disfunción erectil

La disfunción eréctil en el hombre: síntomas y soluciones

La disfunción eréctil es un problema que afecta a muchos hombre, aunque sea algo de lo que no solemos hablar. Causa gran sufrimiento y suele ser motivo de vergüenza. En este artículo podrás entender sus causas y algunos consejos para mejorar.

¿Problemas de erección?

Empecemos por unas sencillas preguntas… ¿Crees que ahora podrías correr tan rápido como cuando tenías 18 años?…  Cada vez que practicas paddle o juegas un partido de fútbol… ¿tienes la misma potencia o energía para hacer un buen saque o un gol para tu equipo?. Muy probablemente las respuestas a estos interrogantes sean un no casi rotundo.

Y aunque no lo creas, con las funciones orgánicas del cuerpo también pasa lo mismo. No siempre están a su 100%. Las circunstancias de la vida van variando y con ello también cambia  nuestra forma de responder a los distintos estímulos. Pero hacerse mayor o no estar siempre al 100% no tiene porqué ser un problema, porque hay muchas maneras de permanecer en el juego y disfrutarlo. Eso es igual de cierto tanto en el sexo como en los deportes.

Hoy en mi blog tenemos la ocasión contar con la colaboración del Equipo clínico de Instituto Barcelona de Sexología para hablarnos de la Disfunción eréctil.

CAUSAS DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La disfunción eréctil (DE, sigla por la cual se conoce este trastorno sexual) es la imposibilidad de alcanzar o mantener la erección a lo largo de la relación sexual, impidiendo las relaciones sexuales con penetración. Se trata de una de las disfunciones sexuales más comunes y puede ocurrir por muchas razones. En algunos casos, puede ser incluso por el efecto secundario de un determinado medicamento. También puede aparecer como resultado de enfermedades vasculares, enfermedades neurológicas, diabetes, ciertos tratamientos o cirugías relacionadas con la próstata.

Pero en la mayoría de los casos (casi un 75% de los hombres que acuden a consulta), la causa no radica en cuestiones orgánicas o relacionadas con fármacos o enfermedades. Y es cuando se necesita la guía de un  especialista para superar el problema y que no termine afectando a otras áreas de la vida (la pareja, la confianza en uno mismo, etc.).

ALGUNOS CONSEJOS PARA MEJORAR LA ERECCIÓN

Para todos aquellos hombres que sufren disfunción eréctil tenemos algunas recomendaciones que serán útiles, tanto para disfrutar de una vida sexual plena como para conservar un buen estado de la salud en general.

1. En vez de ascensores, utiliza las escaleras… Y camina más.

Según un estudio de Harvard, sólo 30 minutos de caminata al día tiene relación directa con una disminución del 41% en el riesgo de padecer disfunción eréctil. Además, el ejercicio moderado puede ayudar a restaurar el rendimiento sexual en hombres de mediana edad con obesidad y  con disfunción eréctil. Por lo tanto, caminar más es una alternativa natural a cualquier fármaco que no sólo tendrá incidencia en la vida sexual, sino también en el estado de ánimo, la autoestima y el bienestar

2. Presta atención a tu salud vascular.

La presión arterial alta, el azúcar en sangre, el colesterol y los triglicéridos altos pueden dañar las arterias: en el corazón (causando un ataque cardíaco), en el cerebro (causando un derrame cerebral) y en el pene (causando disfunción eréctil). Así que nuestra recomendación es que te hagas una analítica de forma periódica, no dejes pasar años para ello, ni esperes a tener un problema serio para hacerte un control con tu médico.

Ten en cuenta que la obesidad aumenta los riesgos de enfermedades vasculares y diabetes, dos grandes promotores de la disfunción eréctil. Y el exceso de grasa interfiere con varias hormonas que también podrían  ser parte del problema.

Desafortunadamente, cuando un hombre acude a consulta es porque la disfunción eréctil se ha convertido en un problema mayor y ha empezado a afectar a su relación de pareja, a su autoestima, a su estado anímico u otras áreas de su vida.  Y llegados a este punto, es necesaria la intervención de un experto para seguir un tratamiento basado en técnicas específicas de la terapia sexual. En la población joven, en la mayoría de los casos, las disfunciones se solucionan con ese tipo de terapia.