos.

Los resultados de su estudio acaban de ser publicados en la revista JAMA Internal Medicine.

Alternativa a los opiáceos

Los investigadores de Wake Forest Baptist Health formaron dos grupos con 89 adultos (82 mujeres y 7 hombres), todos con antecedentes de migraña (de 4 a 20 días de migraña por mes). El primer grupo participó en sesiones de información sobre la migraña donde se respondían a preguntas como las siguientes: ¿De qué se trata? ¿Cuáles son sus desencadenantes? ¿Cómo puede ser tratado, etc.?

El segundo grupo se benefició de un programa estandarizado de meditación y yoga. También se animó a sus participantes a practicar 30 minutos de meditación cada día en casa, utilizando archivos de audio. Cada uno de los dos programas tuvo un efecto beneficioso reduciendo el número de días que las personas pasaban sufriendo migraña: en ambos casos.

La diferencia fue mucho más pronunciada cuando se observan los indicadores que miden la calidad de vida del paciente: dolor, estado de ánimo y  bienestar emocional. Las puntuaciones del grupo de meditación sugirieron una mejora significativa en estas áreas, que aún se puede apreciar transcurridos 8 meses desde la intervención.

Para los autores del estudio, esto es una prueba de que existen alternativas a los analgésicos que contienen opiáceos, cuyo uso excesivo está causando estragos en los Estados Unidos (y también es un problema en España). Sin embargo, los autores también reconocen que se necesita un estudio mayor para poder confirmar estos resultados.

Fuente: eurekalert.org