¿Cómo motivar a los trabajadores de una gran empresa?
motivacion empresa

¿Cómo motivar a los trabajadores de una gran empresa?

Mantener motivados a los trabajadores es muy importante para que el funcionamiento de la empresa sea óptimo. Un trabajador desmotivado difícilmente rinde al 100% y puede llegar a contagiar ese estado de ánimo a otros compañeros.

Así que aquí te damos una serie de ideas para conseguir que los trabajadores de tu empresa estén enchufados y puedan rendir como la compañía requiere.

Regalos de empresa

Las personas amamos sentirnos queridas y valoradas por los demás. Cuesta muy poco hacer ver a los trabajadores que su labor es positiva y necesaria para el equipo. Eso aporta una mayor motivación y genera un mejor rendimiento de los empleados, que encuentran una recompensa que va más allá de su propio sueldo.

Una buena manera de hacer que los miembros de la compañía se sientan valorados es obsequiándoles con regalos de empresa, que indican que la organización se preocupa por sus trabajadores y que le importan. Firmas como Maxilia España tienen un amplio catálogo de regalos de empresa que son perfectos para fidelizar y motivar a los empleados: bolsas de tela, mecheros, bolígrafos, bidones…

Además, los regalos de empresa activan el sentimiento de reciprocidad: cuando recibes algo por parte de alguien, sientes la necesidad de hacer lo mismo por esa persona. Aun así, es fundamental que los regalos de empresa sean detalles desinteresados, de lo contrario la percepción será diferente.

Hacer sentir a los trabajadores parte de la empresa

Generar un sentimiento de permanencia de grupo es básico para mantener al equipo motivado y contento. Se trata de que la empresa tome medidas e implemente acciones que permitan que los trabajadores se identifiquen con la empresa. En este sentido, no se trata de que los empleados sientan que trabajan para una empresa X, de igual modo que podrían hacerlo para cualquier otra, sino que es importante que sientan que su labor y lo que hacen es de vital importancia para que la compañía pueda alcanzar sus objetivos. Una empresa con empleados que crean en la idea, que se sientan parte de ella y que estén dispuestos a defenderla con pasión. Involucra a tus empleados.

Buen ambiente de trabajo

El lugar en el que el trabajador realiza su actividad profesional, sumado a la relación que mantiene con el resto de compañeros y con los jefes es otro elemento que va a determinar el grado de satisfacción de un trabajador y va a dificultar que surjan casos de estrés laboral. Si el ambiente de trabajo es bueno, el lugar es agradable y entre los compañeros y superiores reinan la cordialidad y el compañerismo, es muy probable que el trabajador perciba su empleo como algo más que un medio de vida.

Es necesario conseguir crear una atmósfera proactiva, para que los empleados perciban su trabajo de forma positiva y que desempeñen sus funciones creyendo en el proyecto.

Buenas condiciones de trabajo

Por último, los trabajadores tienen una prioridad absoluta para encontrar la motivación y no es otra que tener unas condiciones de trabajo buenas, lo que incluye un buen salario —cuanto más alto, mejor—, un generoso periodo de vacaciones para poder desconectar, y unos horarios que se ajusten a aquello que consideran normal y que, sobre todo, se cumplan, de manera que el trabajador pueda marcharse a casa cuando llegue su hora de salida sin que los jefes y el resto de compañeros lo miren con desaprobación. Si las condiciones del empleo son justas, habrá muchas más posibilidades de que el trabajador se encuentre a gusto en la empresa.